Marion Bartoli: "Las mujeres no pueden jugar cinco sets"

Marion Bartoli repasó en la BBC parte de su carrera y se mojó en temas polémicos.

Marion Bartoli, vigente campeona de Wimbledon y retirada del tenis hace poco más de medio año charló en la cadena BBC sobre diversos temas del tenis actual. Profundizó en su historia personal de superación, se posicionó para que las mujeres no jueguen a cinco sets y admitió que, tras abandonar el tenis, siguió sometida a controles antidoping. Bartoli se abrió y mostró su lado más humano.

La francesa dejó claro que está retirada y no piensa volver a jugar. Es una capítulo cerrado en su vida. El tenis profesional forma parte del pasado. Atrás quedan esas cicatrices de guerra que tantos dolores le acarrearon en el pie, el hombro, la cadera o la espalda.

Bartoli logró cumplir el sueño que deseaba desde bien chiquita: conquistar Wimbledon. “Yo era una niña muy pequeña de 8 años. Entrenaba con mi padre y ya desde esa edad soñaba con ganar en Londres. En mi cumpleaños pedí deseos y el primero que escribí fue ese mismo: ganar Wimbledon” recuerda la francesa.

En la entrevista Bartoli repasa su infancia y lo duro que fueron sus inicios. “Mi padre trabajaba muchísimo, hasta las 11 de la noche. Y yo entrenaba con él cuando acababa su jornada. Yo iba al colegio y recién a esa hora de la noche era cuando pisaba la pista hasta la 1:30 de la madrugada. Así hasta los 13 o 14 años”.

“La escuela era mucho más fácil que el tenis para mi. Físicamente era muy duro. No era un portento físico por lo que tuve que entrenar todavía de forma más dura para ser buena. Pero necesitaba hacerlo por mi padre. No soportaba verlo triste y trabajando 18 horas al día”.

Bartoli siente el tenis desde bien pequeña. Su capacidad de superación es parte del gran talento innato que posee. “Tienes que realmente tener algo dentro tuyo que sea más fuerte que nada para hacerte llegar a tu sueño. Incluso cuando escuchas un millón de veces: “nunca pasará”, “nunca llegarás” o “tú no podrás”, algo dentro tuyo te dice que tal vez algún día sí lo conseguirás”. Seguridad, constancia y dedicación fueron tres de las características principales que le trajeron sus exitosos resultados.

Cuando se le preguntó por su inesperada retirada tras haber conseguido el torneo más importante del mundo, la francesa fue clara. “Llevaba 16 años como profesional. Cuando empezó el 2013 sentí que era mi último año en el tenis. Pero mi cabeza quería ganar Wimbledon a toda costa y todo se juntó. A veces la cabeza es más poderosa que cualquier dolor. Tenía molestias en todos lados. En la espalda, en el hombro… pero durante dos semanas fui capaz de sobrellevar los dolores y dejarme ir. Era mi destino hacerlo” relata Bartoli.

“Y cuando gané (Wimbledon) todo se me liberó. Era como que mi cuerpo mi pidió que lo dejara”

La extenista no aguantaba más las molestias físicas. “Cada día llamaba llorando a mi padre del dolor que tenía por todo el cuerpo. Mi padre me decía: ‘escucha a tu corazón. No importa lo que sea. Tomarás la decisión correcta’”.

En la entrevista con la BBC, Bartoli se posiciona de manera rotunda para que las mujeres no jueguen partidos a cinco sets. La ex número siete del mundo piensa que demasiado hacen ya viajando por todo el mundo.

“¿Cinco sets para las mujeres? Ya jugamos durante todo el año tantos partidos. ¡Por favor no pongan cinco sets! Una mujer no puede tener las mismas condiciones físicas que los hombres. No es humanamente posible. No se le puede pedir a una mujer que juegue seis horas”.

“No me vengan a decir que los partidos de mujeres duran 45 minutos. Hay muchos que pasan de las dos horas incluso que llegan a las tres de duración. Créeme que es demasiado para la mujer el estar jugando por todo el planeta, llevando el cuerpo al límite… ¿y ahora se quiere pedir que juguemos dos sets más? ¡No tiene sentido!” manifiesta la francesa.

Bartoli no cree que se deban jugar todos los partidos a cinco sets pero sí que ve con buenos ojos una final de Grand Slam de mujeres llevada a las cinco mangas. “Tienes que ser realista. No puedes ponerlo siempre. Eso sí, un partido sí. Una mujer puede jugar a cinco sets una final por ejemplo. Si es una final de Grand Slam a cinco sets, estoy de acuerdo. Pero en siete partidos no. Realmente no veo que puedan jugar 35 sets en dos semanas”.

En defensa de la mujer también analiza que los hombres solo son juzgados por sus resultados mientras que las mujeres no. “Cuenta más el exterior y cómo se ve de apariencia física. Pero no es una cosa únicamente del tenis. Es lo mismo que cuando vas a una entrevista de trabajo, al principio será juzgada por lo de afuera y luego por el Curriculum Vitae. Así funciona el mundo”.

Por último, la francesa cree que se deberían reforzar los controles antidoping con el fin de erradicar cualquier posible engaño a pesar de que ella jamás sintió que alguien estaba dopado. “Estoy totalmente a favor de que haya más controles antidoping. Pero nunca jamás perdí un partido y tuve la sensación que la rival había consumido algo prohibido”.

Bartoli se retiró en agosto pero una vez había dejado el tenis siguió sometiéndose a controles. La buscaban en su casa por la mañana temprano. “Yo estuve apuntada a los controles antidoping hasta el 31 de diciembre. Una vez retirada me hicieron controles. Vinieron en septiembre, en octubre y en noviembre a hacerme análisis de sangre por la mañana. La gente pensó que me había retirado porque estaba dopada”.

Comentarios recientes