Alcaraz tira de oficio e inclina a un Cilic apagado

El murciano tuvo un pequeño lapsus en el primer set, pero se mantuvo más constante que el croata, que acabó con demasiado errores no forzados. Espera Norrie en cuartos.

Carlos Alcaraz. Fuente: Getty
Carlos Alcaraz. Fuente: Getty

A veces no es necesario ser brillante, simplemente sirve con mantenerte consistente y saber obtener réditos cuando tu rival juega mal. Exactamente eso pasó hoy y exactamente de eso se aprovechó Carlos Alcaraz, que se encontró una versión extramadamente irregular de un Marin Cilic que esparció errores no forzados por doquier en la Pista Central del ATP Cincinnati 2022 (7-6(4), 6-1). El murciano tuvo una extraña desconexión cuando sacaba para ganar el primer set, pero supo rehacerse e impuso su jerarquía en el tie-break, asestando un golpe demasiado duro a la confianza y la mente del de Medjugorje, que desapareció en el segundo set.

El partido empezó con un break inicial para Alcaraz. Los diez primeros minutos fueron una auténtica pesadilla para el croata, que necesitó de varios juegos para encontrar el feeling con su raqueta. Con buenos porcentajes en su primer servicio le bastaba a Alcaraz: cada vez que el intercambio se iba a los tres o cuatro golpes, el de Medjugorje estampaba una derecha o un revés contra la red. No necesitaba Carlitos de mostrar su versión más brillante, incluso erró varias derechas ofensivas: Marin se autodestruyó en el inicio del encuentro. Así pues, un break le bastaba a Carlos para colocarse con el primer set en el bolsillo: 5-4 y 40-15...

Pero no iba a ser tan fácil, no vayamos tan rápido. De repente, como si hubiese vivido un bug en mitad del encuentro, Alcaraz se bloqueó. No volvió a meter ni un solo primer servicio en todo el juego y acabó regalando la rotura con tres dobles faltas seguidas. Hemos visto muchas desconexiones del murciano en los últimos meses, pero probablemente ninguna tan enorme como esta. Pese a ello, Carlos supo resetear y recomponerse mentalmente: llegados al tie-break, Marin volvió a entrar en 'modo escopeta de feria' y el primer parcial acabó en las manos del murciano.

Muchos quizás piensen que el primer set fue más parejo de lo que realmente reflejan las estadísticas: Cilic cometió el doble de errores no forzados que Carlitos (llegó a la cifra de 21 en un solo parcial, señal de que la mirilla no estaba ajustada) y tampoco le superó en golpes ganadores (8 a 10 para el de El Palmar).

CILIC, FUERA DEL PARTIDO

El segundo set tuvo un guion similar al primer parcial: lo comenzó Marin con una retahíla de errores no forzados que le entregaron el break en bandeja a Carlos. La clave estuvo en el juego inmediatamente posterior: el murciano salvó un par de bolas de break y consolidó su servicio, colocando un 3-0 que acabaría siendo decisivo. No estuvo Alcaraz a lo largo del segundo parcial en su versión más brillante, pero ayudado por algunas indicaciones de Ferrero desde el box utilizó algunas perlas de juego muy inteligentes para inclinar al croata (la más importante, bajar la velocidad del saque para asegurar más primeros servicios y, a su vez, apuntar al cuerpo de Cameron).

No tuvo problemas para ponerle el punto final al duelo Alcaraz, que con más oficio que brillantez ya está en cuartos de final del torneo de Ohio. Su próximo desafío será un Cameron Norrie que viene en gran estado de forma, pero al que Carlos conoce plenamente y al que ya ha conseguido inclinar esta temporada. Vuelve a unos cuartos de final el murciano... y sigue afinando motores de cara al US Open 2022, el desafío de la Gran Manzana.

Comentarios recientes