Sinner se redime de sus pecados

El italiano deja atrás esa derrota de Indian Wells para proclamarse campeón del Miami Open 2024 al ganar a Grigor Dimitrov y aumentar su número de victorias.

Raquel Bermúdez Rodríguez | 31 Mar 2024 | 22.34
facebook twitter whatsapp Comentarios
Jannik Sinner, campeón del Miami Open 2024. Foto: Getty
Jannik Sinner, campeón del Miami Open 2024. Foto: Getty

A la tercera va la vencida para un Jannik Sinner que triunfa por primera vez en el Miami Open 2024 después de dos ocasiones en las que se quedaba en la final. El italiano gana a Grigor Dimitrov de forma clara con un marcador de 6-3 y 6-1 en 1 hora y 14 minutos de un encuentro de sobresaliente para el número tres del mundo.

Después de un torneo pasado por agua, el sol relucía sobre una final con alta tensión desde los inicios. La tensión se dejaba ver en los rostros de Jannik y Grigor en un duelo que comenzaba con los fallos del italiano frente a la solidez de su contrincante. A pesar de que era Dimitrov el primero en tener oportunidades de adelantarse en el marcador con un servicio impecable y unos restos agresivos, era Sinner quien daba el primer gran paso para liderar la final.

Esas opciones desaprovechadas pasaron factura en un Grigor que no dejaba de enredarse consigo mismo. El italiano tuvo el margen de tiempo necesario para afilar sus armas y proceder a desplegar la perfección, provocando que su rival se sintiera abrumado en todo momento. Sin ceder con sus primeros, Jannik ya se había puesto serio, demostrando un nivel de superioridad evidente en comparación con un Dimitrov que mucho tenía que hacer para ganar un punto.

Dimitrov se desinfla ante un inmenso Sinner

Aunque en un principio parecía intentarlo, las negativas a sus opciones desequilibraban una balanza que ya estaba decantada para el italiano. Un Grigor ya sin energía daba su brazo a torcer frente a un Sinner que no perdonaba ni una sola bola al resto, manteniendo un increíble porcentaje con su saque.

Esto se suma a un año en el que Sinner tan solo acumula una derrota. La risa irónica de desesperación de Grigor al término del encuentro reflejaba a la perfección la sensación de enfrentarte a un rival que no regala absolutamente nada. Tercer título en un 2024 de varias primeras veces para Sinner, pero también de consolidación en la cima.