Andrea Paredes sigue intentándolo

Es una transexual chilena

Andrea Paredes
Andrea Paredes

Andrea Paredes disputó su primer partido en el ITF de Buenos Aires, al que había accedido a través de una wild card que le otorgó la organización. El sorteo le deparó un enfrentamiento con la argentina Vanesa Furlanetto, y el resultado fue similar al que obtuvo en los otros 6 partidos que ha disputado en torneos profesionales, 6-0 6-0. En esos 6 enfrentamientos previos, 4 de ellos acabaron con ese marcador, aunque hay que destacar que en los otros 2 consiguió ganar un set en cada uno de ellos.

La chilena Andrea Paredes nació el día de la celebración de la Independencia americana, el 4 de julio de 1.971. Sus padres la bautizaron con el nombre de Ernesto, pues en ese momento era un varón. Desde pequeño, Ernesto tenía dos fijaciones en su cabeza, ser mujer y ser tenista profesional.

En el año 2.000 pasó por el quirófano y cumplió su primer deseo, convirtiéndose en Andrea. Y aunque en primera instancia había descartado el jugar al tenis de forma profesional tras la operación, finalmente tras hablar con familiares y amigos lo reconsideró. Su primer entrenador fue José Lucero, quién destacó de ella, como no podía ser de otra forma, la potencia en el golpeo que tenía.

En 2.004 Andrea intenta acceder al circuito profesional, pero se encuentra con numerosos problemas por parte de la federación de tenis chilena. La tenista denuncia que desde la federación no le permiten entrenar en ningún recinto, y que varios entrenadores como Nelson Vásquez, Marcelo Giaverini, Robinson Gamonal o Klaus Deppenger la abandonan sin motivo aparente.

En 2005 se aprueba un nuevo reglamento en la ITF al respecto de los transexuales. En él se acepta que si se cumplen unos requisitos, un transexual podría jugar en el circuito femenino. Entre estos condicionantes estaban haberse sometido a una operación interna y externa de cambio de sexo al menos 2 años antes, que legalmente se le hubiera reconocido su nueva condición y que se estuviera sometiendo a un tratamiento hormonal adecuado.

Paredes estuvo entrenando en el Club de Tenis de Pato Cornejo, y en 2.009 le llegó la oportunidad soñada. A través de una empresa chilena, le otorgaron una wild card para participar en el ITF de Buenos Aires. Su partido solo duró 31 minutos y el resultado ya fue indicado en el 1er párrafo de este artículo. Pero no importaba, Andrea había cumplido su segundo sueño.

A pesar de sus malos resultados, el debate está servido. ¿Es justo que un ex hombre juegue contra mujeres con la gran diferencia física que existe?

El caso de Andrea no es el primero en la historia del tenis, ya que Renée Richards, en 1.977, consiguió el derecho a jugar torneos femeninos gracias a la orden de la Corte Suprema de Nueva York. A partir de ese momento, René Richards compitió durante 4 años, en los que consiguió llegar a ser la nº20 mundial e incluso disputar la final del dobles del US Open en 1.977.

renee richards

LA APUESTA del día

Comentarios recientes