Krejcikova: "Si yo he conseguido esto, otras pueden hacerlo también"

La inesperada campeona de este Roland Garros anima a otras jugadoras a que puedan alcanzar el enorme logro que ha conseguido la checa de 25 años.

Rubén Pérez Serrano | 15 Jun 2021 | 17.30
facebook twitter whatsapp Comentarios
La flamante campeona de Roland Garros con la Copa Suzanne Lenglen. Foto: Getty
La flamante campeona de Roland Garros con la Copa Suzanne Lenglen. Foto: Getty

Sin duda que ha sido para frotarse los ojos varias veces lo que ha hecho la checa Barbora Krejcikova en este pasado Roland Garros. La tenista de 25 años procedente de la República Checa ha sorprendido a propios y extraños con su actuación y llevándose el título contra todo pronóstico. Y además repitiendo en la modalidad de dobles, algo histórico. En una entrevista para la web de la WTA, Krejcikova habla sobre su enorme logro y sobre la posibilidad de que otras sigan su camino, que crean en él y lo persigan.

Barbora comienza centrándose en cómo se siente tras la gesta de Roland Garros 2021. "Extremadamente feliz me encuentro. Es un sueño hecho realidad. Aún realmente no me lo puedo creer, seguramente todavía me lleve cierto tiempo asimilarlo. De momento lo estoy disfrutando, toda esta atención sobre mí. Nunca antes había experimentado nada parecido a esto", ha reconocido la tenista de Brno. "Me lo estoy tomando como una nueva experiencia, verlo todo positivamente y ser feliz con ello. Está siendo divertido, mucha gente mensajeándome, mi país entero apoyándome. He tenido la oportunidad de leer algunos artículos sobre mí, y me ha gustado mucho. Ojalá esto continúe esto, que no solo se quede en unas bonitas palabras", ha dicho Barbora.

Preguntada por lo qué le enorgullece de sus dos increíbles semanas en París, la checa ha contestado lo siguiente: "Sin duda la parte de la que estoy más orgullosa es la mental. Para mí ha sido muy duro todo. Siempre perseguí esto que he conseguido, y créeme, ninguno me habéis visto antes de los partidos. No quisiérais verme lo que hacía en esos momentos, cómo entraba en pánico antes de cada partido", ha confesado Krejcikova. "Eso sí, en cuanto entraba en la pista, me sentía lista para luchar. No estaba realmente pensando en que había tenido pánico o miedo o que estaba estresada. Algo muy sorprendente para mí. Sentía que era algo en lo que tenía que trabajar porque carecía de ello. Creo que esa ha sido la clave para poder ganar en individuales, esa parte mental que ha hecho que sintiera que podía lidiar con cualquier situación que se me presentara", ha asegurado.

Barbora habla de una realidad en el circuito femenino muy presente. Y es que hay una igualdad tremenda y muchas jugadoras tienen serias opciones en los mayores torneos del mundo. "Creo que mi viaje por este torneo puede ser inspirador porque hace nueve meses yo estaba fuera del top 100. Tenía la etiqueta de jugadora de dobles. Ahora soy campeona de Grand Slam en individuales y el mundo ha cambiado, totalmente", ha dicho la checa que añade: "Tengo la sensación de que hay muchas chicas muy buenas en el circuito. Tiene lo que se necesita. Si yo he sido capaz de hacerlo, ellas también pueden. Me he escrito con algunas de ellas y les he dicho que ellas estarán en mi lugar algún día porque tienen la habilidad para ello", tiene claro.

La República Checa, enorme cantera

Y algo muy evidente también, la inagotable cantera checa, muy prolija desde hace ya bastante tiempo. "La República Checa es un país pequeño. Básicamente todas venimos del mismo sitio, casi la misma gente alrededor nuestra. No hay demasiados entrenadores, por lo que se van rotando entre nosotras. La historia del tenis checo es enorme. Hemos tenido grandes jugadores, en cada generación cada uno ha encontrado alguien de la anterior en quién apoyarse, fijarse e imitar. Todo es trabajo duro, dedicación, también paciencia. Si hay trabajo constante, disfrutas y no te metes demasiado presión, creo que cualquiera puede conseguir algo como lo que he conseguido y hacer sus sueños realidad", tira la checa como receta del éxito.