¿Qué significa enfrentar al Big Three?

Con especial atención en Djokovic y sus últimos éxitos, el rumano Victor Hanescu define qué supuso enfrentar a tres de los mejores de la historia.

Carlos Navarro | 23 Jun 2023 | 13.45
facebook twitter whatsapp Comentarios
Hanescu y Djokovic. Fuente: Getty
Hanescu y Djokovic. Fuente: Getty

El Big Three impuso durante muchísimos años un nivel de dominio pocas veces visto en la historia del tenis. Roger Federer, Rafael Nadal y Novak Djokovic perpetuaron su yugo con una consistencia y solidez inquebrantable, reduciendo los milagros de forma drástica. ¿Qué supuso enfrentarse a ellos? ¿Era tan difícil? Lo define Victor Hanescu.

Y es una voz verdaderamente autorizada para hacerlo, puesto que Victor Hanescu se enfrentó hasta en 17 ocasiones a los miembros de este selecto grupo... y jamás pudo ganarles. 0-7 vs Novak Djokovic, 0-4 vs Rafael Nadal y 0-6 vs Roger Federer. Los resultados, claro, no mienten: el rumano fue uno de las muchas víctimas constantes de la mezcla entre calidad, voracidad y regularidad de tres tipos que instauraron una dictadura en el circuito masculino. De ellos, solo uno queda en lo más alto, un Nole en el que Hanescu pone el foco tras la conquista de su 23º Grand Slam en Roland Garros 2023. Muy interesantes sus declaraciones acerca de la figura de Novak en Gazeta Sporturilor, si bien su definición sobre lo que supuso medirse a los más grandes de todos los tiempos resulta verdaderamente fascinante.

Novak Djokovic y su 23º Grand Slam

"Es un hito histórico, algo que jamás ha pasado antes en el tenis masculino. Nos muestra, aunque tengamos diferentes referencias o existan tipos como Federer y Nadal, que lo que Djokovic ha conseguido, al menos desde mi punto de vista, le hace, a nivel de resultados, el mejor de todos los tiempos ahora mismo. Lo que más me impresiona es el aspecto mental. Ha alcanzado un nivel increíblemente fuerte a la hora de soportar la presión, la adversidad externa, ya provenga del público, la reacción por todo lo que pasó con la vacuna, Australia... es impresionante. Atravesó todos estos momentos de muchísima tensión sin perder el control de sus nervios, reuniendo sus energías para jugar a este nivel, y eso es increíble".

¿El GOAT?

"Al fin y al cabo, los resultados mandan. Nos encanta Federer, es elegancia pura; nos encanta Nadal, es un luchador increíble, pero al fin y al cabo, cuando vemos todo lo que Djokovic ha conseguido, no hay mucho más que debatir".

¿Hasta cuándo seguirá jugando Djokovic?

"Él sigue demostrando que está en un buen estado de forma tanto físico como mental. Creo que podríamos verle ganar grandes torneos durante dos o tres años más. Posiblemente no juegue tanto, pero disputará los más importantes, llegará con el objetivo de hacerlo bien en esos lugares. Creo que estará siempre entre los candidatos a conquistar esos grandes títulos. En Roland Garros parecía que no llegaba en forma: yo le vi en París, estuve allí en el primer partido, y parecía que dudaba en su tenis. Sin embargo, partido a partido empezó a encontrar su ritmo y el partido contra Alcaraz en semifinales fue cuando verdaderamente mostró que está en otro nivel, sobre todo a nivel mental. Alcaraz no pudo lidiar con la presión, Djokovic sí".

El mayor éxito en la historia del tenis

"Lo que ha hecho Nadal en Roland Garros me sigue impresionando. Es un torneo tan duro, con partidos tan largos, en arcilla... no necesariamente es un juego de fuerza, es una partida de ajedrez, táctica. Ganar ese torneo 14 veces... es un éxito impresionante".

Enfrentar al Big Three, por Victor Hanescu

"Los tres eran especiales, cada uno a su manera. Cuando me enfrenté a Roger Federer en hierba, lo hacía todo con facilidad, y eso se mostró en el resultado. Contra Nadal, en arcilla, esos partidos todavía están en mi memoria: el estilo de juego, la velocidad, los efectos... es un deportista especial. Luego, Novak Djokovic... me impresionó porque tiene una solidez que todavía sigue presente y le permite romper récords. Quizás los otros fueran más impresionantes en cuanto a estilo de juego y presencia en la pista, pero con su consistencia y su mentalidad él es un tipo especial. Ese lado mental y espiritual del que habla a menudo, que incluye yoga, entrenamientos para mejorar la concentración, meditación, todo eso es lo que le da el plus por encima de Roger y de Rafa. A través de eso lo compensó todo y es lo que le permitirá, creo, que al final de su carrera sea visto como el más regular de los tres".