Roland Garros 2022: Análisis de los cuartos de final masculinos

Antepenúltima ronda en París y el cuadro no puede estar más descompensado. Por arriba, 41 títulos de Grand Slam; por abajo, solamente uno.

Fernando Murciego | 31 May 2022 | 00.48
facebook twitter whatsapp Comentarios
Roland Garros se prepara ya para los cuartos de final. Fuente: Getty
Roland Garros se prepara ya para los cuartos de final. Fuente: Getty

Llegan los cuartos de final de Roland Garros 2022 con dos partidos programados para este martes 31 de mayo y los otros para la jornada siguiente. Solamente dos de los ocho principales cabezas de serie se han caído de este plan (Medvedev y Tsitsipas), aunque esto no le quita ni un ápice de brillo al diseño final del cuadro. Tenemos a dos chavales de 19 años en liza, dos Next Gen con ganas de confirmarse, un veterano en busca de glorias pasadas y, por supuesto, la final anticipada entre las dos mayores leyendas presentes en este cuadro. Vamos, que no hagas muchos planes estos días porque se vienen unas jornadas de tenis de categoría. Aquí os dejamos un breve análisis de lo que puede ocurrir en cada partido.

NOVAK DJOKOVIC vs. RAFAEL NADAL

Perfectamente podría escribirse un artículo aparte hablando únicamente sobre esta rivalidad, pero tampoco vamos a desgranar todos los detalles ahora. Será el duelo número 59 entre ellos (H2H favorable al serbio por 30-28), el mejor partido que podríamos ver ahora mismo y que, lamentablemente, nos cae en la ronda de los cuartos de final. Después de 24 horas de dardos a la organización, finalmente se jugará en turno de noche, donde todo el mundo piensa que el español es menos favorito. ¿Y qué pasa entonces con al final de hace dos años? Se jugó en horario nocturno, incluso con el techo cerrado, pero nadie pudo parar al balear, que arrasó a su oponente sin piedad.

Esta vez el camino ha sido distinto para ambos, tanto en el torneo como en la temporada en general. Mientras que Nadal arrancó el curso arrasando, Djokovic lo empezó con juicios y otros problemas con el gobierno de Australia. Pero poco a poco fueron cambiando las cosas, con el manacorense lesionado y obligado a perder el inicio de la gira de tierra, mientras que el balcánico fue recuperando sensaciones hasta levantar su sexta corona en el Masters 1000 de Roma. Todos dicen que Nole está más fuerte, que no ha perdido ningún set en sus cuatro partidos previos, que vuelve a ser el Nº1 dentro de la pista. Pero esto es París, esto es la Philippe Chatrier, un lugar donde el balear ha ganado 109 partidos y 13 títulos. Nadal domina 7-2 los enfrentamientos en Roland Garros y 19-8 los duelos sobre arcilla. No den nada por hecho, que se viene la guerra de las guerras.

ALEXANDER ZVEREV vs. CARLOS ALCARAZ

Pese a que lleva menos de dos temporadas compitiendo en el circuito profesional, Carlitos ya ha tenido unas cuantas experiencias en pista con el gigante alemán. Lo conoció por primera vez en Acapulco 2021, donde solo pudo hacerle cuatro juegos. Se lo encontró de nuevo siete meses después, en Vienna, donde le arañó seis juegos. Hasta que por fin, en la presente gira de arcilla, el murciano pudo vengarse del germano en la final del Mutua Madrid Open, donde confirmó su crecimiento y madurez de sus golpes en un encuentro que no tuvo color. Ahí fue Sascha, justo en el duelo más importante, quien se volvió a casa con la bandeja de subcampeón y apenas cuatro juegos ganados. En el palco, Sergi Bruguera agachaba la cabeza y sonreía al ver que el futuro del equipo español de Copa Davis estaba en las mejores manos.

Pero aquel encuentro solo ha hecho que calentar este enfrentamiento, aunque la mecha no la prendieron ellos. Todo empezó con los horarios del Mutua Madrid Open, dándole menos horas de descanso al alemán de cara a la final. Curiosamente, de nuevo han sido los horarios lo que desate la polémica previa a estos cuartos de final, con Alexander un poquito celoso del español y el estatus que ocupa actualmente en el vestuario. Alguien que se ha convertido en referente mundial, dentro y fuera de la cancha, quitándole foco y títulos al top10 establecido. Veremos qué cambia Zverev respecto al partido que tuvieron hace un mes, aunque todos sabemos que, si Carlitos juega bien, su nivel tenístico está un escalón por encima del de la mayoría de sus rivales, incluido el Nº3 del mundo. Necesitará su mejor función con el saque y tirar de experiencia, aunque no es Roland Garros el lugar donde históricamente ha reunido más confianza.

CASPER RUUD vs. HOLGER RUNE

Hacía tiempo que no teníamos una Cenicienta de tal calibre avanzando tantas rondas en un torneo de Grand Slam. Bueno, no tanto, porque Alcaraz y el US Open lo tenemos ya totalmente asimilado en el tiempo. Esa misma sorpresa es la que ha firmado Holger Rune en este Roland Garros, evento que disputa por primera vez, aunque ni mucho menos le ha supuesto esto un problema. Por su camino se han ido quedando Shapovalov, Gastón e incluso Tsitsipas, vigente subcampeón. Muchos pensarán que algo increíble, pero no eran pocos los que venían ya señalando a este muchacho como uno de los tenistas a tener en cuenta en el corto-medio plazo. Su tenis ha pegado un estirón en los últimos meses, atrás quedó aquella época en la que solo se nutría de WC, ahora está sobrado de talento para mirar de tú a tú a la mayoría del circuito profesional. Eso sí, lo normal es que esta aventura tenga fecha de caducidad.

No por la estricta lógica del ranking, ni siquiera por la falta de veteranía que todavía tiene el danés, sino porque ahora mismo hay otros que llegan pisando mucho más fuerte. Es el claro ejemplo de un Casper Ruud que viene de firmar un partidazo ante Hurkacz, demostrando que la tierra batida le viene como anillo al dedo y que, a sus 23 años tiene ya todas las armas para hacer por fin una incursión mayúsculo en torneos de Grand Slam. El H2H nos muestra un 3-0 muy claro a favor de Ruud, siendo además los tres precedentes sobre polvo de ladrillo. Será la clásica lucha entre la Next Gen y la NextNext Gen, por llamarlo de alguna forma. La clase de 1998 frente a la de 2003. Una estancia nueva para los dos donde el más mayor debería llevar la voz cantante, aunque no tiene pinta que vaya a ser un camino de rosas para nadie. Ahora mismo, los golpes más frescos de la zona baja del cuadro los está conectando este niño de 19 años.

ANDREY RUBLEV vs. MARIN CILIC

Y entre tanto niño, entre tanto jugador alcanzando por primera vez esta ronda en Roland Garros, aparece de repente un clásico, uno de los que siempre estuvieron señalados por no competir en tierra batida igual que en las otras superficies. Hablamos de Marin Cilic, el hombre que ha dejado petrificado hace un ratito a Daniil Medvedev en la Philippe Chatrier, recordando a todos que si ganó este torneo en la categoría junior fue por algún motivo. Cierto es que tampoco ha tenido el cuadro más complicado del torneo, así que el examen que le viene en cuartos de final será el definitivo, el que de verdad nos revele si el croata ha llegado hasta tan lejos por casualidad o causalidad. Enfrente tendrá a otro top10, aunque nada tiene que ver Andrey Rublev con su compatriota ruso caído en el día de hoy.

Sin hacer ruido, pero con la maquinaria cada día mejor engrasada. El pupilo de Fernando Vicente supo cancelar las virtudes de Delbonis y Garín para recibir este lunes un regalo desafortunado en forma de lesión por parte de Sinner. Un empujón en el momento donde más lo necesitaba para medirse ahora a un rival que tiene dominado en el cara a cara. Seis enfrentamientos entre ellos con cuatro victorias para el tenista de Moscú. Sin embargo, la última vez que se vieron las caras, en el pasado Open de Australia, el premio fue para el campeón del US Open 2014, único campeón de Grand Slam por esta parte baja del cuadro. Posiblemente no fueran los nombres que más peso tenían en las quinielas para llegar a la antepenúltima ronda del torneo, pero uno de los dos estará en semifinales e incluso me atrevería a decir que, el vencedor, tiene muchas posibilidades de pisar la final. Lo sabremos en un par de días.

¿Cómo lo ven ustedes? ¿Os atrevéis a pronosticar qué cuatro juagdores pasarán a semifinales? Os escuchamos.