¿Hace bien Nadal saltándose Wimbledon y los JJ.OO?

Controvertida y hasta cierto punto sorprendente decisión de Rafa que se quiere centrar en el US Open. ¿Está renunciando a grandes oportunidades?

El manacorí no reaparecerá hasta la gira de verano cara al US Open. Foto: Getty
El manacorí no reaparecerá hasta la gira de verano cara al US Open. Foto: Getty

Convulsa semana post Roland Garros con varias noticias de gran impacto. A la de Federer con su temprana derrota en Halle se le ha unido ahora la renuncia de Rafa Nadal a jugar en Wimbledon y en Tokio con motivo de los Juegos Olímpicos. Una dura decisión a buen seguro para el manacorí que siempre ha disfrutado el reto de jugar en la hierba londinense y en el torneo más pretigioso y qué decir de representar a España en una cita olímpica. Han primado otros factores como evitar burbujas y preservar su físico dada las alturas a las que se encuentra en su carrera. Nos preguntamos si realmente es una decisión acertada y con la que realmente saldrá ganando o por el contrario se debe más a dudas tras perder en Roland Garros y está dejando pasar grandes oportunidades de luchar por más títulos de prestigio.

A mediodía conocíamos la noticia de que Rafa Nadal se bajaba de Wimbledon y de los Juegos Olímpicos. Ya previamente y tras perder con Novak Djokovic en las semifinales de Roland Garros había renunciado al torneo de Mallorca que tanta ilusión le hacía jugar. Atendiendo al comunicado que ha difundido, se entiende que Rafa quiere ante todo preservar su estado físico y poner en riesgo su cuerpo. Que la gira de tierra ha sido muy exigente y que iba a tener muy poco tiempo de descanso y tras ello preparación de Wimbledon con lo agresivo para el cuerpo que puede suponer el pasar de arcilla a hierba. Pero es que tampoco irá a Tokio, que tendrá lugar a finales de julio.

Alguien como Rafa, con la dedicación y el compromiso que siempre demuestra, está claro que si renuncia a eventos de este calibre es por motivos más que sólidos. Tiene ya 35 años y así como Roger Federer se saltaba durante varios años la gira de tierra batida para priorizar la hierba y Wimbledon, Nadal puede hacer perfectamente lo mismo y tras una extenuanyte e intensa gira de tierra dejar de lado un Wimbledon demasiado próximo siempre en el calendario. Aunque, ni que decir tiene, que esto siempre ha sido así y Nadal lleva siendo veterano desde hace tiempo y su físico ha sufrido todo tipo de problemas.

Le vimos con ciertas molestias en el tramo final de su duelo ante Djokovic aunque no parece que hayan revestido mayores complicaciones ya que el balear no se ha referido a ello. Una pregunta realmente pertinente sería: ¿De haber ganado Rafa Nadal su 14º Roland Garros hubiera renunciado también a Wimbledon? Es decir, ¿ha tenido que ver esa derrota con Djokovic en semis con su decisión? No sabemos obviamente hasta qué punto le habrá generado dudas y cierto desequilibrio en su confianza. Podemos mirar qué paso en 2015 cuando perdió por vez primera con Djokovic en Roland Garros en los cuartos de final. Y a pesar de las lógicas dudas, Rafa apostó por la gira de hierba ganando Stuttgart y después acudiendo a Queen's y Wimbledon. Entonces era una crisis de confianza lo suyo, nada que ver con lo físico, eran 6 años menos, ni siquiera había cumplido los 30 todavía.

En tierra Nadal se mueve como pez en el agua y sabe sufrir con las molestias y hacer como si no se notaran. Solo él y su equipo conocen a la perfección su cuerpo y lo que necesita. La hierba sabemos que castiga mucho las rodillas y también sabemos que este año al retrasarse el inicio de Roland Garros, la semana de Queen's y Halle llegan inmediatamente después a París. Ir sin partidos a Londres no entraba en los planes de Nadal desde luego. Por tanto saltarse Wimbledon tiene realmente todo el sentido porque no hay que olvidarse de algo, Rafa si acude es para luchar el título, no para foguearse. Y no quiere arriesgar su cuerpo más allá de que no venga con toda la confianza solo por probar suerte en un torneo caprichoso en el que un mal cuadro en la primera semana te manda para casa.

Los Juegos Olímpicos, un tema distinto a Wimbledon

El tema de los Juegos Olímpicos quizá no esté tan relacionado directamente con el apartado físico. Es más cuestión de tranquilidad y comodidad para el español y por supuesto de priorizar ciertas cosas. Como ha comentado en el comunicado, ha tenido la suerte de vivir ya varias experiencias olímpicas y con muy buenos resultados. No quiere decir esto que no le apetezca ir a Tokio pero el esfuerzo en cuanto a viaje, adaptación, burbuja y emociones en ese particular evento se salen de su planificación. Y para Rafa el US Open es una realidad más ajustable al calendario y que siente que es la que hay que anteponer. Ya se lo perdió en 2020 y en este 2021 quiere ir con todo a Flushing Meadows, el Grand Slam en el que más éxito ha cosechado tras Roland Garros. Como pasaba con Federer, de buenas a primeras cuesta entender ciertas decisiones, en las que no hay evidentes lesiones de por medio, pero dada la longevidad de estos fueras de serie, estas cosas deben entenderse perfectamente. La parte más dura de la temporada de Rafa Nadal ya ha pasado y ahora es bien sabedor de que hay que escoger con mimo y mucha cabeza lo que se juega y lo que no. ¿Vosotros que opináis?

Comentarios recientes