Murray controla el show de Kyrgios

La madurez de Andy Murray prevaleció sobre el juego explosivo y las excentricidades de Nick Kyrgios en la sesión nocturna del US Open

Andy Murray.
Andy Murray.

Andy Murray superó a Nick Kyrgios en la primera ronda del US Open: 7-5, 6-3, 4-6 y 6-1. Por tercera vez en la temporada, el tenista británico elimina al australiano de un torneo de Grand Slam. Adrian Mannarino espera a Murray en la segunda ronda.

En su último US Open como jugador, Lleyton Hewitt observa desde la grada anticipándose a su futuro sin raqueta. Con un semblante reflexivo y una tranquilidad casi inaudita, analiza a Nick Kyrgios, un rebelde australiano de otra generación a quien asesora en esta gira norteamericana.

El comportamiento de Kyrgios ha manchado su figura en las últimas semanas, pero el azar le concede la oportunidad de cambiar el debate personal por el deportivo con una gesta ante Andy Murray, tercer favorito al título en el US Open.

Murray.

Los primeros intercambios en la noche del estadio Arthur Ashe ya muestran que el joven Nick desconoce el miedo en la pista. Agradece la multitudinaria atención que genera y parece alimentarse de ella. Frente a él, Murray, un veterano que siempre antepone la competición al espectáculo. El duelo entre ambos es comparable al de un coche de carreras explosivo, ruidoso y tuneado, contra uno de gama alta, elegante y fiable.

El juego directo e impaciente de Kyrgios resulta beneficioso a corto plazo, pero sucumbe con el paso de los minutos ante el orden táctico y la estabilidad mental de Murray. Nick maldice lo sucedido. Se queja porque unos espectadores acceden a su asiento cuando no les corresponde o porque los focos del estadio le molestan al sacar. Comienza su monólogo, que alterna con destellos de talento:

Sin embargo, las prestaciones del británico en el momento que define el primer set acreditan su condición de número tres mundial. Concentración máxima, inteligencia táctica y sacrificio hasta el límite son cualidades que Kyrgios aún no posee y Murray utiliza de forma rutinaria.

Kyrgios.

Sublime con su saque en los momentos de dificultad, el escocés vuelve a imponer su estabilidad en el segundo set. Anula los siete puntos de break de Kyrgios, cuya cabeza sigue revolucionada. El juego atrevido del australiano castiga los segundos servicios de Murray, que flaquea al intentar sobrevivir en el tercer parcial. Pero el motor de Kyrgios se para en ese momento. Demasiado desgaste ante un rival tan exigente, demasiada energía desperdiciada en cuestiones superfluas.

Nick se apaga y su actitud provoca abucheos desde la grada. La madurez de Murray domina el show de Kyrgios, cuyo personaje sigue ensombreciendo al tenista.

LA APUESTA del día

Patrocinado:

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter