World Tour Finals 2013: Nadal vs Federer, capítulo 32

El español y balear se medirán por cuarta ocasión en la Copa Masters

Rafael Nadal vs Roger Federer. Roger Federer vs Rafael Nadal. Es la rivalidad que ha dotado de grandeza a este deporte en la última década. En los primeros años parecían enfrentarse el talento y la perfección de uno ante la garra y el tesón del otro. Pero nada más lejos de la realidad. Con el paso de los duelos las circunstancias fueron evolucionando y de una lucha entre el maestro y el joven aprendiz, se pasó al dominio casi absoluto del balear en los últimos enfrentamientos, sobre todo en grandes plazas. Sin embargo, aún el de Basilea mantiene un territorio que no ha sido conquistado por su némesis. Bajo la bóveda de la Copa Masters, Nadal no ha inclinado nunca al suizo. Pocos retos le quedan ya por conseguir al bueno de Rafa, y este que se le presenta parece bastante apetecible.

Roger Federer alza el puño y grita. Saca toda la rabia ante el unánime aplauso del O2 Arena de la capital británico que se rinde de nuevo ante el genio de Basilea. Seis veces maestro, el ex número uno del mundo remontó un complicado encuentro ante Juan Martín Del Potro para acceder a las semifinales en Londres. Campeón en este mismo marco en los años 2010 y 2011, el suizo busca recuperar el título que le fue negado hace doce meses en la gran final ante Novak Djokovic. Es bastante probable que el serbio, que tendrá a Wawrinka como rival mañana domingo, repita presencia en el partido por la corona. Sin embargo, Roger no es ni mucho menos el favorito en su próximo encuentro.

Al otro lado de la red estará Rafael Nadal. El número uno del mundo. Un jugador que ha ganado a Federer en veintiuno de los treinta y un enfrentamientos disputados hasta la fecha. Su particular némesis. Un tenista que le ha batido hasta en ocho ocasiones en torneos de Grand Slam, seis de ellas en la gran final, disputándose la corona de un major. Un hombre que estuvo ocho meses en el dique seco por una lesión de rodilla y que tras algo más de medio año recuperó la primera plaza en el ranking ATP a pesar de perderse el Open de Australia y no sumar ni una sola victoria en Wimbledon. Un animal competitivo.

En la fase de grupos, Nadal no ha dudado. El sorteo le favoreció y tuvo que compartir viaje durante tres jornadas con David Ferrer, Stanislas Wawrinka y Tomas Berdych, tres jugadores a los que le tiene claramente tomada la medida. Ante el español y el suizo, el balear no cedió parciales. El checo sí que le exigió algo más porque se estaba jugando su pase a semifinales, pero el número uno del mundo no dejó escapar la oportunidad de terminar la primera ronda invicto y con buenas sensaciones. Jugando profundo y obligando a sus oponentes a buscar las líneas. De físico, impecable. No hay señales de la fatiga mostrada en París-Bercy.

Federer, por su parte, llega a semifinales tras haber rozado la eliminación. Su aventura en Londres, donde busca un séptimo título de maestro que sería histórica, comenzó ante Novak Djokovic. Ante el serbio, vimos a un Roger que por momentos recordó al tenista que volvió al número uno durante unas semanas en 2012. Pero apenas duró un suspiro. Fogonazos de talento. Insuficiente para vencer al tenista más en forma del mundo. Las buenas sensaciones dejadas ante el pupilo de Vajda le espolearon para vencer sin problemas a Gasquet en su segundo encuentro. Ante Del Potro, supone caminar sobre el abismo y salir indemne.

La batalla se extendió hasta las casi dos horas y media de juego. El físico de Federer que tan bien ha aguantado ante el tandilense no puede resentirse ante Nadal. Las desconexiones que ha sufrido en la fase de grupos no pueden darse ante el español. Un jugador tan constante como Rafa aprovecharía cualquier resquicio para tomar ventaja y cuando el número uno va por delante en el marcador no suele perdonar. Para poder ganar, Roger necesita variar mucho el juego. Irse hacia la red con garantías, utilizar mucho el cortado e intentar jugar cada punto de forma distinta. Una guerra cuerpo a cuerpo no le interesa.

Nadal es favorito. Por sensaciones, por nivel de juego y por ranking. Pero ante él se despliega un reto de enorme magnitud. Uno que nunca ha logrado: ganar a Roger Federer sobre pista dura indoor. Ante el suizo ha jugado en cuatro ocasiones en esta superficie. En sus dos primeros envites, disputados cuando el Masters se jugaba en Shanghái, no fue capaz de rascar un set. El tercero tuvo lugar en la final de Londers de hace tres años. Allí Rafa ganó el segundo set pero se inclinó ante el suizo que lograría su quinta corona de maestro. La última fue en la fase de grupos de 2011, y el resultado aún escuece: 6-3 y 6-0 para el de Basilea. Para el balear, ha llegado el momento. La hora de la revancha. Capítulo 32.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter