Alcaraz: "Si Djokovic o Tsitsipas me quitan el número uno será porque lo merecen más que yo"

Carlos fue galardonado en un acto en Murcia y reconoció que ver el Open de Australia por la tele "se está haciendo duro", si bien se muestra con muchas ganas de volver.

Carlos Alcaraz se prepara de vuelta a la competición. Fuente: Academia Equelite
Carlos Alcaraz se prepara de vuelta a la competición. Fuente: Academia Equelite

Carlos Alcaraz arde en deseos de volver a las pistas. Está en su ADN, en su gen competitivo, y lo demuestra en cada entrenamiento o partido. Uno de ellos le costó el Open de Australia 2023, generando una incómoda lesión cuya gravedad parece no ser importante, pero que le apartó del primer Grand Slam del año y puso en jaque su presencia en el número uno del mundo. Mientras Carlitos se prepara para su vuelta a la competición sobre tierra batida, Novak Djokovic o Stefanos Tsitsipas continúan su aventura en Melbourne, colocándose a tiro de piedra de un título que les daría a cualquiera de los dos el número uno del ranking ATP. Tras ser galardonado en un acto en su Murcia natal y en palabras recogidas por EFE, Alcaraz mostró sus ganas de volver a la competición y manifestó que, en caso de un sorpasso en lo más alto de la tabla, éste será merecido.

Lo primero, eso sí, era tranquilizar al público acerca de los plazos de su recuperación. El español reafirmó a los presentes que su recuperación va por el buen camino, que está progresando "bien y rápido" y que volvió a los entrenos hace apenas unos días. "Tengo muchísimas ganas de volver a competir. Más que nunca, porque jamás estuve tanto tiempo sin hacerlo", manifestó el murciano, haciendo gala de ese gen competitivo que prácticamente le transforma en cada gran partido. Su principal deseo, claro está, hubiese sido volver en este Open de Australia, sobre el que admite que "está siendo duro" ver desde casa.

"A veces veo los partidos y pienso que soy yo el que podría estar ahí", afirma Alcaraz, que ha aprovechado este pequeño parón para indagar en diferentes cuestiones sobre su tenis. "Este descanso me ha venido bien para darme cuenta de las cosas que puedo hacer mejor, tanto dentro como fuera de la pista", explicaba Carlos, dejando muy claro que se considera una "persona positiva" y que ni mucho menos esta lesión ha influido en su estado de ánimo o en sus ganas de competir cada día. Eso sí, el parón ha abierto la veda para que nombres como Stefanos Tsitsipas o Novak Djokovic tengan la oportunidad de arrebatarle el número uno, una cuestión que no preocupa en demasía a Carlitos y sobre la que ofreció unas palabras muy maduras.

"Sí, estoy pendiente de lo que hagan Tsitsipas y Djokovic, pero no me preocupa. Si cualquiera de los dos me quita el número uno será porque se lo merece más que yo", manifestaba Alcaraz, sabedor de que si el campeonato acaba en manos griegas o serbias, su racha como número uno terminará antes de que vuelva a competir. Su regreso a la competición tendrá lugar en Buenos Aires y Río, el inicio de una etapa en la que convivirá con la presión de defender muchísimos puntos. Campeón en Río, Miami, Barcelona y Madrid; semifinalista en Indian Wells o cuartofinalista en Roland Garros, esos son los focos de interés de un Alcaraz que no puede evitar pensar en las expectativas y presión que cargarán sus hombros.

"ESTE SERÁ UN AÑO DE PRESIÓN"

Así lo explicó el propio Carlos, calificando al 2023 como "un año de presión" debido a "los títulos" que ganó en 2022. Eso sí, plena confianza en sus capacidades y en que la temporada, según él, "es muy larga" y "puede empezar mal y acabar bien o viceversa". Desde luego, no hay mejor ejemplo que el pasado año, en el que el murciano no pudo volver a su mejor nivel tras la conquista del título en Flushing Meadows, aquejado de varias molestias y poniendo el punto y final a su temporada tras una retirada ante Holger Rune en París-Bercy. Eso sí, pronto volveremos a ver en acción a Carlitos... y él mismo no puede ocultar sus ganas.

Comentarios recientes