Las 10 conclusiones que dejan las Nitto ATP Finals 2018

Desgranamos en profundidad lo ocurrido en el O2 Arena la pasada semana y cómo puede marcar el devenir del tenis mundial próximamente.

Conclusiones de las Nitto ATP Finals 2018. Foto: zimbio
Conclusiones de las Nitto ATP Finals 2018. Foto: zimbio

La élite del tenis masculino mundial puso fin a un año trepidamente con una semana repleta de alicientes. El imponente O2 Arena de Londres ha albergado ocho días de emociones, alegrías, decepciones y, en definitiva, buen tenis, que se erigen en un colofón perfecto para la temporada. Alexander Zverev sale tremendamente reforzado tras un triunfo que puede catapultarle en su meteórica carrera hacia la gloria, mientras que Novak Djokovic y Roger Federer no acaban el año como hubieran soñado. Queda algo más de un mes sin actividad tenística, etapa ideal para repasar lo visto y analizar en profundidad. Nada mejor que comenzar extrayendo conclusiones de estas Nitto ATP Finals 2018, tan apasionantes como sorprendentes.

1. Zverev, el villano perfecto para una historia de película.

Un joven atrevido y descarado que busca romper con el orden establecido en el tenis mundial y no duda en hacer polémicas declaraciones, se erige en el verdugo ideal para un grueso del público. Zverev sintió cómo todo el público se volcaba con sus rivales, especialmente en semifinales contra Federer, pero supo aislarse y tener la valentía de parar un punto decisivo en el tiebreak aun a riesgo de verse imbuido en una espiral de hosquedad. Ejecuta su papel con maestría y será una figura vital en el desarrollo del tenis en los próximos años. El alemán quiere afincarse en la élite y está dispuesto a hacerlo con rudeza.

2. Djokovic, un imperio amenazado.

Daba la sensación de que el serbio volvería a ser ese jugador invencible que sofoca cualquier esperanza de sus rivales. Sin embargo, esta derrota contra Zverev supone un halo de esperanza para todos los aspirantes del circuito ATP a derrocarle. Comenzará 2019 con la percepción de que por muy fuerte que esté, Novak puede ser ganable, como lo hizo Tsitsipas en Cincinnati, Anderson en la Laver Cup (aunque fuera una exhibición) o Zverev en el evento londinense.

Embed from Getty Images

3. La irregularidad acompaña a Federer hasta el final de año.

Terminó la temporada el suizo tal y como se ha desarrollado en su mayor parte. Partidos muy malos, como contra Nishikori, otros brillantes y dudas en encuentros igualados en los que transmite sensación de cierta inseguridad con su servicio y en peloteos largos. A pesar de todo ello, a sus 37 años ha acabado como número 3 del mundo y con un Grand Slam en su haber, lo que demuestra que, si hace cambios en su calendario y sigue trabajando, el maestro puede volver a elevar su nivel en 2019.

4. El relevo generacional es posible.

Muchos pensaban que Federer, Nadal y Djokovic se retirarían en la cumbre, o que tan solo la avanzada edad les haría ceder soberanía. Si bien es cierto que han copado el top-3, algo que ya hiciera hace diez años, la irrupción de Zverev y el desarrollo notable de otros jóvenes hace pensar que es posible su desplazamiento de la zona noble del ranking antes de que el físico les abandone del todo.

5. Detalles que pueden cambiarlo todo.

¿Qué hubiera pasado si...? El tenis es un fiel reflejo de la vida, donde cualquier nimio detalle es capaz de alterar de manera radical el curso esperado de las cosas. Nunca se sabrá si, en caso de que ese recogepelotas hubiera agarrado bien la pelota que sostenía, Roger hubiera ganado la segunda manga. Así es el tenis, en un segundo todo puede cambiar sin verlo venir, y la habilidad de los jugadores es saber adaptarse a esos cambios. Zverev fue valiente y jugó de manera impecable el resto del tiebreak, afrontando un largo peloteo con 4-4, por cierto.

6. Nishikori e Isner acusan la larga temporada.

Su rendimiento ha dejado mucho que desear en el O2 Arena. El japonés prometía emociones fuertes con su victoria inicial ante Federer, pero se desinfló de manera abrupta y terminó jugando sin convicción. Por su parte, el bueno de John pareció lejos de la dinámica competitiva debido a su reciente paternidad y el fallecimiento de un íntimo amigo suyo. Habrá que ver si son capaces de descansar bien y dar un paso más en 2019.

7. Thiem sigue sin encontrarse lejos de "su tierra".

No hay manera de que Dominic se desprenda del apelativo de "especialista en tierra batida". El austríaco baja notablemente sus prestaciones cuando se abandona esta superficie, y aunque ha intentado amoldar su tenis a las condiciones indoor de pista rápida, ha quedado claro que no se siente en su hábitat y que su tenis pierde efectividad.

8. Cilic no logra dar un salto de calidad.

El US Open 2014 hizo ver a todos que Marin puede alcanzar un nivel de tenis estratosférico difícilmente parable por todos, pero también que le cuesta horrores alcanzarlo. No se ha vuelto a ver ese Cilic, y todo indica que ya se puede considerar ese torneo como un hecho aislado. No da la sensación de poder ser una amenaza real al BigFour.

Embed from Getty Images

9. El show como elemento clave.

Juegos de luces impresionantes, presentaciones como si de estrellas de cine se trataran, música espectacular, mediciones de sonido para alentar al público... Son solo algunos de los ingredientes que han sazonado una inolvidable semana en Londres, donde se demuestra que el tenis ha de buscar ser un show antes, durante y después de los partidos, abandonando cualquier posición purista y buscando el acercamiento a todo tipo de públicos.

10. En el tenis no hay cabida para forofismos.

Zverev fue abucheado por unos pocos, pero al instante de percibirse esos abucheos la inmensa mayoría del O2 Arena reaccionó con aplausos y reproches a los insubordinados. Federer quitó hierro al asunto, no puso excusas, y la camaradería se impuso durante toda la semana. Los jugadores mantienen una rivalidad sana en la que no hay cabida para filias ni fobias, el maniqueísmo no debe existir y se puede ser muy de Federer y muy de Djokovic, muy de Zverev y muy de Nadal, sin distinciones. Animemos cada uno a nuestro jugador, pero pongámonos a la altura de este deporte y los que lo practican, tanto en la victoria como en la derrota.

Embed from Getty Images

La vida sigue y la desenfrenada pasión por el tenis que sentimos tendrá que asistir a un proceso de hibernación durante poco más de un mes. El mundo de la raqueta se tomará un ligero respiro después de la disputa de la final de Copa Davis 2018, colofón definitivo a una temporada de la que se pueden extraer multitud de consecuencias. En cuanto a lo visto en las Nitto ATP Finals 2018, ¿cuál destacarías de las que hemos citado? ¿Añadirías alguna?

LA APUESTA del día

Comentarios recientes