Hurkacz encuentra la gloria a base de cañonazos

El polaco fue capaz de desplegar su mejor nivel en los momentos cumbre y salió vencedor en el ATP Shanghái 2023 de un duelo agónico ante Rublev.

Diego Jiménez Rubio | 15 Oct 2023 | 12.51
facebook twitter whatsapp Comentarios
Hubert Hurkacz, campeón del ATP Shanghái 2023. Foto: gettyimages
Hubert Hurkacz, campeón del ATP Shanghái 2023. Foto: gettyimages

Hubert Hurkacz se ha proclamado campeón del ATP Masters 1000 Shanghái 2023 después de vencer en tres mangas a un Andrey Rublev que llegó a disponer de bolas de partido. Fue superior el ruso de fondo de pista, pero se vio incapaz de frenar el tenis ofensivo de su contrincante y, sobre todo, unos saques mortíferos en situaciones importantes.

Una oportunidad única para ambos. Eso es lo que constituía esta final del ATP Masters 1000 Shanghái 2023 para los dos contendientes, que a pesar de que ya contaban en su palmarés con un título de esta envergadura, tienen claro que sumar uno más nunca es sencillo. Ninguno se sentía especialmente favorito respecto al otro, pero sí conocían a la perfección cuál era el planteamiento táctico que debían llevar a cabo. Hubert Hurkacz buscó acortar los puntos en todo momento y buscar ganadores sin golpes de transición, mientras que Andrey Rublev se afanó por dominar desde el fondo y sacar de su zona de confort al polaco. Unos cuantos detalles decantaron el partido a favor de Hurkacz por un resultado de 6-3 3-6 7-6 (8).

Los habituales nervios que siente Rublev y su dificultad de gestionarlos salieron a relucir en los compases iniciales del primer set. No conseguía el ruso imponer su ritmo de bola, cometía demasiados errores y se sentía claramente incómodo, asumiendo excesivos riesgos cuando sacaba y sintiéndose impotente al servicio de Hubi. El polaco estuvo inconmensurable con su saque y se lanzó a por el break repleto de confianza. Lo consiguió en el quinto juego, con tiros muy atinados que sacaron de sus casillas a Andrey, carente de argumentos para recuperar terreno luego ante la consistencia de su rival.

Todo cambió de forma drástica en la segunda manga, cuando ya desde el juego inicial pudo comprobarse que la tendencia era favorable para Andrey. El nivel de acierto que estaba teniendo Hurkacz se antojaba imposible de mantener demasiado tiempo y en cuanto bajó algo la mordiente de sus servicios y Rublev bajó revoluciones y estructuró mejor tácticamente sus golpes, la iniciativa fue suya. Encontrar el break a la primera oportunidd fue importante para que se sintiera de nuevo con confianza y jugara mucho más libre, castigando de forma inmisericorde al polaco, incapaz de revertir la situación. Apenas logró inquietar al resto y el partido se fue a un set definitivo en el que se esperaba que confluyeran las mejores versiones de cada uno de ellos.

- Rublev llegó a tener bolas de partido

La tensión se palpaba en el ambiente durante el tercer parcial y ambos jugadores trataron de sacar su libreto y no hacer cosas que entrañaran excesivos riesgos. El encuentro entró en un escenario de máxima igualdad, con ambos jugadores teniendo severas dificultades para encontrar resquicios desde el resto. Rublev dispuso de una oportunidad en el tramo incial, pero el polaco se reconectó a tiempo para eludir el desastre. Todo transcurrió en una especie de pacto de no agresión hasta el décimo juego, cuando Hubi llegó a disponer de una bola de campeonato, que salvó con maestría encadenando tres grandes puntos.

Se terminó llegando de forma irremediable a un tiebreak en el que la gestión emocional de situaciones límites fue determinante. Adquirió ventaja sustancial Rublev, llegando a ir 3-0 y 5-2 arriba. Acortó distancias Hurkacz, haciendo que todo quedara en un pañuelo al provocar el cambio de pista con 6-6, salvando una bola de campeonato con un saque directo. Se salvaban pelotas de encuentro uno al otro, hasta que la balanza se decantó del lado del polaco, que fue capaz de maximizar sus virtudes y proclamarse campeón del ATP Masters 1000 Shanghái 2023.