Clijsters recupera la confianza

La tenista belga derrotó en su último torneo de exhibición a jugadoras de talla mundial como Sofia Kenin (#4), Danielle Collins (#51) o Bernarda Pera (#56).

Kim Clijsters. Fuente: Getty
Kim Clijsters. Fuente: Getty

Siempre que analizamos algo de lo sucedido en torneos de exhibición hay que ir con mucho cuidado, ya que no todo lo que suceda allí debe ser tomado completamente en serio. Sin embargo, nadie podrá poner en duda el claro paso al frente que ha dado Kim Clijsters tras su paso por el World Team Tennis, evento celebrado estos últimos días en California. Por allí se cruzaron algunos de los mejores jugadores estadounidenses del momento, pero ha sido la belga la que ha terminado acaparando todos los focos.

A sus 37 años y todavía sin ranking oficial, la ex número 1 del mundo ha demostrado que mantiene la motivación por regresar a la élite en esta última vuelta al profesionalismo, solo que ahora lo refleja con victorias de peso ante rivales de talla mundial. Con un formato novedoso de media hora de reloj donde a veces ni siquiera da tiempo a jugarse un set, la oriunda de Bilzen ha inclinado a Sofia Kenin (#4), Danielle Collins (#51) o Bernarda Pera (#56), tres de las mujeres que actualmente tendrían un billete directo para disputar cualquier torneo. Sus propios compañeros de equipo analizaron en Tennis.com esta versión mejorada de Kim respecto a lo que pudimos ver en sus últimos encuentros en febrero.

Luke Jensen, de quien hace poco contamos en el blog su increíble historia, estuvo presente en el torneo y dejó un pequeño consejo para la tenista europea. “Ella se tiene que esforzar y dar el máximo ante todos estos jugadores, a muchos ni siquiera los conoce, ya que algunos eran niños cuando estaba jugando el circuito. Tiene que apartar esa faceta de analista y volver a competir como siempre hizo, adaptarse rápido a cómo juegan las jugadoras de hoy en día”, valoró el técnico.

Por ganar, Clijsters incluso se permite el lujo de hacerlo en otras modalidades. Junto a Neal Skupski volvimos a ver su faceta más ambiciosa y con ganas de exprimir cualquier desafío para mejorar. El británico opinó acerca del privilegio de compartir escenario con una de las mejores de siempre. “Obviamente, estamos hablando de una múltiple ganadora de Grand Slam, está en el Salón de la Fama. Kim aporta mucho carácter al equipo, tiene mucha experiencia. Tener la oportunidad de jugar con ella un dobles mixto fue algo increíble”.

Pero ningún triunfo llama más la atención que el conseguido ante Kenin, la vigente campeona del Open de Australia. Una tenista que Kim conoce desde que era una cría y a la que guarda un cariño especial. “Realmente disfruté mucho viéndola ganar en Melbourne, pero ya la conocía mucho antes de eso”, destaca la belga. “Fue agradable verla crecer y verla convertirse en una campeona de Grand Slam. Todavía es muy joven y tiene muchas más cosas por ganar en el futuro. La recuerdo de pequeña, era tan linda y adorable, tenía una voz muy dulce, pero ya se interesaba mucho por el tenis. Era una estrella en ciernes, nació para hacer algo grande”, sostiene.

En Australia pudimos ver cómo Kenin se sumaba a la fiesta de nuevas campeonas dentro de un vestuario que ya de por sí está muy competido. Pero siempre hay hueco para una más, hasta para una veterana. Jensen aquí subraya de nuevo la ilusión de Clijsters en esta nueva etapa. “Ella ha sido quien ha llevado a su equipo hasta la victoria, así que está más enchufada que nunca. Hay una razón por la que ha decidido volver a apostar por el tenis profesional, existe un deseo en su interior para volver a abrir esa ventana y darse la oportunidad de intentarlo una vez más”.

Comentarios recientes