Carlos Alcaraz da un paso de gigante con un triunfo memorable ante Ruud

El joven murciano venció en dos mangas a Ruud poniendo de manifiesto su enorme potencial y metiéndose en semifinales del ATP 250 Marbella 2021.

Diego Jiménez Rubio | 9 Apr 2021 | 21.19
facebook twitter whatsapp Comentarios
Carlos Alcaraz gana a Casper Ruud en Marbella 2021. Foto: gettyimages
Carlos Alcaraz gana a Casper Ruud en Marbella 2021. Foto: gettyimages

Existen pocas cosas más atractivas e ilusionantes en el tenis actual que ver competir a Carlos Alcaraz. Un escalofrío recorre el cuerpo de cualquiera que tenga perspectiva de a qué cosas se pueden aspirar con 17 años en el circuito ATP de hoy en día y lo que es capaz de hacer el español. Independientemente del resultado, comprobar cómo el mayor talento precoz puede jugar de tú a tú con un tenista de tremendo nivel como Casper Ruud es tan gratificante como sorprendente.

No se trata de jugar bien, de tener más golpes o menos, sino de esas sensaciones que solo los genios del deporte son capaces de transmitir desde niños. Alcaraz es capaz de desbordar con la potencia de sus tiros un top-30, de aceptar errores y salir reforzado de ellos, de cambiar ritmos y alturas con clarividencia táctica más propia de un veterano, pero sobre todo, de aprender constantemente. El encuentro ante el noruego en cuartos de final del ATP 250 Marbella 2021 finalizó con un resultado de 6-2 6-4 a favor del español, pero lo más impresionante es que los resultados no parecen ser lo más importante en este momento, al menos, no tanto como la sensación de sentirse competitivo al más alto nivel siendo menor de edad.

Nacido para jugar a tenis, para disfrutar, para competir. La pista es el hábitat natural de un jugador que da espectáculo, que tiene un carisma desbordante y que juega sin ningún miedo, independientemente del rival y el escenario. En más de una ocasión, los rivales parecen sorprenderse del despliegue de juego y la velocidad de bola de Alcaraz, y este fue el caso de Ruud. Perdió los tres primeros juegos de la primera manga cometiendo constantes errores y siendo incapaz de encontrar argumentos. Empezó a carburar, aferrándose a la pista y forzando errores del español, pero era éste quien dictaba el juego permanentemente. Con 3-2 a su favor y 0-30 sacando, parecía que todo podía complicarse para el español, pero emergió con los intangibles de un campeón y voló por la pista para encadenar tres juegos consecutivos y hacerse con un triunfo parcial.

- Carlos Alcaraz leyó el partido a la perfección y presionó mucho a Ruud desde el resto

Tener metido en cancha a un joven que acelera la pelota de manera rotunda, que cambia direcciones con habilidad pasmosa y tiene el argumento de la dejada cuando ve que recluía en el fondo de pista, fue un tortura para Ruud. El noruego no estaba cómodo y sacaba adelante sus juegos al saque con más oficio que argumentos tácticos y tenísticos. Carlos jugaba, Casper sufría. Así, se llegó al séptimo juego del segundo parcial, donde Carlos encadenó puntos asombrosos y rompió el servicio de su rival. No pudo confirmar la rotura, pero perseveró en su intento y no bajó el pistón ni un segundo, asumiendo con tremenda entereza el revés encajado.

Alcaraz mostró una tremenda inteligencia durante todo el partido al meterse en pista cuando restaba segundos saques de Ruud. metiendo muchísima presión y adquiriendo la iniciativa constantemente. Redobló su apuesta en el noveno juego, donde volvió a poner sobre la mesa todos sus credenciales de futura estrella del tenis mundial. Consiguió una nueva rotura y cerró el partido con una madurez insospechada en un jugador de su edad. Carlos Alcaraz brilla en el ATP 250 Marbella 2021 y emociona a todos los aficionados con su juego y actitud. Se enfrentará a Jaume Munar por un puesto en la final del torneo.