Tsitsipas: "Se me ha malinterpretado muchas veces, pero seguiré siendo yo mismo"

Interesantes palabras del griego, que confirmó que ahora tiene una visión diferente del tenis y dio su opinión sobre el debate del GOAT. 

Carlos Navarro | 19 Sep 2023 | 08.30
facebook twitter whatsapp Comentarios
Stefanos Tsitsipas. Fuente: Getty
Stefanos Tsitsipas. Fuente: Getty

Stefanos Tsitsipas se encuentra en una absoluta encrucijada. En una etapa extraña de su carrera. Lo que, por lógica, debería ser su etapa de madurez (25 años) le ha acabado dejando en tierra de nadie. Tras una temporada irregular y de más a menos, el griego se explica, afronta las críticas y habla de muchísimos aspectos.

No es ningún misterio que las declaraciones de Stefanos Tsitsipas suelen levantar cierta polvareda. Rara vez el público aprecia, en cierto modo, que una de las mayores estrellas de este deporte no se muerda la lengua al hablar de varios temas, más allá de las ampollas que pueda levantar. Lo cierto es que no está siendo, quizás, la temporada que el heleno esperaba: tras alcanzar la final en el Open de Australia, sus resultados en los grandes torneos son tremendamente irregulares, cambios constantes en su banquillo incluidos; fuera de la pista, sin embargo, su relación con Paula Badosa le ha aportado un equilibrio y una felicidad que no esconde. Sobre ella, el debate del GOAT, la etapa de su carrera en la que se encuentra actualmente y varios temas más habló en una interesante entrevista con el diario Kathimeriní.

Momento actual de su carrera y la sensación de que los más jóvenes le han 'pasado por la derecha'

"Hubo una etapa, entre el 2018 y el 2020, mucho antes de Alcaraz, Sinner y Rune. En aquel momento, todos los focos estaban en Zverev, Dominic Thiem y yo. Ahora el escenario ha cambiado. Ya no somos tan jóvenes. Los jugadores más jóvenes tienen una energía y un hambre tremendos, además de que no tienen miedo. Juegan con libertad, no piensan en nada. Yo todavía pienso en ganar mi primer Grand Slam y llegar a la cima del ranking ATP, pienso mucho en eso, pero no lo es todo para mí. Era una idea a la que estaba adicto cuando era joven, y me privó de cosas. Eso no quiere decir que esté contento con lo que he conseguido hasta ahora, quiero mejorar como jugador, pero la clave para mí es el equilibrio, el equilibrio entre la vida personal, construir algo con alguien y avanzar en tu carrera con la ayuda de esa persona".

Paula Badosa, 'esa persona' para él

"Tenerla en mi vida me ayuda muchísimo. Ha cambiado mi enfoque con respecto al tenis de una forma que jamás habría podido esperar".

Sobre las voces que le piden cambiar a su padre como entrenador y sobre su ruptura con Philippoussis

"He oído cientos de veces que tengo que cambiar a mi padre, pero lo dice gente que no sabe nada de mi vida diaria. Entreno seis veces a la semana, me paso más de la mitad del día haciendo gimnasio, fisio, hablando con mi equipo sobre nutrición, haciendo todo lo posible para dar el salto al siguiente nivel. Todo el mundo ve esto desde su propia perspectiva. He sido malinterpretado muchas veces, pero no puedo hacer nada sobre eso. Voy a seguir siendo yo mismo. Con respecto a Mark, lo que dijimos que íbamos a hacer juntos era un periodo de prueba durante la gira norteamericana: México, Canadá, Cincinnati y el US Open. Esta colaboración ha terminado y mi padre vuelve a tomar las riendas".

El debate del GOAT: ¿es Djokovic el mejor de la historia?

"Si nos fijamos en los números, no hay dudas de que es el mejor. Da la sensación de que nunca es feliz, así es su carácter, parece que siempre tiene que demostrarle algo a alguien, no sé el qué ni a quién. Parece que siempre busca revancha, sus ojos brillan. Recuerdo el partido contra Alcaraz en Cincinnati: nunca pensé que Alcaraz perdería ese partido y, sin embargo, Djokovic encontró una manera de ganarlo. Sin embargo, si el criterio es quién ha inspirado más al mundo y quién ha tenido el mayor impacto, sin lugar a dudas es Federer, por un margen amplio. La finura y belleza que trajo al tenis, la magia que hizo en la pista... no creo que haya alguien jamás que pueda igualarle. Sobre Rafa (Nadal), tengo que decir que es el mayor luchador que he visto no solo en el tenis, sino en cualquier deporte".

La parte más difícil de ser tenista

"Lo más díficil es tener que dormir en una cama diferente prácticamente cada siete días. Nuevas ciudades, nuevos hoteles, tener que sobreponerte el jetlag, empezar a entrenar antes de un torneo... hacer esto de 32 a 34 semanas al año deja una huella muy importante en tu cuerpo y en tu mente. Intento quedarme en hoteles donde me siento cómodo: he tenido experiencias en el pasado que me dejaron con muy mal sabor de boca, que me hicieron ir a partidos con una mala mentalidad. Es muy importante sentir que estás en casa, crear un ambiente que te permite ser feliz cuando vuelves a la habitación. Lo mismo pasa con tu equipo: deben inspirarte, hacerte feliz, querer lo mejor para ti en lugar de buscar su propio interés".

La ilusión que le genera la Copa Davis

"Hacer que Grecia forme parte del Grupo Mundial de la Copa Davis siempre ha sido uno de mis objetivos desde el principio. Es algo que jamás ha ocurrido en la historia de este país, sería una enorme hazaña si lo conseguimos, algo similar a los cuartos de final o unas semifinales de un Mundial. Muchas veces veo a los jugadores ser más pasionales cuando juegan por su país, y eso es algo que también me ha pasado a mí".