¿Debe Rafa Nadal parar y recuperarse al 100%?

DEBATE | Rafa Nadal se va prematuramente de Indian Wells evidenciando problemas en su espalda de la que aún no está recuperado

Nadal y sus problemas de espalda. Foto: publico.es
Nadal y sus problemas de espalda. Foto: publico.es

26 de enero de 2014. Nadal pelotea con Wawrinka antes de disputar la Final del Open de Australia. Entonces, siente un pinchazo en la espalda. "Un tirón que me dejó clavado", tal y como él lo relata. Un tirón que hoy, 45 días después, sigue molestando al balear.

Las distintas pruebas médicas a las que se sometió Rafa tras el Abierto de Australia mostraron una "Sobrecarga interapofisaria L1 L2 izquierda con edema óseo sin afectación de superficies articulares". En castellano, una inflamación en una de las vertebras.

Para entonces se le recomendó reposo una semana e ir viendo evoluciones. Tras ese tiempo, el edema no había acabado de bajar. Nadal seguía con molestias pero el circuito no espera. Debía tomar una decisión: o paraba más tiempo o intentaba cambiar la mecánica del saque para evitar que le doliera más. Eligió lo segundo.

De esta guisa se presenta en Brasil donde evidencia problemas con el servicio. El polvo de ladrillo escondió estas carencias en su juego y a tirones consigue avanzar en el torneo para acabar levantando el título. Allí en Río de Janeiro ya le preguntan por cómo se siente y responde. "Aún me molesta un poquito" y reconoce que "forzó" su vuelta a las pistas.

Y es aquí cuando llega Indian Wells. El primer Master 1000 de la temporada donde Rafa defendía los 1000 puntos de campeón del año pasado. Nadal salta a pista ante Stepanek, un tenista contra el que lideraba el cara a cara por 6-0 y que nunca le puso en excesivos problemas en el pasado. En ese encuentro, Rafa ya divisó el abismo de la derrota. Una derrota que llegaría hoy contra el ucraniano Dolgopolov quien nunca antes le había coseguido ganar un sólo set.

Y es que la pista dura de Indian Wells, por muy lenta que sea, no esconde los problemas tal y como hace la tierra batida. Si tu saque no está bien cuando juegas sobre pista rápida estás vencido.

"Mi espalda no está bien. Está mejor que en Rio, pero aún siento molestias al sacar", comentaba Nadal en rueda de prensa después de ganar a Stepanek. "Como me molestaba al sacar tuvimos que cambiar un poco mi mecánica de saque. Temo más por hacerme más daño que por sacar mal. Podría haber pasado cualquier cosa", añadía.

Sin embargo, su discurso de hoy tras la derrota fue muy diferente. "Mi espalda está bien. ¡Olvidad la espalda!", exclamaba. "El problema ha sido con mi derecha y mi revés", sentenció. No cuadra.

O Nadal no dijo toda la verdad en estos días o después de perder ante Dolgopolov no quería que se hablase de su espalda para excusar su derrota. "Quiero descansar unos días y estar fresco de mente. Después de eso, espero estar listo para Miami", explicó. Miami se juega en 10 días y una pregunta parece obligatoria. ¿No debería descansar y recuperarse del todo?

La web de la Clínica Meds es muy clara respecto a cómo tratar un edema óseo. Con reposo. "El reposo de la actividad física resultará imprescindible para no favorecer la reaparición del edema y es necesario un adecuado tratamiento kinésico, pero lo fundamental es el descanso de la zona afectada", y prosigue: "El edema de la zona ósea podrá disminuir en forma significativa en períodos que oscilan entre 4 y 6 semanas, pero no desaparecerá por completo, sino hasta largos meses después".

La inflamación que sufre el hueso no es como la de un músculo y requiere mucho más tiempo de recuperación. De hasta meses. Tiempo que Nadal no tiene.

Es por esto que Rafa y su equipo han buscado un remiendo temporal. Por sus cabezas no pasa el parar varios meses de nuevo, algo que le haría ver afectado su defensa del número 1. El cambio de mecánica de saqué hará que la espalda le duela algo menos pero su juego se ve afectado sobremanera en este tipo de pistas. Su revés se ve limitado y su mejor golpe, la derecha, no tiene el recorrido que debería. Sin hablar del riesgo al que se expone Rafa de que el edema óseo se convierta en algo mucho mayor.

Ahora viene Miami. Un Master 1000 que Rafa no jugó el año pasado planificando de manera inteligente su progresiva vuelta a las pistas tras mucho tiempo parado. ¿Debería hacer lo mismo este año y no acudir a Miami? Con la derrota de hoy, Rafa ha perdido casi 1000 puntos y tal y como comentamos hace una semana, la lucha por el número 1 se acrecenta ahora. Si Djokovic ganase Indian Wells arrebataría 640 puntos más a sumar a los 955 que perderá esta semana.

Aunque Nadal tiene más o menos controlado todavía el primer puesto de la clasificación (3825 puntos de ventaja actualmente con el serbio) podría caer en el error de querer presentarse en Miami y sumar puntos para evitar ver a Djokovic acercársele peligrosamente en el ranking. Si no está al 100% debería parar.

Porque tal y como Del Potro comentó muy inteligentemente hace dos días cuando anunció su retirada de Indian Wells: "Mejor perderse un torneo que todo un año". Esa misma frase debería aplicársela el balear. En un mes comienza la temporada de tierra batida donde Nadal defiende muchos puntos. Quizás sería mejor recuperarse y evitar un problema mayor que le haga no ser competitivo donde debería serlo.

Tal y como se recoge en el artículo de la Clínica Meds, "con este tipo de lesiones es mejor ser conservador". Está en Rafa y su equipo el llegar a serlo.

Y vosotros, ¿qué opináis? ¿Debería parar y recuperarse al 100% para volver a competir con total garantías?

LA APUESTA del día

Comentarios recientes