Víctor Estrella-Burgos y la triple corona, un reto de altura

Víctor Estrella-Burgos regresa al torneo de Quito donde alcanzó su mayor hazaña como profesional, con la intención de reeditar gesta.

Víctor Estrella-Burgos
Víctor Estrella-Burgos

Hay lugares que hacen sentir algo especial, que generan unas sensaciones únicas y dan lugar a situaciones poco habituales. Víctor Estrella-Burgos tiene en Quito su particular paraíso. El veterano jugador dominicano irrumpió en la élite en 2014 y confirmó sus buenas sensaciones con el título en el ATP 250 Ecuador Open 2015. Transitó sin pena ni gloria por el circuito pero regresó a la capital ecuatoriana como si de un oasis en medio del desierto se tratara, y volvió a cosechar el título. Situado ahora en el puesto 156 y con la sombra de la retirada planeando sobre él, Víctor busca el más difícil todavía con la triple corona.

Estrella-Burgos está lejos de su mejor nivel pero no pierde ni un ápice de su amor por el tenis. Sus lágrimas despidiéndose del Open de Australia 2017 tras un duro y largo partido frente a Bernard Tomic, ponen de manifiesto la ambición de un hombre que es consciente de que no le queda mucho tiempo en el circuito y quiere aprovecharlo al máximo. Su eclosión se produjo ya pasada la treintena y supuso un premio al trabajo y esfuerzo de un hombre aguerrido como el que más.

Por primera vez en su carrera, el dominicano no parte como cabeza de serie en el Ecuador Open, lo que unido a su mal momento de forma hacen muy complicado que pueda revalidar título. Pero el juego de Estrella-Burgos en Quito se transforma. "Su golpe cortado de revés no es fácil de responder en altura y siente el apoyo de un público que le quiere", señala Renzo Olivo, quien sufrió la inspiración del de Santiago tanto en 2015 como en 2016.

El torneo de Quito se disputa a 2.850 metros de altitud sobre el nivel del mar, desafiando las leyes de la gravedad y teniendo que emplear bolas con menos presión para que se pueda jugar con cierta normalidad. Estrella-Burgos es un auténtico especialista en estas lides ya que sus éxitos en torneos disputados a mucha altitud no se reducen al Ecuador Open. Ostenta cinco títulos en eventos ATP Challenger y cuatro de ellos han sido en lugares de mucha altitud: Medellín, Quito, Bogotá y Morelos.

Víctor Estrella-Burgos

"Mi estrategia en altura es apretar con mi derecha, sacar duro y variar alturas y velocidades con el revés cortado", señala un Estrella-Burgos en un reportaje para la ATP en el que destaca la importancia de estar bien preparado físicamente. "Es clave invertirse de derecha para poner al rival contra las cuerdas y para ello hay que hacer mucho énfasis en la preparación física". Thiago Monteiro, uno de los participantes en esta edición, es contundente. "Él es el número 1 en altura. Su derecha es muy potente y es el primero en llegar para aclimatarse".

Resulta anecdótico que un jugador nativo de una isla y que suele entrenar en Florida, esté especializado en jugar a gran altitud, pero las ganas e ilusión de este héroe nacional en la República Dominicana pueden con todo. Víctor es un ejemplo para los niños, por su honradez y arduo trabajo para llegar a la élite cuando ya nadie contaba con él, y maximizar sus virtudes a la par que se esconder sus defectos.

En el Ecuador Open 2017, Víctor Estrella-Burgos debutará ante el eslovaco Andrej Martin, 145 del ránking ATP, y en caso de salir victorioso, se vería las caras con Ivo Karlovic en lo que sería casi una final anticipada. Y es que no es fácil controlar los saques del gigante croata en un evento de estas características. La expectación es máxima en Quito, con un público deseoso de disfrutar un año más del espectáculo de adaptación que lleva aportando el dominicano en las dos últimas ediciones.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes