Así es la nueva NextGen que asombra al tenis mundial

Los nacidos en el 2000 y años posteriores están rindiendo a un nivel estelar y apuntan a grandes éxitos en un futuro ya a corto plazo.

Así es la nueva NextGen. Foto: gettyimages
Así es la nueva NextGen. Foto: gettyimages

Ilusión a raudales, descaro y un enorme talento. Es lo que transmite en pista una generación de jugadores llamados a la gloria y que están aprovechando la coyuntura para vaticinar emociones muy fuertes próximamente. El ocaso de los mejores de la historia está cada vez más cercano y las opciones de ganar títulos importantes se abre. Hombres como Félix Auger-Aliassime Jannik Sinner, Lorenzo Musetti o Sebastian Korda dan ya señales evidentes de su enorme potencial y están en disposición de elevar a un estatus superior la influencia de los NextGen, con una Race to Milan más emocionante que nunca.

El concepto de NextGen impulsado por la ATP responde a un objetivo claro por parte de la máxima entidad del tenis masculino: generar un interés mediático y crecente por aquellos jóvenes llamados a derrocar al Big 3. Iniciado el proyecto en 2017, por el momento los mejores jóvenes de cada hornada han logrado convivir con los mejores de la historia y vencerlos de manera esporádica, consiguiendo éxitos parciales muy destacables, pero sin lograr dar la estocada en Grand Slams.

*Ranking NextGen Race to Milan 2021 a 22 de marzo del 2021

Más allá de resultados, lo que se ha conseguido es generar una enorme expectación en jugadores como Tsitsipas, Rublev, Zverev, Medvedev, Coric, Fritz, Shapovalov, De Miñaur, Ruud, Davidovich, Humbert o Tiafoe. Sin embargo, la sensación que recorre el circuito es que la generación nacida a inicios del siglo XXI puede conseguir resultados más notables a una edad menor y, sobre todo, ser protagonistas en la lucha por la gloria durante muchos años. Así juegan los jóvenes más prometedores del mundo, analizando cuáles son sus mayores virtudes y aspectos que deben mejorar para seguir dando saltos cualitativos en su progresión.

  • Félix Auger-Aliassime

Virtudes: Es el que más prometía desde joven y el que más ha ofrecido hasta el momento. Muy completo a nivel técnico, su mentalidad ganadora y rigor táctico en la cancha son aspectos clave que explican su éxito precoz, así como la capacidad para dictar el juego merced a sus potentes tiros. Parece llamado a dominar.

Aspectos a mejorar: La maldición de las finales perdidas es lo primero que se viene a la mente, aunque no hay dudas de que lo resolverá. Quizá deba seguir mejorando en su capacidad para mantenerse agresivo en los momentos cumbre de partidos importantes, así como en su segundo saque, que debe ser más consistente y veloz.

  • Jannik Sinner

Virtudes: Potencia y control son conceptos totalmente complementarios al observar el juego del joven italiano. Mentalmente es un titán, su madurez es infinita y la manera en que encara su progresión, increíblemente inteligente. Tiene recursos de sobra y muestra una gran capacidad analítica en la cancha. Su servicio es letal y puede remar muy bien de fondo de pista cuando se ve dominado.

Aspectos a mejorar: Quizá el aspecto físico sea el que más deba trabajar, tanto en resistencia como explosividad muscular. A nivel técnico, puede ser mucho más letal si afina su juego en la red y encuentra la manera de acortar los puntos.

  • Lorenzo Musetti

Virtudes: Puro talento, juego preciosista, variedad de efectos, capacidad de abrir ángulos... Barroquismo hecho tenis en un jugador apasionante de ver en la cancha y que maneja perfectamente los cambios de ritmo y alturas, con dejadas, defensas imposibles y una vocación de ataque en cuanto tiene posibilidad.

Aspectos a mejorar: Debe fortalecerse físicamente para poder aguantar la dureza del circuito. Va a ganar pocos puntos gratis con su servicio, que también debe mejorar, por lo que se antoja clave que esculpa una anatomía a prueba de bombas.

