Paolini, un éxito inesperado: "La primera vez que jugué un torneo de pista dura tenía 14 años"

La italiana, ganadora de su primer WTA 1000 en Dubái, reconoce que ha logrado sus únicos dos títulos en una superficie que no le favorece.

Mónica Barberán Munera | 4 Mar 2024 | 18.41
facebook twitter whatsapp Comentarios
Jasmine Paolini en el WTA de Dubái 2024. Foto: getty
Jasmine Paolini en el WTA de Dubái 2024. Foto: getty

Jasmine Paolini se alzó con su primer WTA 1000 en Dubái después de una intensa semana y sorprendiendo al mundo con su éxito. Pero, ¿qué es lo más curioso? Pues que la italiana lo haya conseguido en su superficie menos favorita.

El torneo de Indian Wells 2024 está a dos días de dar su pistoletazo de salida y las jugadoras están más que preparadas para intentar hacerse con el título en este tercer WTA 1000 de la temporada. Pero hay una que luchará por llevarse el segundo título consecutivo y esa es Jasmine Paolini. La italiana sorprendió al mundo coronándose con su primer título de esta categoría después de vencer a grandes jugadoras como Rybakina, Sakkari o Haddad Maia en Dubái. Y es que la jugadora de 28 años todavía se encuentra en medio de un sueño del que es difícil de despertar, pero necesitará aliarse con la calma para continuar progresando en un año que se prevé más que exigente.

Después de cosechar ese éxito en las pistas duras de Dubái, la italiana confesó a WTA Insider Podcast que no jugó en esta superficie hasta llegar a la adolescencia, algo que juega en contra si tenemos en cuenta que la mayoría de torneos del circuito se disputan sobre cemento: "Creo que la primera vez que jugué un torneo en pista dura fue quizás cuando tenía 14 años. Antes practicaba un par de veces en el Centro Nacional de Tenis en pista dura, pero en Italia ahora es un poco mejor. Antes en nuestra región, en Toscana, había pocos. Así que no es fácil entrenar y adaptarse a los jugadores jóvenes". 

Así, Paolini se llevó doble sorpresa en Dubái, pues logró sumar su título más importante sobre pista dura, esa en la que menos se esperaba. Y es que la italiana se desempeña mejor en tierra batida, o eso dice, pues le gusta más la manera en que se juega: "Al principio recuerdo que pensaba que en tierra batida se juega un tenis completamente diferente, lo cual es cierto, pero no demasiado. Sigue siendo tenis en tierra o en dura, pero creo que en arcilla puedo liftar y moverme mejor; en duras tengo que jugar en la línea de fondo y no puedo retroceder”.

¿Qué ha aprendido?

Además, lo más curioso es que su primer título WTA también lo consiguió en esta superficie tan inesperada, pues en 2021 levantó el trofeo en Portoroz. Así, Paolini ha aprendido a aceptar las condiciones y considerarse apta para ganar cualquier torneo, pues ya ha demostrado que tiene suficientes recursos para lograrlo: "Cuando gané mi primer título WTA en una pista dura me sorprendí mucho. Nunca pensé que mi primer título de la WTA sería en esta superficie. Así que, a partir de ese momento, creo que me di cuenta de que puedo jugar bien aquí. Todo el mundo me lo decía, pero yo no lo creía. Ahora no hay motivo ni siquiera para quejarme porque sé que una semana puede salir mal. Quizás no me gusten las pelotas ni la pista, pero sé que tengo las armas para hacer una buena actuación”.