Pegula: “Siento que gano los partidos antes de entrar a pista”

Interesante rueda de prensa de la norteamericana, ya en octavos de Australia sin perder un solo set. “Soy muy perfeccionista, incluso hoy me voy molesta”.

Jessica Pegula está imparable en Melbourne. Fuente: Getty
Jessica Pegula está imparable en Melbourne. Fuente: Getty

La exigencia en uno mismo es importantísima para seguir evolucionando como deportista, aunque hay veces que resulta llamativa. El caso de Jessica Pegula es interesante, una jugadora que ha perdido once juegos en tres partidos del Open de Australia 2023 y que, sin embargo, no termina de estar feliz con su rendimiento. Ya en los octavos de final, la estadounidense compartió algunos mensajes sobre sus etapas de crecimiento y la mentalidad con la que afronta actualmente la competición.

Táctica para ganar

“Creo que el marcador parece realmente dominante, pero hubo muchos juegos que fueron difíciles en este partido, ella puede ser una jugadora muy peligrosa. Creo que hice un buen trabajo al jugar cada punto, cada juego, fue muy duro conseguir que ella no obtuviera ningún punto o juego gratis. En todo momento hice que tuviera que ganárselo, algo que finalmente mereció la pena”.

En constante evolución

“Soy muy perfeccionista, así que no me cuesta demasiado analizar mi juego. Incluso hoy estaba molesta, no creo que haya sacado bien, tuve ese juego para colocarme 5-1, iba 30-0 arriba, pero perdí un par de primeros saques. Intento no analizarlo en exceso, ser una especia de perfeccionista a mi manera. En cuanto a cómo estoy jugando, definitivamente estoy jugando mucho mejor que el año pasado aquí, mucho mejor. Mejoré mucho en pretemporada, trabajamos un par de cosas, aunque a veces es difícil sentirlo en pista. Por otro lado, me fue muy bien en 2022, así que no quiero ir diciendo que necesito cambiar demasiadas cosas. De momento, en la United Cup ya se han visto algunas, eso me dio confianza para llegar aquí”.

Construcción de su identidad

“Cuando era más joven tenían una peor actitud, me ponía muy negativa y me deprimía, era duro. Pero creo que tienes que usar esto como fortaleza, lo comencé a utilizar de esa forma y me sirvió para mis rehabilitaciones que sufrí en el pasado. He sido capaz de pulir mi personalidad, a pesar de ser muy perfeccionista, pero sigo siendo muy relajada en mis partidos. Con el tiempo entendí cómo fusionar mis fortalezas y mis debilidades, para ser convincente dentro de la pista y no ser tan dura conmigo misma durante los partidos. Siempre hay un punto donde las cosas no se pueden cambiar, así que solo tienes que jugar y entender que a veces las cosas no saldrán como quieres”.

Su ambición como tenista

“Mi objetivo siempre ha sido el mismo, incluso cuando tenía 7-8 años, que era ser la Nº1 del mundo y tratar de ganar títulos de Grand Slam, ser tenista profesional. Ese siempre fue mi sueño, desde joven. Tal ver no comprendí todo el esfuerzo que costaba en mi etapa adolescente, tampoco sabía lo que se necesitaba, supongo. Luego con todas las lesiones aprendió muchísimo sobre qué tenía que hacer para llegar a la cima. No sé si alguna vez pensé que podría lograrlo, de joven no tenía esa creencia, pero algunas personas sí la tuvieron. Al final llegué, aunque más tarde que el resto de la gente”.

Aterrizaje en la élite

“El primer año que llegué al top100 lo cambió todo, vi que me ponía en una excelente posición para hacerlo realmente bien. Siento que hubo muchos mini avances, sobre todo cuando empecé a hacerlo bien en los Grand Slams. Después de eso llegaron mis primeros eventos buenos en WTA que me ayudaron a generar más confianza, pero tampoco creo que hubo un gran punto de inflexión. Ni siquiera el año pasado ganando en Guadalajara o pisando los cuartos de final de Roland Garros o del US Open, fueron simplemente nuevos pasos en esta construcción”.

Sobre el Murray-Kokkinakis

“Es una locura, no hay deporte que haga eso, no creo que sea algo bueno. Realmente o lo sé, está claro que fue un gran partido, ¿pero quién realmente quiere ver un partido de cinco o seis horas? Fue largo incluso para la televisión, no sé quién quiere hacer eso, es algo que se debe hablar y cambiar. Sé que tampoco sucede a menudo, pero cuando sucede es en Grand Slam, el escenario más importante, donde uno de los dos tiene que jugar otra ronda en dos días. Algo así no resulta saludable en términos de recuperación, ni mental ni físicamente. Yo ni siquiera podría dormir después de algo así”.

Disputar varios cuadros a la vez

“Siempre he disfrutado de ambos circuitos, estoy aquí para jugar a tenis, donde lo paso mal es en mi habitación sin hacer nada. Cuando tengo algo en lo que concentrarme, ya sea dobles o incluso mixtos, es una oportunidad para generar confianza y trabajar en construir una mentalidad competitiva, lo disfruto muchísimo. Obviamente, hay días que se pueden volver un poco largos si juegas varias veces, pero físicamente siempre he respondido bien. En los últimos años no he tenido problemas importantes, afortunadamente”.

Nueva mentalidad

“Ahora siento que gano algunos partidos antes de salir a la cancha, es un sentimiento extraño tener esto porque antes no me sentía así, siempre me había preguntado cómo sería sentir algo así. En los últimos Grand Slams me he encontrado mucho más cómoda, todo empieza en tu nivel de confianza y tu destreza para controlar el partido, en ganar pese a no tener tu máximo potencial ese día. Es una sensación totalmente diferente, seguro”.

Comentarios recientes