Irene Burillo, la WC mejor aprovechada del Mutua Madrid Open

La española acumula tres victorias en la Caja Mágica, derrotando por primera vez a jugadoras del top100. “Está siendo todo como un sueño”.

Fernando Murciego | 26 Apr 2023 | 21.00
facebook twitter whatsapp Comentarios
Irene Burillo entrevistada por Fernando Murciego. Fuente: Punto de Break
Irene Burillo entrevistada por Fernando Murciego. Fuente: Punto de Break

Hace tres días, Irene Burillo (Zaragoza, 1997) ni siquiera sabía que jugaría el Mutua Madrid Open 2023. La española de 25 años se enteró a última hora de que estaba invitada a la fase previa, un regalo que no ha podido aprovechar mejor. Martincova, Arango y Kanepi han quedado en el camino para ver a la zaragozana avanzando hasta la segunda ronda del cuadro final, incentivo más que suficiente para que Punto de Break acuda hasta la Zona Mixta para darle la entrevista merecida, aunque no está sola. Detrás de esa sonrisa se esconde el trabajo de muchísimas personas que la llevan acompañando durante todos estos años.

Primera entrevista en Punto de Break.

¡Ya tocaba! (Risas)

Es que vaya semana, Irene. Y vaya historia que traes detrás.

El domingo a las 16:00 de la tarde me llegó la noticia de que se había quedado una WC libre para la fase previa, cuando mis planes era estar entrenando en Barcelona esta semana. De hecho, estaba con mis padres disfrutando de algunos días libres, llevaba tres días sin entrenar. Llegué al hotel a la 01:00 de la mañana, al día siguiente peloteé 45 minutos con Andrea (Lázaro) y me sentí bastante bien. Así empezó todo.

Tres partidos, tres victorias. ¿Cómo va esa adrenalina?

Jugar el primer partido ya era algo increíble, ¡imagínate ganarlo! Para mí era como un sueño ganar primera ronda de Qualy en un WTA 1000.

Conclusión: hay que entrenar menos.

(Risas) Hay que venir sin presión, eso sí.

Hoy ante Kanepi, además, remontando el primer set.

Estaba un poco más cansada que los otros días, pero he sabido no darme por vencida, seguir luchando y compitiendo. El primer set ha sido duro, he tenido una bola para ganarlo, pero no me he venido abajo. Luego he remontado y he conseguido ganar.

¿Habías ganado alguna vez a una top100?

Había estado cerca, en Zaragoza hace unas semanas gané a Diane Parry que estaba #107 y en algún otro torneo también había superado a jugadoras de un ranking similar. Pero a top100 nunca, Martincova en primera de Qualy fue la primera.

Y hoy la segunda.

Eso es.

¿Ha sido muy duro el camino hasta aquí?

Se ha hecho duro, sobre todo los viajes. A mí me encanta el tenis, me hace mucha ilusión competir cada semana, pero cuando vienen los malos momentos y encadenas varias derrotas consecutivas… ahora doy gracias por no haberme rendido y haber seguido siempre a tope, dando un mejor nivel del que tenía antes.

¿Cómo te definirías?

Soy una jugadora bastante sólida que le gusta jugar de derecha, bastante rápida también. Lo que más me caracteriza es que tengo muy buen físico, mucha resistencia, puedo jugar partidos largos sin desgastarme demasiado.

Estos últimos años estás buscando dar un paso más en torneos mayores, ¿qué tal va esa adaptación?

A nivel mental es lo que más cuesta, he tenido muchos altibajos, cientos de momentos donde pensé en rendirme porque no quería seguir jugando. De repente paras 4-5 días y te das cuenta que estás equivocada, que sí quieres seguir jugando, aunque ha costado mucho. Pero también hubo momentos muy buenos, como en 2021 cuando gané el 60K de Roma, o en 2022 cuando me quedé diez posiciones fuera de Roland Garros, ahí sí me dio un pequeño bajón, pasé bastantes nervios en aquel momento.

¿Y ahora qué?

Ahora intento centrarme sobre todo en el rendimiento del día a día, sin pensar tanto en cosas que no puedo controlar. Lo único que hago es trabajar duro para jugar bien cada partido.

Al finalizar tu partido de hoy te has dado un abrazo muy sentido con tu entrenador, Dani Navarro. ¿Qué significa ese abrazo?

Me emociona casi más por él que por mí […] Sé el trabajo que ha hecho todos estos años, la cantidad de horas que hay detrás, esos momentos en los que ni yo misma me aguanto y él ha estado ahí. Dani siempre sigue conmigo, nunca se rinde, cada semana me empuja a seguir mejorando. Siempre intento escucharle, después de tantos años juntos veo que me sigue teniendo muchísima confianza, aunque lo normal es que cada vez cueste más que te lleguen las palabras. Hay que tener muchísimas confianza en un proyecto así, pero él sigue acompañándome a cada torneo. Ojalá pueda darle más alegrías como esta.

Tu siguiente rival es Cori Gauff, número 6 del mundo.

Es un partido que lo afronto igual que los otros, sin presión. Lo normal es que el nivel vaya subiendo con el paso de los rondas, que tus rivales sean cada día mejores, así que toda la presión para ella. Es una jugadora increíble, lo lleva demostrado muchísimos años, mientras que para mí es el primer torneo grande donde consigo ganar partidos.

¿Expectativa?

A disfrutarlo, cuando disfruto es cuando de verdad saco mi mejor nivel de tenis.

Sois dos tenistas con diferentes armas, ¿cómo lo planteas tácticamente?

Hoy también ha sido un partido así, sabía que no habría intercambios muy largos, o no tantos como ayer. Diría que contra Gauff será un partido muy similar al de Kanepi, aunque me tengo que mirar algunos vídeos suyos esta noche para estudiarla mejor. Lo que seguro tendré que hacer es centrarme en mí misma y seguir aprovechando el bote de la bola, que aquí me ayuda mucho, me da más tiempo para coger mi derecha y no especular. Contra este tipo de jugadoras, si especulas y las dejas dominar, te comen enseguida.

¿Puede ser este torneo un punto de inflexión en tu carrera?

Ojalá que sí, aunque me gusta tomarme estas cosas con mucha tranquilidad. Muchas veces, dentro de la pista tiendo a estresarme bastante, así que intento no pensar mucho, ir día a día y sentirme competitiva.

¿Qué objetivo te marcaste a principio de temporada?

Volver a jugar las Qualys de Grand Slam, aunque a principio de año me fui bastante de ranking porque defendía muchos puntos. Meterme top200 también es un desafío que me había marcado, algo que ya estuve a punto de lograr en enero del año pasado (#207).

Quizá este torneo cambie ligeramente tus planes…

El calendario puede ser, ahora teníamos pensado jugar algún 25K más por estar un poco peor de ranking, pero ahora mismo hay un 100K en Madrid que lo hemos barajado y es buena opción. Si entro en fases previas de eventos WTA me encantaría quedarme ahí.