Vagnozzi: "Estoy convencido de que Jannik también será muy competitivo en tierra batida"

El entrenador del italiano volverá al equipo para afrontar la gira de arcilla, un terreno no tan apacible para su pupilo. Sin embargo, cree en una buena adaptabilidad del de San Candido.

Mónica Barberán Munera | 3 Apr 2024 | 09.51
facebook twitter whatsapp Comentarios
Jannik Sinner en el Miami Open 2024. Foto: getty
Jannik Sinner en el Miami Open 2024. Foto: getty

Jannik Sinner tiene un gran desafío por delante en el que buscará seguir dominando, pero ahora en la tierra batida. No es su superficie favorita, pero contará con los consejos de sus dos grandes entrenadores para alargar su espectacular racha este 2024. Simone Vagnozzi, que estuvo ausente en Indian Wells y Miami, charló sobre este nuevo objetivo que el italiano persigue desde ya.

Simone Vagnozzi y Darren Cahill son los que están detrás de la figura del mejor jugador del año: Jannik Sinner. Y aunque Cahill sí que pudo acompañar a su pupilo en Indian Wells y Miami, el italiano no pudo viajar con el equipo por una operación menor. Sin embargo, Vagnozzi volverá a acompañar a Sinner en la gira de tierra batida con el Masters 1000 de Montecarlo como primera parada. Allí, el número 2 del ranking buscará explorar sus límites en la arcilla, un terreno en el que todavía no ha dado lo mejor de sí mismo. ¿Es realmente esta superficie una inquietud para Sinner? Lo que está claro es que necesitará adaptar su tenis para continuar con este ascenso (en todos los sentidos) y así acercarse al número 1 del mundo, pues tan solo defiende 585 puntos hasta Roland Garros.

En una reciente entrevista para Repubblica, Vagnozzi charló acerca del principal objetivo que tienen Sinner y el resto del equipo en esta nueva etapa del año y sobre su adaptación a la tierra: “Creo que cuando encuentras un camino que funciona, no tienes que cambiar, tenemos que seguir así. Montecarlo, con los pocos días que tendremos para adaptarnos, será una de las fases más delicadas que tendremos durante el año. Pero para Jannik es importante jugar algunos partidos en tierra batida. Vamos a Montecarlo tranquilos, intentando hacerlo lo mejor posible y sabiendo que es una adaptación. Luego tendremos Madrid, Roma y París, pero, como todas las cosas, lo evaluaremos semana a semana. Estoy convencido de que Jannik también será muy competitivo en tierra batida. Al fin y al cabo, ese era el objetivo: poder llegar hasta el final en todos los torneos”.

¿Y a qué se deben tan buenos resultados? No todo se centra estrictamente en lo meramente deportivo, sino que la personalidad de Sinner ha acompañado el proceso. El joven de 22 años no deja de ser alabado por su humildad, educación y saber estar, entre otras cosas. ¿Qué piensa Vagnozzi acerca de la actitud de su pupilo y el ejemplo que da a los más pequeños? “Se está volviendo un poco como Valentino Rossi y Alberto Tomba y no creo que sea solo gracias a los resultados, sino también gracias al chico, el ejemplo que da.

La sencillez de Jannik es contagiosa, hace que la gente le quiera, así que eso es bueno. Así es como lo he vivido yo, pero se nota que hay un buen ambiente. El hecho de que un chico sencillo sea visto por tantos niños, niños muy pequeños, en mi opinión es precioso. Porque no ven a Sinner como alguien inalcanzable. El mensaje que Jannik transmite a los niños es que si trabajas en la dirección correcta puedes alcanzar tus sueños".

Aprovechar las oportunidades al detalle

Así, en menos de una semana podremos ver en acción al reciente campeón del Miami Open y comprobar cómo de bien le sienta la tierra en los primeros compases de la gira de tierra. Vagnozzi, Cahill y el resto del equipo continuarán con su labor tanto en los entrenamientos como desde el box durante los partidos, desde donde aconsejarán a su jugador de la misma manera que siempre: "Vemos las pequeñas cosas, los detalles. Por supuesto, antes de que salga a la pista también hablamos, y luego el entrenador comprueba que el deportista sigue los consejos y que lo que se ha preparado de antemano funciona. Y la televisión, paradójicamente, nos ayuda a ver mejor ciertas expresiones. Desde los boxes es quizá más difícil, porque en el estadio están colocados de otra manera".