Chris Kermode niega el Nº1 a Vilas

La labor que el periodista argentino Eduardo Puppo ha llevado a cabo para atestiguar que Vilas fue Nº1 en 1975, desestimada por la ATP

Tal y como recoge The New York Times, Chris Kermode ha salido al paso de la petición, prolongada durante varios años ya, del periodista argentino Eduardo Puppo, quien lleva ocho años investigando si Guillermo Vilas pudo ser número 1 del mundo hace hoy 40 años. El Presidente de la ATP ha negado cualquier revisión de los rankings, como así ocurrió en WTA en el pasado y como ha ocurrido en pretéritas investigaciones del propio Puppo, que esta vez parece no obtener premio a su indagaciones.

Vilas pudo haber sido número 1 en 1975, cuando el ránking se publicaba con cierta discontinuidad. Semanas en las que no se publicaba la lista de entradas actualizadas y donde el mito albiceleste pudo haberse encaramado a lo más alto durante unas cuantas fechas del calendario. Desde 2007, Puppo se dedicó a intentar aportar luz y veracidad al hecho, enviando el resultado de tales pesquisas a los organismos procedentes. Kermode, Presidente de la ATP, se ha mostrado inflexible en esta ocasión.

"Un posible Nº1 es algo muy serio y por eso no lo hemos tomado a la ligera, ni mucho menos. Nos hemos querido asegurar en todo este proceso pero hemos decidido que reescribir la historia es imposible y que esto llevaría a hacerlo con otros muchos momentos". A ese respecto, Puppo manejaba jurisprudencia, pues Evonne Goolagong fue considerada número 1 en 1976, arañando dos semanas a Chris Evert. La WTA lo reconoció en 2007, año en el que Puppo comenzó a investigar un hecho similar en la figura del sudamericano.

Durante los últimos siete años, Puppo ha llevado a cabo un análisis de la situación, de más de 1100 páginas, tablas detalladas y otras estadísticas, recogida de artículos de periódicos y revistas, así como aportando los documentos de aquellos torneos ATP de los años en cuestión. Llegaron a la conclusión de que Vilas debió haberse puesto número 1 por delante de Connors durante cinco semanas en 1975, a partir del 22 de septiembre, y durante las dos primeras semanas de 1976. Los documentos fueron entregados a la ATP a finales del año pasado.

"La ATP hoy tiene todos los elementos que no tenía en los años 70, pero no quiere reconocerlos", dijo Puppo en una entrevista desde Buenos Aires. Los rankings de la ATP, que ahora se publican semanalmente, no lo eran en los 70. En 1974 sólo se publicaron en 11 ocasiones; 13 en 1975.

Puppo sostuvo que hubo una larga brecha de 43 días entre los rankings publicados el 16 de septiembre y 29 de octubre en 1975. Ahí, precisamente, estaría el momento temporal en el que Vilas, según Puppo, tendría que haber sido nombrado Nº1 de la ATP. Anteriormente sí reconoció otras investigaciones de Puppo. Hasta tres títulos sobre arcilla, que se sumaron al palmarés del argentino.

La reacción de Kermode ha consistido en determinar que el ranking retroactivo traería demasiados efectos secundarios a partir de ahora. Kermode afirma que los datos no están mal calculados sino que simplemente, los rankings no se emitieron con la periodicidad necesaria. "La clasificación solo se publicó durante 13 semanas en aquella temporada, pero no estamos hablando de que faltaran semanas. Es sólo que las clasificaciones no fueron publicadas semanalmente en ese momento". Puppo no ha descartado una acción legal, como último recurso, y ha afirmado que Vilas está muy dolido por todo ello.

Comentarios recientes