Murray, el verdugo más cruel de Robredo

El tenista gerundense tuvo cinco puntos de partido para ganar el Valencia Open 500, pero como sucedió en la final de Shenzhen, Andy Murray se llevó el título

Andy Murray.
Andy Murray.

Andy Murray gana el Valencia Open tras derrotar a Tommy Robredo en una dramática final por 3-6, 7-6(7) y 7-6(8). El tenista gerundense, que tuvo cinco puntos de partido repartidos entre el segundo y el tercer set, revive la pesadilla de la reciente final de Shenzhen, donde cayó ante el británico en similares circunstancias. Murray se proclama campeón en Valencia por segunda vez en su carrera y gana su tercer título en las últimas cinco semanas.

Otra pesadilla para Tommy Robredo. Las dos finales más crueles de su dilatada carrera han llegado en el espacio de cinco semanas y ante el mismo rival: Andy Murray. Como sucedió en Shenzen, el español cayó a pesar de gozar de cinco puntos de partido.

Robredo jugó y se comportó como un campeón, pero no fue suficiente ante Murray, un tenista que casi siempre parece agotado pero casi nunca lo está. El británico ha sobrevivido con éxito a una maratón de cinco semanas en las que ha logrado los títulos de Shenzhen, Viena y Valencia.

robredo.

Tommy era consciente de que vencer a Murray exigía algo más que consistencia, y su agresividad desde el ecuador del primer set puso contra las cuerdas al escocés. La mejor versión de Robredo en pista dura brillaba en el Ágora: una movilidad excelente, una derecha demoledora, un uso magistral de los ángulos, un recital de agresividad controlada.

El derroche físico de los finalistas ya era notable cuando Robredo se adjudicó el primer set. Murray, incapaz de convertir sus numerosas oportunidades de romper el servicio, reflejaba agotamiento constantemente, pero su rendimiento en la pista lanzaba otro mensaje. El británico tenía encarrilada la segunda manga, pero entonces volvió el Robredo más feroz y el Murray más irregular. Tommy acarició el título con dos puntos de partido, pero la cinta y un saque directo del británico lo evitaron. Andy sobrevivía y añadía dramatismo al desenlace. La final volvía a empezar.

Murray.

Los aspectos mental y físico marcaban el tercer set. Murray parecía acalambrado y concedía su servicio con dos dobles faltas, pero Robredo también aquejaba problemas físicos y la batalla se igualaba.

El brutal desgaste físico de ambos no impedía largos intercambios de alto nivel en una final que Valencia nunca olvidará. Tras levantar un ‘match point’ en contra, Robredo alargó el suspense hasta el tie-break definitivo. El español disfrutó de otros tres puntos de partido, pero Murray siempre respondía con el golpe perfecto, negando la gloria a Tommy.

Con 9-8 a su favor, el británico ejecutó un revés plano que finiquitó a Robredo. Superando al tenista de Hostalric y a David Ferrer en las últimas semanas, Murray ha demostrado su gen ganador. El escocés da un paso enorme, casi definitivo, hacia el World Tour Finals de Londres. Valencia puede presumir de final, y Robredo, de un tenis que sigue enamorando a la afición.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes