El campeón vuelve a por su corona bajo la lluvia de París

Novak Djokovic arrasó a Nishioka en su debut en Roland Garros y tratará de volver a repetir la hazaña que consiguió el año pasado en París.

Djokovic arrasó en su debut y manda un aviso a todos sus rivales. Fuente: Getty
Djokovic arrasó en su debut y manda un aviso a todos sus rivales. Fuente: Getty

Novak Djokovic comenzó con paso firme su andadura en Roland Garros 2022 y arrasó a Yoshihito Nishioka por 6-3, 6-1 y 6-0 en dos horas de partido. El serbio debutó en una Philippe-Chatrier que se vio obligada a techar por la presencia de la lluvia en la ciudad de París. Djokovic fue de menos a más y no dio ni una sola opción a Nishioka, que no bajó los brazos en ningún momento y fue un luchador hasta el final. Con un H2H favorable al serbio por 2-0, Novak sacó a relucir su saque y su derecha cruzada para avanzar a la segunda ronda, donde espera rival del ganador del partido entre Alex Molcan y Federico Coria que fue aplazado por la lluvia.

Nishioka puso alto el listón en el primer set

Novak Djokovic comenzaba sacando en su debut en este Roland Garros 2022 frente a Yoshihito Nishioka. El japonés comenzaba su partido jugando de forma agresiva y queriendo incomodar a Novak en los primeros compases del encuentro, consiguiendo sus tres primeras bolas de break en este primer juego al servicio del serbio. Tras diez minutos, Djokovic evitó empezar con el pie izquierdo y salvó las tres pelotas de quiebre que no supo aprovechar el japonés. El serbio no se sentía a gusto sobre la arcilla de la Philippe-Chatrier y Nishioka se iba creciendo punto tras punto, encontrando la comodidad en su juego.

Con un 2-1 favorable para el serbio, el cielo de París decidió ponerse a llover y el techo de la pista central tuvo que cerrarse para que el debut del serbio no se viese pasado por agua. Pero esto no cambió en absoluto la situación por la que estaba pasando el número uno, que sentía las bolas demasiado pesadas y no lograba conectar perfectamente todas sus derechas, ya que Nishioka le estaba obligando a jugar lejos de la línea de fondo. Al no poderse adentrar en la pista por la profundidad de los golpes del número 99, Djokovic optó por un peloteo más largo y profundo que le llevó a conseguir su primera bola de break.

Al contrario que el japonés, Djokovic se adelantó en el marcador con una rotura de ventaja por primera vez en el encuentro tras un regalo de Nishioka al cometer una doble falta en el sexto juego con 30-40 favorable al serbio. Pero con gran disciplina, el japonés no bajaba los brazos y seguía batallando bajo el techo de la Philippe-Chatrier. Djokovic sacaba a relucir su magnífico primer saque para aguantar la superioridad otorgada por Nishioka y parecía encarrilar el primer set a falta de un juego para poner esa ventaja en el luminoso. Tras 50 minutos de un primer set con un alto nivel de tenis, Djokovic cerró con 6-3 la primera manga y dio un golpe de autoridad para intentar cerrar las máximas puertas posibles a un muy combativo Nishioka.

El despertar de la bestia

Con el inicio del segundo set, Djokovic conseguía adentrarse en la pista e impuso su tenis para romper el saque del japonés en el primer juego del segundo parcial. Como en la primera parte del partido, Nishioka continuaba peleando y se trabajó una nueva bola de rotura para intentar hacerle un contrabreak al número uno. Pero Djokovic volvió desplegar su primer saque para darle la vuelta a una nueva situación adversa y ponerse 2-0 arriba.

El japonés comenzaba a sufrir con las derechas cruzadas de Novak, quien soltaba gritos de ánimo después de los momentos de incertidumbre que acaeció en este inicio de set tras realizar la rotura. Aunque de la incertidumbre pasó muy rápido a la claridad aprovechando su séptima bola de break y anotando una importante distancia en el marcador con un 3-0 a favor. Como cuando alguien le quita un chupa-chups a un niño, Djokovic le robó por completo la ilusión a Nishioka en esta segunda manga y el japonés tenía que hacer jugadas perfectas para robarle un punto al serbio. Tras 37 minutos, Djokovic consiguió poner punto y final al segundo set con un 6-1 y Nishioka ya veía como sus posibilidades llegaban al mínimo.

El golpe definitivo del campeón

Djokovic se propuso acabar lo más rápido y cómodo posible el encuentro y comenzó el último y definitivo set como el anterior. Con la sexta marcha puesta, el serbio se aventajó por 4-0 haciendo que Nishioka se viniese abajo por la impotencia de no poder dañar a un Djokovic que fue de menos a más. Con dos breaks a favor, el número uno no quería alargar el partido más de lo necesario y no dio ni un solo respiro al japonés, que seguía luchando a pesar de los números del marcador.

Tras 32 minutos de set, Djokovic cerró el partido con un 6-0 y mostró un gran nivel, dando aviso de lo que será capaz de hacer durante las dos próximas semanas. Así, el serbio avanza con paso firme y, al igual que Nadal, ya está en la segunda ronda de Roland Garros 2022 donde se enfrentará al ganador del partido entre Alex Molcan y Federico Coria que se vio aplazado por la lluvia. De esta manera, Djokovic manda un aviso a sus próximos rivales del nivel que puede dar para repetir corona y tratar de asegurarse el Nº1 más allá de julio.

Comentarios recientes