Alcaraz ya sabe lo que es ganar en China

El español triunfó en Pekín ante Hanfmann en un partido de menos a más y todavía estando a medio gas. La buena noticia es que se sintió cómodo en una pista desconocida.

Mónica Barberán Munera | 29 Sep 2023 | 15.22
facebook twitter whatsapp Comentarios
Carlos Alcaraz en el ATP de Pekín 2023. Foto: getty
Carlos Alcaraz en el ATP de Pekín 2023. Foto: getty

Carlos Alcaraz puede tachar de su lista ganar un partido en el país asiático, pues su victoria ante Yannick Hanfmann en el ATP de Pekín le otorga ese mérito. Con un marcador de 6-4 6-3, el número 2 del mundo volvió a las pistas desde las semis del US Open en un partido que fue de menos a más. El español se sintió cómodo en una pista desconocida y terminó mermando a un potente rival.

El alemán abrió el encuentro de este ATP de Pekín con su servicio, serio y con la pretensión de no dejar pensar al murciano. Para Carlos era indispensable ir sumando golpes ganadores con su drive ya desde el inicio ante un jugador potente como el alemán. Hanfmann se siente muy cómodo desde el fondo de la pista donde le gusta dominar, por lo que el español fue inteligente a la hora de trazar su esquema. Variando las direcciones y con algunos peloteos largos, Alcaraz le obligó a fallar con su derecha para conseguir el primer break del encuentro.

Por su parte el alemán recuperó inmediatamente el saque jugando muy suelto y con un Alcaraz menos calmado que se abonó a los errores. Aprendiendo de ello, Carlitos atacó los segundos saques muy bien ante un menos acertado Hanfmann y a la cuarta bola de break fue la vencida. El murciano continuó siendo muy peligroso restando y mucho más de revés, teniendo en su mano volver a romper a su rival. Sin embargo, el alemán consiguió no solo salvar su turno de servicio, sino recuperar el juego perdido para poner el 4 iguales.

A Carlitos se le empezó a ver más tenso ante las oportunidades perdidas de encauzar el set y ante un rival que le estaba respondiendo y devolviendo todo. Aún así, el nivel del español al resto continuó intacto, permitiéndose algunos puntos mágicos para desestabilizar a un Hanfmann que vio cómo su rival le volvía a romper el saque tras un derechón inalcanzable. Carlitos soltó esa rabia que llevaba dentro y acabó cerrando con un buen servicio un set raro.

Carlitos encuentra su magia

La segunda manga del partido comenzó con problemas de nuevo para el alemán, cuya cabeza todavía seguía en el primer set. Consiguió reconducir el juego, pero en su segundo turno de servicio, Alcaraz aprovechó la ocasión ante un aturdido Hanfmann para quebrar con un resto ganador un 0-30 en contra. El murciano se consiguió relajar un poco más para intentar algunas jugadas más arriesgadas y darle uso a la dejada. Cada vez más serio al servicio, Hanfmann tuvo muy difícil perseguir a su rival al resto, por lo que no le quedó otra que intentar que Alcaraz no volviera a hacer de las suyas.

Pero es que con Carlitos lo normal es que, si te coge la medida y saca su tenis, acabes dudando de tus propias habilidades. Eso es lo que le pasó al alemán. Con un Alcaraz gustándose y deleitando a los asistentes, terminó sacando los “pasos prohibidos” para volar directo a los octavos de final de Pekín, donde se verá las caras con Lorenzo Musetti.