El entrenador de Swiatek desvela las claves del gran año de su jugadora

Tomasz Wiktorokoski analiza lo conseguido por la polaca y comenta además de que forma preparan en 2023 y donde pueden mejorar.

Tomasz Wiktorowski, entrenador de Iga Swiatek. Foto: Getty
Tomasz Wiktorowski, entrenador de Iga Swiatek. Foto: Getty

Iga Swiatek ha sido sin duda la gran protagonista del circuito WTA. La polaca ha superado a todas sus rivales tanto física como tenísticamente y muchas de ellas quieren ahora conocer cuál ha sido su secreto para lograr firmar semejante temporada.

Con el curso ya terminado, su entrenador Tomasz Wiktorowski se ha sentado a hablar con sport.pl y ha contado cómo han afrontado esta temporada y cuáles son los planes para el siguiente año, en el que la polaca buscará incluso superar lo conseguido este año, sobre todo ampliando su cuenta de Grand Slams.

Plan de preparación para la nueva temporada

“Tenemos planeados entrenamientos físicos en Varsovia. Luego, a mediados de diciembre, volaremos a Dubái, donde nos centraremos en cuestiones de tenis. Aquí, en Polonia, la ventaja es el lado físico, la preparación motora. Aunque, por supuesto, no es que no trabajemos lo tenístico. Después Dubai jugará unas exhibiciones que me funcionaron bien cuando entrenaba a Radwanska y no veo ningún obstáculo para que esta vez no sea así, son encuentros en los que tienes que pelear pero que no pasa nada si no estás al 100%. Después iremos a la United Cup y todavía tenemos que decidir si tras este evento jugar otro más o ir directamente a Melbourne”.

Lo que más orgulloso le pone sobre Swiatek este año

“De cómo Iga pudo pasar la temporada. Mantuvo un alto nivel durante todo el año. Hay varias áreas de preparación en el tenis. Los tres básicos son: motor, técnico-táctico y mental. Sin embargo, hay muchos más factores involucrados. Iga presentó un nivel muy alto en cada uno de los componentes. Este año, Iga logró mantenerse en forma, no solo alcanzar su punto máximo. Alcanzar ese pico es fácil, aunque para algunos, por supuesto, es inalcanzable. Llegar a dos o tres picos de forma en una temporada es más fácil que mantenerlos. Esto es algo asombroso en el tenis moderno, en general en un deporte donde la intensidad de las salidas es muy alta. También estoy orgulloso del hecho de que hemos logrado introducir una mentalidad que asume que no buscamos un resultado decente, sino una victoria, el listón está lo más alto posible”.

No conocía a Iga antes de entrenarla

“Personalmente, apenas conocía a Iga. Nuestra vida en el tenis resultó de tal manera que solía tener contacto con su padre, pero no realmente con la propia Iga. Es raro que nos crucemos así, pero así resultó. Hablamos tal vez tres veces antes de encontrarnos para una charla de colaboración. Comenté los partidos de Iga durante casi dos años. Comencé a trabajar con ella a finales de noviembre del año pasado y ya tenía una idea lista”.

Lo que más ha mejorado de su juego

En términos estrictamente de tenis, en realidad lo que más ha mejorado es el servicio. Tengo confirmación de esto en números. A lo largo del año, la aplicación de Iga ha mejorado mucho. El servicio falló un poco a mitad de la temporada, la eficiencia disminuyó, pero luego aumentó hacia el final del año. Por ejemplo, Iga ganó la final del US Open principalmente con el servicio, especialmente en el primer set. Sin embargo, estoy más feliz con la forma en que Iga tomó decisiones en la cancha, con su responsabilidad. A principios de año decidimos mostrarle un tenis más agresivo. La agresividad se puede introducir a través de la velocidad, el ritmo y la dirección de la pelota. Iga comenzó a tomar muy buenas decisiones sobre cuándo acelerar, de qué bolas, cuánta velocidad y en qué dirección”.

La hierba como asignatura pendiente

No. Lo abordaremos tal como está planificada la temporada. Por ahora, nos centramos en el comienzo del año. Llegará un momento en que empecemos a pensar en la hierba. Pensamos sobre todo en desarrollar a Iga en todas las direcciones, lo que también debería brindarle mejores herramientas para sentirse más segura en este tipo de superficie.

Tendencia del tenis femenino

“Hace tres o cuatro años me parecía que íbamos hacia un tenis muy físico, pero al mismo tiempo cada vez mejor técnicamente. Me sorprende que vuelvan a salir chicas que no tienen una técnica completa. Solo el número dos del mundo, Ons Jabeur, tiene un tenis muy interesante, el número cuatro, Caroline García, también: juega mucho en la red, tiene un servicio variado. Jessica Pegula y Coco Gauff, por otro lado, son una de las mejores parejas, pero se pueden notar deficiencias técnicas en ellas”.

Comentarios recientes