La emotiva confesión de Swiatek tras ganar: "Lloro cuando gano y cuando pierdo"

Hay pocas cosas más sinceras en el mundo del tenis que las emociones de un jugador tras la conclusión de un duro partido. El fragor de la batalla deja siempre sensaciones muy fuertes que pueden llevarte a vivir momentos de máxima adrenalina o, incluso, de tristeza. En el caso de Iga Swiatek, pocas jugadoras son tan vocales a la hora de hablar de sus propias emociones, de lo que están viviendo en mitad de un duelo. Tras derrotar a Cirstea y avanzar por vez primera a los cuartos de final del Open de Australia, la polaca se derrumbó y admitió poco después que cada semana es un desafío para ella y que el hecho de llorar le supone de gran ayuda: "Para mí, una semana en la que no lloro no es una semana. Lloro cuando gano, lloro cuando pierdo". Un bravo arrebato de sinceridad de una persona que siempre se ha pronunciado acerca de la importancia de la salud mental.

Comentarios recientes