  • Sebastian Korda

Virtudes: La materialización del jugador moderno está encarnada en la figura del estadounidense. Alto, potente, con buena movilidad, tiros ganadores... Su habilidad innata para conectar golpes paralelos tanto de revés como de derecha le da mucho margen para desbordar a sus rivales.

Aspectos a mejorar: Puede sacar mejor de lo que ya lo hace, lo cual elevaría notablemente su proyección. El juego en la red también ha de ser algo que entre en sus planes de entrenamientos próximamente.

  • Tomas Machac

Virtudes: Lejano a los cánones de la escuela checa, el tenista nacido en Beroun ostenta una gran lectura de juego y es capaz de dominar todas las vertientes del mismo. Sus 183cm de altura quedan algo escasos para ser un jugador con vocación ofensiva, pero tiene facilidad para golpear con precisión y juega bien a media pista.

Aspectos a mejorar: El servicio es una asigntura pendiente en el bueno de Tomas, así como el físico. Tiene que incrementar la potencia de sus tiros y la capacidad de dictar el juego de fondo de pista.

  • Juan Manuel Cerúndolo

Virtudes: Una batidora en las piernas. Ese es el ritmo al que se desplaza el aguerrido jugador argentino por la pista y que le convierte en un jugador peligroso en pistas de tierra batida. Su condición de zurdo y golpes eminentemente liftados le confieren una gran ventaja en este tipo de canchas.

Aspectos a mejorar: Tiene que ser mucho más agresivo. Sorprendió a todos en Córdoba con su clarividencia táctica, pero resultará imposible tener éxito en el circuito ATP si no aumenta la potencia de sus tiros y trabaja esquemas de juego en los que él domine a sus rivales.

  • Sebastian Báez

Virtudes: Consumado espcialista en tierra batida, este hombre de 20 años parece la reencarnación de Diego Schwartzman. Tener un ejemplo como él debe mostrarle el camino que ha de seguir para poder competir al más alto nivel con sus 170 cm de altitud. Baez se mueve con tremenda agilidad, tiene mucha mano y una garra competitiva única.

Aspectos a mejorar: El servicio siempre será una tara en el juego del argentino, pero puede mejorarlo mucho aún. Sin embargo, un aspecto en el que debería centrarse es en convertirse en uno de los mejores restadores de su generación, algo para lo que le queda un trecho.

  • Hugo Gaston

Virtudes: Es de esos jugadores que gusta a cualquier aficionado, un hombre con un estilo propio y muy alternativo, basado en el toque, la variedad de alturas y efectos y, en definitiva, el puro talento. Puede ser muy competitivo en tierra batida y la manera en que ejecuta las dejadas es algo que se ve poco hoy en día.

Aspectos a mejorar: Tiene que ser un tenista mucho más incisivo en sus golpes, asumir riesgos más a menudo y progresar su movilidad en pista dura, donde aún tiene mucho margen de mejora.

  • Jenson Brooksby

Virtudes: Gran movilidad y una habilidad innata para el contraataque, caracterizan a un tenista de gran consistencia con el revés. Saltó a la palestra en el US Open 2019 y da la sensación de que puede hacer cosas importantes si consigue dar el salto al circuito ATP pronto, siendo ya dominador en el ATP Challenger Tour.

Aspectos a mejorar: El golpe de drive es algo ortopédico técnicamente y le puede costar seguir dominando con él cuando se enfrente a jugadores de la élite. Además, en el saque tiene mucho margen para ser más decisivo.

Thiago Seyboth-Wild

Virtudes: Facilidad natural es lo que se aprecia en el tenis del joven brasileño, campeón ya de un torneo ATP, pero falto de regularidad en su tenis. Puede ser un tenista dominador en tierra batida por su capacidad para defenderse y variar efectos.

Aspectos a mejorar: Le faltan golpes ganadores, es evidente que tiene que aumentar la potencia de sus golpes, así como la capacidad para desbordar con un revés demasiado timorato.

Comentarios recientes