La difícil tarea de ganar al número 1 y después levantar el título

Repasamos todos los jugadores desde el año 2000 que han conseguido vencer al número 1 para más tarde salir campeones en ese mismo torneo.

Jesús Urdiola Giner | 6 Mar 2023 | 22.08
facebook twitter whatsapp Comentarios
Daniil Medvedev con el título de Dubái 2023. Foto: Getty
Daniil Medvedev con el título de Dubái 2023. Foto: Getty

Ganar al número 1 del mundo es una de esas cosas con las que sueña cualquier joven jugador que empieza a dar sus primeros pasos en el circuito profesional. Vencer al líder del ranking ATP es un desafío muy grande y que la mayoría de los tenistas no consiguen a lo largo de su carrera. De hecho, es más asequible ganar un título que derrotar al mejor jugador del mundo, pero a lo largo de los años hay quienes han conseguido ambas cosas en el mismo torneo.

La victoria de Daniil Medvedev en Dubái sobre Novak Djokovic y su posterior título, ha hecho que repasemos a todos los jugadores que han firmado un triunfo de estas características. Desde el año 2000 han sido en concreto 30 los tenistas que han conseguido dicha hazaña. La mayoría de ellos solo lo han logrado en una ocasión, pero también hay quienes lo han hecho bastante más, siendo Rafa Nadal el líder en esta estadística con un total de 22 ocasiones. El balear ha reinado también cuando no ha sido número 1 y ha sido siempre el gran rival tanto de Roger Federer como de Novak Djokovic cuando ocupaban esa posición, pues todos esos títulos los logró venciendo a estos jugadores, siendo además siete de ellos en Roland Garros.

Precisamente Djokovic y Federer son segundo y tercero en esta tabla respectivamente. El serbio se ha hecho con hasta 13 coronas ganando al número uno mientras que el suizo lo ha conseguido ocho veces. Los títulos más importantes de Nole logrados de esta manera fueron Wimbledon 2013 y 2018, ambos a Nadal y los del helvético la Copa de Maestros 2012 (Nadal) y Wimbledon 2014 (Djokovic).

MURRAY Y MEDVEDEV

Tras el Big 3 llegan Andy Murray y Daniil Medvedev, dos exnúmeros uno que han sido capaces de competir ante Federer, Djokovic y Nadal de tú a tú en dos épocas distintas. En el caso del escocés ha logrado campeonar en siete ocasiones después de haber vencido al líder del ranking ATP, toda una muestra de competitividad que le hizo durante algunos años estar metido en la lucha por ser el mejor de la historia, pues cabe recordar que no hace mucho se hablaba más de Big 4 que de Big 3. Por su parte Medvedev con el de Dubái ya se ha hecho con cuatro entorchados, siendo el más destacado el US Open 2021. Además, es interesante ver que todos ellos han sido ante Novak Djokovic, lo que es una buena forma para mostrar el claro dominio que ha tenido el serbio en el ranking ATP en este último lustro.

En el siguiente escalón se encuentran David Nalbandian, Juan Martín del Potro, Alexander Zverev y Stan Wawrinka, todos ellos con tres títulos. Estos jugadores, a pesar de contar con estilos diferentes siempre se han caracterizado por ponerle muy difíciles las cosas a los números. De todos estos casos el más llamativo es el de el tenista de Lausana, que los tres títulos logrados de esta manera han sido en la final de los tres ‘majors’ que tiene en su palmarés, una situación que parece muy difícil que se vuelva a ver. El resto de jugadores también han hecho este logro en la mayoría de ocasiones en la final, lo que demuestra que la mejor ronda para cruzarse ante el número uno puede ser esta, pues están en juego tanto el vencer al número 1 como el trofeo.

Por último, también han sido capaces de hacerse con el torneo tras derrotar al número 1: Marat Safin (2), Nikolay Davidenko (2), Alex Corretja, Juan Carlos Ferrero, Andre Agassi, Pat Rafter, Ivan Ljubicic, Gaston Gaudio, Carlos Moyá, Greg Rusedski, Taylor Dent, Albert Montañés, Guillermo García López, Jo-Wilfred Tsonga, Borna Coric, Roberto Bautista, Andrey Rublev, Carlos Alcaraz, Hubert Hurkacz, Felix Auger-Aliassime, Holger Rune.

Estos datos demuestran que vencer al número 1 y después hacerse con el título no es nada sencillo, pues la mayoría de estas victorias fueron en la final. Un partido ante el mejor clasificado del ranking es una cosa, pero después, si se obtiene la victoria, mantener ese nivel de juego y asumir la presión que supone haber derrotado al mejor jugador del mundo hace que todo se vuelva más difícil, por lo que no parece sencillo que esta lista se aumente mucho en los próximos años.