Djokovic se desmelena y ya toma temperatura en la Philippe Chatrier

El serbio despliega el mejor nivel hasta el momento en Roland Garros y ya está en tercera ronda. Muy sólido y acelerando el ritmo, Nole se gusta ante un aguerrido Carballés.

Mónica Barberán Munera | 30 May 2024 | 17.44
facebook twitter whatsapp Comentarios
Novak Djokovic en Roland Garros 2024. Foto: getty
Novak Djokovic en Roland Garros 2024. Foto: getty

El número 1 del mundo estará presente en la tercera ronda de Roland Garros 2024 después de haber ganado a Roberto Carballés por 6-4 6-1 6-2. Novak Djokovic se marcó uno de los mejores partidos de su temporada, demostrando que ya ha cogido el ritmo que tanto necesitaba y postulándose poco a poco como firme defensor del título. Y es que el español se marcó un buen partido a pesar de todo, sobre todo al inicio. Sin embargo, Nole puso el modo crucero para no dejar a su rival salirse con la suya y hacerse con un partido con las sensaciones que tanto necesitaba. Gran exhibición de un Djokovic que ya asoma la cabeza con el nivel que se espera de un ganador como él. Así, ya espera por Gael Monfils o Lorenzo Musetti.

La batalla arrancó con el español mostrando los dientes al resto, trabajándose los puntos ya desde el minuto 1. Así, Carballés dio el primer aviso al serbio rompiéndole el saque nada más comenzar con un gran paralelo, golpe que no dejó de afilar en todo lo que restó de set. Y eso que había empezado con buen ritmo el español, pero Nole tiró de mano para recuperar lo perdido y volver a empezar. Así, a diferencia de cómo lo habíamos estado viendo últimamente, se vio a Djokovic mejor, saliendo a pista con más seguridad y sintiendo la bola bastante. Y, aun así, eso no achicó al español que se vio con el ánimo del público a favor para levantar hasta 4 bolas de break en solo juego.

Vimos a un Roberto luchador, trabajándose los puntos, moviendo de lado a lado a Nole, sacando sus juegos y poco a poco ganando confianza con sus golpes. Ese golpe paralelo le dio muchos puntos al español, que se vio con posibilidades de hacer daño a un Djokovic al que el servicio le acabó ayudando en los momentos más difíciles. El serbio se lo puso muy complicado con los primeros saques, pero es que al resto subió también el nivel. Así, aunque Roberto se estuvo defendiendo más que bien, el número 1 del mundo aceleró para llevarse un set muy bueno de ambos.

Carballés se desespera y Nole acelera el ritmo

A pesar de cómo terminó ese primer set, el español no bajó los brazos dándole continuidad a esa batalla en los primeros puntos. Sin embargo, la maestría de Djokovic no pudo ser frenada por un Carballés aguerrido, pero cometiendo más fallos y bajando su porcentaje con el servicio. Nole vio la luz y la siguió. La defensa de su rival no fue suficiente para frenar su superioridad, incrementando su nivel por momentos y sobre todo a final del set. Sí, el español logró llevarse el único juego al resto, pero la presión de Nole hizo estragos en un Carballés cada vez más dudoso al servicio. Set para el número 1 del mundo.

Posiblemente, Djokovic jugó uno de sus mejores partidos esta temporada, visto lo visto. Sintió mucho la bola, se mostró muy firme al servicio y desesperando a un Carballés que no veía cómo hacerle daño por ningún lado. Un break tras otro, el español ya nada podía hacer ante un Nole confiado, con un ritmo brutal y a velocidad de crucero. Así, dando un paso adelante y jugando un tenis muy sólido, el número 1 del mundo pisará la tercera ronda para mandar una señal a todos sus rivales.