Clijsters y su retirada: "Mi pasión por el tenis nunca se irá haga lo que haga en mi vida"

Se despidió definitivamente del tenis la gran leyenda belga, que reflexiona sobre todo lo que ha dado en la pista y las razones por las que no podía seguir jugando.

Kim Clijsters, alzando el puño en su duelo ante Muguruza en Dubái. Foto: Getty
Kim Clijsters, alzando el puño en su duelo ante Muguruza en Dubái. Foto: Getty

Kim Clijsters anunciaba tras Indian Wells que su nuevo y breve periplo en el tenis profesional tocaba a su fin, cerrando definitivamente las puertas a otra vuelta. La belga, múltiple ganadora de Grand Slam y ex número uno del mundo no ha podido rendir como le hubiera gustado en su regreso. En una entrevista para la WTA explica los detalles de su decisión y echa la vista atrás analizando lo que ha sido su carrera, cómo ha sido su relación con el tenis y su especial mentalidad en la pista que ha posibilitado que haya llegado tan lejos en el mundo del tenis.

La familia, lo primero ahora mismo con tres niños

"Tengo muchas cosas en mi cabeza alrededor de mi familia. Aunque todavía me encanta golpear la pelota. Con mi calendario, tres o cuatro días eran suficientes para mantener mi ritmo bajo control, pero sin duda para nada bueno si quería estar tres o cuatro semanas decidiendo jugar más torneos. Así hubiera pasado si hubiera decicido jugar en Australia. Todo esto no es posible a estas alturas con mis obligaciones con mi familia."

Una mentalidad extremadamente competitiva

"Creo que mi determinación fue un gran factor cuando era pequeña. Esto es algo que vino de mis padres. Ellos siempre me empujaron a que pensara que tenía que dar el 100% hiciera el deporte que hiciera. Llegado un día, mi padre me dijo: "Tienes que darte cuenta de que cuando llegue el final de tu carrera no tendrás de nada de lo que arrepentirte si lo has dado todo.

Y más allá de cualquier otra cosa, eso es de lo que más orgullosa estoy de mí misma. Desde el momento en el que ponía un pie en la pista, ya fuera para un entrenamiento o para un partido, estaba entregada con lo que hacía. Di lo mejor que tenía."

Idas y venidas en el circuito profesional

"Cuando dejé el tenis por primera vez mi padre estaba enfermo. Él hablaba de mí como si yo fuera a volver a jugar en unos pocos meses, algo que me dijo algo antes de que falleciera. Yo le decía que eso no iba a pasar ya. Después el hambre de la competición volvió de nuevo y emanó de haber sido madre. Aguardé durante algunas semanas a ver si la emoción por jugar seguía allí y comprobé que sí. Hay momentos en tu vida que sin duda te hacen madurar y ese fue uno de ellos. Perder a mi padre me hizo madurar muchísimo."

Eterna pasión por el tenis

"Mi pasión por el tenis nunca se irá haga lo que haga. Siento una gran necesidad de devolverle cosas al tenis porque he recibido mucho de él todos estos años. Nunca tendré arrepentimientos con respecto al tenis. Siempre he hecho lo que he sentido en ese momento. Y no tanto en función de lo bueno que sería para mi carrera a largo plazo. Me siento feliz de cómo todo se ha desarrollado a lo largo del tiempo."

Comentarios recientes