Sara Bejlek, la niña prodigio 'tapada' para el 2023

La nueva hornada del tenis checo asusta con las Fruhvirtova, Noskova y también, con Sara Bejlek, una zurdita de 16 años que no para de crecer y promete grandes cosas.

La joven checa jugando en la prueba júnior de Roland Garros 2022. Foto: Getty
La joven checa jugando en la prueba júnior de Roland Garros 2022. Foto: Getty

La inagotable cantera del tenis checo ya está gestando una nueva hornada con la que dominar el mundo del tenis femenino. Las Kvitova, Safarova, Strycova, Krejcikova, Pliskova o Vondrousova parece que tienen el relevo más que asegurado. Vienen chicas de un enorme nivel, muchísima proyección y una precocidad espectacular. Quizá la menos conocida de esta nueva ola es la zurda Sara Bejlek. Orígenes balcánicos de una muchacha que con 16 años ha conocido una gran progresión en 2022, plantándose ya a final de año entre las 200 mejores del mundo. Tiene toda la pinta de que su nombre va a sonar con fuerza en el curso que está por venir.

A la joven Sara le tocó vivir un 2022 de una gran escalada en el ránking. Empezaba el curso casi en el puesto 400 del ránking WTA, apenas a mediados del año anterior había aparecido por primera vez en las listas. El crecimiento en 2022 ha sido muy positivo, granado por diversos éxitos y logros como son tres títulos en la categoría ITF en Santa Margherita di Pula, Ceska Lipa y Olomouc. Además, consiguió plantarse en las semifinales de la prueba júnior de Roland Garros. En aquellas semis, realmente podríamos decir que las tenía ganadas. Se medía a su compatriota Lucie Havlickova, un año mayor que ella pero que ha terminado el año bastante peor en el ránking (387º del mundo). Bejlek dominaba por 5-2 y doble 'break' en la manga definitiva, con su rival desquiciada. Lamentablemente para sus intereses, se le escapó vivo y acabó cediendo. Havlickova ganaría a la postre el título ante la argentina Solana Sierra.

Pero lejos de ese 'palo' anímico, Bejlek ha seguido trabajando. Una jugadora aguerrida, muy rocosa en el fondo de pista, no tanto el típico perfil checo, más terrícola pero que se adaota muy bien a las pistas rápidas. En el US Open fue capaz de superar la fase previa, ganando a jugadoras como Mladenovic o Watson. No pudo ya en primera ronda con Liudmila Samsonova, pero su primera experiencia en un cuadro final de Grand Slam ahí la tiene ya la checa.

En palabras a la web de la WTA, Sara valora mucho el entorno en el que se ha ido moldeando y en el que ha ido creciendo, de hecho viene entrenando en la pretemporada con toda una finalista de Roland Garros como Marketa Vondrousova: "Esto para mí es fantástico, porque puedo entrenar con las mejores jugadoras de la República Checa. Ellas me hacen cada vez mejor jugadora, veo que no paro de ir a mejor, me tiene realmente emocionada y motivada".

Es la 21º del ránking WTA menor de 21 años, pero solo la segunda más joven de todo el top 200. La República Checa viene absolutamente con todo, con una pléyade de chicas que es la envidia del mundo entero. "Es buenísimo ver a otras chicas que también están creciendo mucho. Me empujan para ser mejor." Los objetivos de Sara a principios de año estaban en torno a meterse en el top 200, pero el resultado ha sido mucho mejor. "Teníamos eso pensado con mi entrenador, que sería muy bueno estar sobre el top 200. Pero ahora que estoy en el 170 prácticamente, es realmente perfecto."

Ambiciosa ante todo Sara Bejlek

Bejlek habla también sobre sus señas de identidad en la pista y sus preferencias. "Me encanta jugar en tierra batida. A comienzos de año, la idea era jugar algunos torneos en pista dura, para después cambiar y jugarlos sobre tierra. Me alegro de haber tomado esa decisión, me ha venido muy bien para crecer."

Luego vinieron las semis en el Roland Garros júnior y las previas en Wimbledon y el US Open. "En Wimbledon, quedé en 'shock' cuando jugué mi primera previa de Slam, con tantos grandes jugadores allí. La pena es que no se jugará en el mismo club que el torneo principal. En Nueva York fue alucinante, poder ver a todos esos jugadores como Rafa Nadal, Serena Williams y otros. Era mi primera vez en Estados Unidos y disfruté cada minuto que pasé allí."

¿Qué podemos esperar de la jovencísima Sara Bejlek para 2023? ¿Qué piensa mejorar? Esto cuenta: "Tengo que trabajar muy duro, más aún que antes y con más asiduidad. Antes iba con la idea de saltar a pista y jugar y ya está. Ahora siento que puedo ser mejor cada día que pasa. Esta es la mejor noticia para mí. Estaré lo mejor posible para Australia. He ido progresando, jugaba mucho de línea de fondo en el pasado pero poco a poco voy buscando volear más."

Comentarios recientes