Djokovic: "Significa mucho para mí ganar todavía este tipo de partidos a la gente joven"

Final número 56 de Masters 1000 para el serbio que valora enormemente su capacidad de lucha y pundonor con 35 años volviendo a superar a Tsitsipas.

Rubén Pérez Serrano | 5 Nov 2022 | 21.09
facebook twitter whatsapp Comentarios
Un eufórico Djokovic celebra su agónico triunfo ante Tsitsipas en Bercy. Foto: Getty
Un eufórico Djokovic celebra su agónico triunfo ante Tsitsipas en Bercy. Foto: Getty

Será la octava final en el Masters 1000 de París-Bercy para Novak Djokovic y la número 56 en total en esta serie de torneos tras la semifinal ganada de una manera tremendamente ajustada al heleno Stefanos Tsitsipas. Djokovic ha sabido sufrir lo indecible después de un primer set y un torneo en general muy plácido para volver a una gran final a sus 35 años. En rueda de prensa ha querido poner el foco en esa dificultad de seguir ahí compitiendo con los jóvenes, resistiéndose a doblar la rodilla ante ellos. Ha reconocido igualmente que el partido podría haber sido para cualquiera y que Stefanos ha merecido perfectamente la victoria también.

Parecía un tarde tranquila más, pero acabó siendo un durísimo encuentro

"Empecé el partido de la misma manera que lo había hecho en el choque de cuartos de final de ayer. Con claridad de ideas, estando seguro de lo que tenía que hacer, siendo muy sólido. Sentía con mucha nitidez cada golpe, así que controlé muy bien el partido en el primer set ganándolo por 6-2. Al principio del segundo, tuve oportunidades, con varios 0-30 para romper. Él jugó bien ahí, sacando bien y además consiguió involucrar más al público. Es entonces cuando el partido dio un vuelco.

Tuve un juego muy malo y eso unido a que el empezó a estar más a gusto y con más confianza hicieron que nos fuéramos al tercer set. Apenas fallaba él, me costaba leerle el saque. Igual que en el segundo set, tuve mis chances de quebrar pronto. Con 4-4, un 30-40 para romper con un punto muy largo, acabé fallando una derecha no muy complicada, me quedé sin aire ya."

Un triunfo que pudo ser de cualquiera

"Nos exigimos el uno al otro hasta nuestros límites. Fue una gran batalla con muchos puntos de enorme emoción. Era necesario creo que el partido se decidiera en el último momento. Fue un partido que podía ir para cualquiera, sin un dueño claro. Stefanos habría merecido la victoria de haber ganado él el partido."

Una victoria de mucho valor emocional a sus 35 años

"Me he sentido muy orgulloso de haber formado parte de un ambiente tan magnífico como el que se ha vivido en el partido. Significa mucho para mí poder jugar contra uno de los mejores jugadores del mundo en esta ronda. Y es que a mí edad, tiene un enorme valor poder competir, exigirse a uno mismo de esta manera, seguirse motivando y creer que puedes seguir ganando este tipo de partidos. Sigo ahí con los jóvenes jugadores, soy aún capaz de ganar partidos así tan ajustados contra ellos. Significa mucho para mí mental y emocionalmente".

Contra el jovencísimo Holger Rune en la final

"Le conozco muy bien porque hemos entrenado juntos en diferentes superficies. Me gusta mucho. Es un gran tipo, con una gran familia alrededor. Gran ética de trabajo, se merece enormemente tener éxito. No hay duda de que va a ser el futuro de este deporte, junto con Alcaraz y algunos otros chicos. Espero eso sí poder atrasar su primer título de Masters 1000. Nos llevamos muy bien, somos muy buenos amigos.

Jugamos solo en el US Open y desde entonces ha mejorado bastante. Físicamente está muy en forma, es muy joven y le está corriendo mucho la bola. No tiene nada que perder además. En cierta forma su juego me recuerda al mío, sólido revés con muy buena defensa. Muy competitivo, dejándose en cada punto el corazón y las piernas ahi en la pista."