Los cuatro Grand Slams introducen un cambio histórico: habrá supertiebreak en el set definitivo

Los cuatro grandes del circuito acuerdan introducir un supertiebreak en el set decisivo para alinear criterios. Adiós a los partidos extralargos.

Jose Morón | 16 Mar 2022 | 11.59
facebook twitter whatsapp Comentarios
Los cuatro Grand Slams introducen un cambio histórico: habrá supertiebreak en el set definitivo. Foto: Wimbledon
Los cuatro Grand Slams introducen un cambio histórico: habrá supertiebreak en el set definitivo. Foto: Wimbledon

Después de varios años donde presenciamos cambios en la forma de gestionar los quintos sets por parte de los Grand Slams, al fin, todos han llegado a un consenso definitivo. Todos los grandes torneos, Open de Australia, Roland Garros, Wimbledon y US Open, introducirán un supertiebreak al final del quinto set, una vez que el marcador alcance el 6-6. Es un cambio histórico en las reglas de estos torneos y que marcará un antes y un después para el futuro de los Grand Slams.

Atrás quedarán aquellos partidos históricos como el Isner-Mahut de Wimbledon 2010, el más largo de la historia y decidido por 70-68 en el quinto set, durando 11 horas y 5 minutos. Tampoco volveremos a ver otro duelo como el Isner-Anderson, también en Wimbledon, pero en el año 2018, que duró más de seis horas y media con 26-24 en el marcador u otros como el Nadal-Djokovic de Roland Garros 2013, con 9-7 en el quinto o la final de Wimbledon 2008, también decidido por 9-7 para Rafa frente a Roger Federer. Todo esto quedará únicamente para los libros de la historia de este deporte con este cambio que se produce en este momento.

Desde ya, todos los Grand Slams introducen un supertiebreak (el que alcance los 10 puntos con una diferencia de dos o más puntos) en el quinto set (o tercero, en el caso de las mujeres), cuando el resultado marque 6-6. Esto es algo que podremos ver ya en la edición de Roland Garros 2022. Así, de esta forma, se unifica el criterio entre los cuatro grandes, ya que cada uno de ellos tenía hasta ahora uno completamente distinto.

No alargar los partidos en exceso y unificar criterios

Esto alinea a los cuatro Slams en el tipo de formato para el quinto set. Hasta ahora, cada uno tenía un formato distinto. En el Open de Australia ya existía este supertiebreak en el set definitivo, cuando el marcador marcaba el 6-6; en Roland Garros se mantenía todo sin tiebreak, con diferencia de dos juegos; en Wimbledon introdujeron el tiebreak, pero cuando el marcador alcanzaba el 12-12 en el set defnitivo; y el US Open tenía un tiebreak normal con 6-6.

Con esto, se pretende evitar problemas del pasado, cuando partidos excesivamente largos trastocaban todo el plan de juego del día, provocaba que el ganador colapsara físicamente para su siguiente encuentro y alteraba la programación diaria, sin poderse disputar los partidos de forma normal. Así pues, se intenta no alargar los encuentros en exceso para que las televisiones tampoco se vean muy afectadas por partidos muy largos. La semifinal Isner-Anderson de Wimbledon 2018, encuentro entre expertos sacadores, fue el que aligeró para tomar una decisión lo antes posible.

¿Qué os parece esta decisión? ¿Os gusta? La medida estará a prueba durante este 2022 y los cuatro Grand Slams estarán monitorizando todo para tomar la decisión de implementarlo de forma fija y oficial a partir de la próxima temporada.