Federer y Nadal caen en una noche para la historia

Sock y Riafoe terminaron imponiendo su autoridad en el supertiebreak definitivo, provocando la retirada de Federer sin el final soñado por él y por Nadal.

Roger Federer y Rafael Nadal, en Laver Cup 2022. Foto: gettyimages
Roger Federer y Rafael Nadal, en Laver Cup 2022. Foto: gettyimages

En una noche para la historia el resultado era lo de menos... ¿O no? Desde luego que no. Competidores de la talla de Roger Federer y Rafael Nadal quieren ganar sea cual sea el contexto, erigiéndose eso en el motor que les ha permitido tener carrera tan longevas como exitosas y uno de los mejores de la historia merecía terminar alzando los brazos al cielo en señal de triunfo, pero no pudo ser. La Laver Cup 2022 fue el escenario perfecto para un partido que puso a prueba la sensibilidad y nostalgia de todos los amantes de este deporte, viendo cómo una leyenda efectuaba su retirada. Hubo momentos inolvidables en el duelo contra Jack Sock y Frances Tiafoe un nivel alto de tenis y todo se resolvió por pequeños detalles, que decantaron la balanza del lado de Tiafoe y Sock por un resultado de 4-6 7-6 (2) 11-9..

La gran incógnita por resolver en los compases iniciales del primer set era el nivel de tenis que podía ofrecer el suizo, después de tanto tiempo sin competir. Empezó algo timorato en sus desplazamientos, pero pronto adquirió la confianza necesaria con un juego maestro en la red, donde mostró su mano privilegiada cerrando puntos bien trabajados por el español. Nadal intentaba abarcar mucha pista y tiraba con potencia a los dos estadounidenses, sin rubor a la hora de buscar el cuerpo de Rafa en la red.. La lentitud de la pista permitía que se restaran muchos saques y hubiera puntos interesantes, en los que la experiencia en esta modalidad de Sock parecía que podría decantar la balanza. Sin embargo, fueron los intangibles de las dos leyendas del tenis mundial las que propiciaron el quiebre, en el décimo juego, con atinados restos por parte de ambos y una clara tendencia al alza de Federer, que ni siquiera sufrió al saque durante todo el parcial.

Incrementó la intensidad y la igualdad en la segunda manga, a la que salieron los miembros del Team World espoleados tras la decepción de dejar escapar el primer parcial. Sock incrementó su movilidad en la red, Tiafoe atinó sus tiros y consiguieron efectuar un break que ponía las bases de un eventual supertiebreak. Pero el Fedal no se iba a rendir. Volvieron a enchufarse, Rafa redujo los errores y consiguieron equilibrar el marcador mediado el set, tras una bola polémica en la que Tiafoe golpeó en dos ocasiones con su raqueta a la pelota a la hora de volear.

Federer y Nadal dispusieron de una bola de partido con saque del suizo

Todo iba al límite, cada detalle podía decantar la balanza de uno u otro lado y así se llegó al décimo juego, con Tiafoe al saque. Hubo un prometedor 30-30, pero Rafa falló un resto a segundo saque. Fueron los estadounidenses quienes se granjearon seis bolas de break en el siguiente juego, salvadas de forma milagrosa por Roger y Rafa. El suizo mostró sus mejores instantes de tenis en el juego siguiente, intentando evitar el tiebreak, pero no hubo manera. Una vez allí, se apreció una evidente diferencia en lo que a físico y consistencia se refiere, con Tiafoe y Sock mucho más frescos y determinados para buscar el triunfo, conduciendo el partido a un supertiebreak de infarto.

No había mejor guion posible. Todo se resolvería en el supertiebreak y se respiraba en el ambiente que estábamos ante algo histórico. Arrancó Nadal con un gran resto que dio ventaja de minibreak, consolidado con una volea y un remate ganadores tras grandes servicios del helvético. Todo se equilibró gracias a dos milagros absolutos de Sock, demostrando ser un consumado especialista y un genio en los reflejos. La tensión se podía cortar con un cuchillo cuando se llegó al segundo cambio de lado, con 6-6. Toma y daca permanente que derivó en una bola de partido con el saque de Federer. Se escapó, y con ello un suspiro de desasosiego de todo el planeta. Finalmente, los estadounidense se alzaron con el triunfo e impidieron el final soñado.

Comentarios recientes