Jabeur: "He elegido la persona que soy, quiero inspirar a la gente"

La tunecina llega a Wimbledon como una de las grandes favoritas. Ons habló sobre su ambición por ganar Wimbledon, sus expectativas y su ilusión por dejar un gran legado.

Ons Jabeur. Fuente: Getty
Ons Jabeur. Fuente: Getty

Ons Jabeur parte como la tercera cabeza de serie en el próximo Wimbledon 2022. Es una responsabilidad importante para una jugadora que hasta hace no mucho se encontraba en el grupo de outsiders del circuito, sin mayor presión que la de superar las primeras rondas y con la motivación de buscar alguna gran sorpresa en rondas más adelantadas. En este sentido, la última edición del Grand Slam londinense le dejó una de sus mejores actuaciones, cuando pudo superar a Garbiñe Muguruza en un auténtico partidazo. En cierto sentido, fue una rampa de lanzamiento hacia la ascensión de una jugadora con muchos recursos, una enamorada de la dejada y una auténtica pionera dentro del deporte árabe, siendo la primera mujer árabe en alcanzar el top-10 de la WTA. Ons habló con The Guardian y dejó declaraciones muy interesantes sobre la presión y la responsabilidad que hay sobre sus hombros, la ilusión que le supondría acercarse a un Grand Slam y un estilo de juego que no deja a nadie indiferente.

Responsabilidad e ilusión por representar a las mujeres árabes y africanas

"Me veo como alguien que está en una misión. Me digo a mí misma que yo he elegido el lugar en el que estoy. Digamos que he elegido inspirar a la gente. He elegido ser la persona que soy hoy en día. Quiero compartir todas mis vivencias algún día y conseguir que más y más generaciones jueguen al tenis. Así pues, no veo nada de esto como una carga, lo veo como un placer y una responsabilidad. Es parte de mi trabajo y es un motivo por el que juego al tenis. Y creo firmemente en el poder de compartir. Compartir me ayudó, tanto como jugadora como persona, y puede ayudar a otras generaciones".

¿Qué ha cambiado este año?

"Sinceramente, no creo que algo haya cambiado este año. Creo que estoy ganando más y más experiencia como algo natural, de mi progresión temporada tras temporada, de los partidos que he ganado últimamente. Todo eso me ha ayudado a ser la jugadora que soy hoy día. Necesitaba dar varios pasos para conseguir todo esto y ser la jugadora actual, no podía simplemente saltar de la casilla de salida hacia el top-10. Soy alguien que se toma las cosas con tiempo, y he aprendido mucho sobre mí misma y sobre otras cosas. Estoy feliz por haberme marcado objetivos ambiciosos al inicio de año, por haber dicho que quería ganar títulos, ganar un Grand Slam y ser top-5. Me queda solo uno por alcanzar y espero poder conseguirlo".

Una forma de jugar distinta

"Soy una gran admiradora de la dejada. La dejada siempre puede funcionar, porque tu rival no sabe qué esperarse, si una bola plana o una dejada. Consigues sorprender a tu oponente, hacer que pierda estabilidad. Además, cuando haces una dejada, tampoco saben qué vas a hacer en el golpe de continuación. Hay que correr para alcanzar las dejadas, y hay jugadoras que no están demasiado contentas con tener que estar moviéndose hacia delante todo el rato".

Un cambio importante a nivel psicológico

"No es fácil desconectar entre punto y punto, pero poco a poco me voy acostumbrando. Siento que ahora soy más consciente de mí misma, de mi cuerpo, del aspecto mental. Todo eso me ayuda para saber cómo estar conmigo misma en algunas situaciones complicadas".

¿Qué significaría ganar Wimbledon para ella?

"Significaría muchísimo. Wimbledon es un torneo increíble. Me acuerdo de la grada el año pasado, que se portó de forma fantástica. Se juega en una superficie en la que puedo mostrar un gran nivel y en la que disfruto de mi tenis. Por todo eso me gustaría ganar el título de Wimbledon, y espero poder estar lista para conseguirlo. Mis ojos están en ganar Wimbledon".

Comentarios recientes