coaching

Aliassime se posiciona en contra del coaching

El debate del coaching dentro del vestuario ATP se mantendrá vivo mientras haya jugadores como Félix-Auger Aliassime. El canadiense, uno de los referentes dentro del tenis moderno, es al mismo tiempo un perfil muy clásico. Así de claro se ha mostrado en una entrevista cuando le preguntaron acerca de coaching sí o coaching no: "Esto mataría la esencia del mismo tenis, que es encontrar las soluciones por uno mismo".

— Quentin Moynet (@QuentinMoynet) August 2, 2020

La WTA permitirá el coaching desde la grada

La WTA siempre innovando, implementará una nueva y novedosa norma en este 2020 y es que a partir del mes de febrero, ya desde los torneos de Dubai y el Hungarian Open, probarán el coaching desde la grada por parte de los entrenadores con sus jugadoras. "La prueba permitirá a los entrenadores hablar con sus jugadoras desde la grada sin ser penalizados", comentó la WTA tal y como recoge en exclusiva ESPN. De esta forma, podremos ver a los técnicos dar instrucciones a las tenistas desde su box sin que el umpire penalice a la jugadora y se evite así situaciones como la vivida en la final del US Open 2018, cuando Serena Williams perdió los nervios tras un warning por coaching por parte de Carlos Ramos. Es una medida revolucionaria que podría sentar un antes y un después en el mundo del tenis.

Tsitsipas se posiciona públicamente a favor del coaching

Es un tema tan manido que ya muchas veces no le prestamos la atención que merece, hasta que uno de los principales protagonistas del circuito masculino sale a la palestra y se posiciona de una manera tan contundente. Hablamos del coaching –prohibido en ATP– y de Stefanos Tsitsipas, el hombre que hoy compartió un tweet dejando bien claras sus ideas sobre el tema.

"El coaching en cada punto debería permitirse en el tenis. El deporte necesita aceptar esto. Somos probablemente el único deporte global que todavía no permite el coaching durante el juego. Hay que hacerlo legal. Ya es hora de que este deporte dé un paso adelante", opinó el griego en sus redes sociales.

Tsitsipas se posiciona públicamente a favor del coaching

Es un tema tan manido que ya muchas veces no le prestamos la atención que merece, hasta que uno de los principales protagonistas del circuito masculino sale a la palestra y se posiciona de una manera tan contundente. Hablamos del coaching –prohibido en ATP– y de Stefanos Tsitsipas, el hombre que hoy compartió un tweet dejando bien claras sus ideas sobre el tema.

"El coaching en cada punto debería permitirse en el tenis. El deporte necesita aceptar esto. Somos probablemente el único deporte global que todavía no permite el coaching durante el juego. Hay que hacerlo legal. Ya es hora de que este deporte dé un paso adelante", opinó el griego en sus redes sociales.

Aliassime se posiciona en contra del coaching

El debate del coaching dentro del vestuario ATP se mantendrá vivo mientras haya jugadores como Félix-Auger Aliassime. El canadiense, uno de los referentes dentro del tenis moderno, es al mismo tiempo un perfil muy clásico. Así de claro se ha mostrado en una entrevista cuando le preguntaron acerca de coaching sí o coaching no: "Esto mataría la esencia del mismo tenis, que es encontrar las soluciones por uno mismo".

— Quentin Moynet (@QuentinMoynet) August 2, 2020

La WTA permitirá el coaching desde la grada

La WTA siempre innovando, implementará una nueva y novedosa norma en este 2020 y es que a partir del mes de febrero, ya desde los torneos de Dubai y el Hungarian Open, probarán el coaching desde la grada por parte de los entrenadores con sus jugadoras. "La prueba permitirá a los entrenadores hablar con sus jugadoras desde la grada sin ser penalizados", comentó la WTA tal y como recoge en exclusiva ESPN. De esta forma, podremos ver a los técnicos dar instrucciones a las tenistas desde su box sin que el umpire penalice a la jugadora y se evite así situaciones como la vivida en la final del US Open 2018, cuando Serena Williams perdió los nervios tras un warning por coaching por parte de Carlos Ramos. Es una medida revolucionaria que podría sentar un antes y un después en el mundo del tenis.