Dominic Thiem suma su quinto título esta temporada

Dominic Thiem sumó su quinto título de la temporada, al vencer en la final de Viena a su amigo Diego Schwartzman en tres intensos sets.

Dominic Thiem en Viena. Foto: Getty Images
Dominic Thiem en Viena. Foto: Getty Images

La famosa expresión que reza "hay tanta tensión que se puede cortar con un cuchillo" parece hecha a medida para el encuentro que enfrentó a dos de los jugadores que mejor se desenvuelve desde el fondo de la pista: Diego Schwartzman y Dominic Thiem. Durante todo el encuentro, los nervios fueron un factor decisivo. La importancia del choque para ambos era crucial; Schwartzman busca resarcirse de una temporada con muchos altibajos, en la que necesita un resultado importante para volver a situarse en zona cercana al top ten, mientras que Thiem exprime la recta final de su carrera para recortar distancias con los cuatro tenistas de arriba en el ranking.

Entre dos tenistas que se conocen a la perfección, el guión del partido suele estar bien aprendido por parte de ambos. Thiem buscaba con ahínco el revés de Schwartzman, punto débil del argentino, sobre todo a la hora de lanzar golpes cruzados, mientras que Schwartzman aspiraba a dominar con su derecha y buscar un partido de mucho desgaste, procurando llevar el encuentro igualado hasta el final para aprovechar la precipitación que lleva mostrando Dominic Thiem cuando el partido se desenvuelve en los compases finales.

Tras unos primeros juegos de tanteo, la batalla se desató en el ecuador del primer set, donde Schwartzman apretó un poco más de lo normal para romper el saque de Thiem y ponerse rápidamente con un break arriba. El argentino parecía superior de fondo de pista. Sus golpes eran más incisivos que los de Thiem que acumulaba errores por doquier y eso en una final tarde o temprano lo acabas pagando. Sin embargo, el austriaco se fue ajustando poco a poco e incrementando su intensidad de piernas e incluso llegó a romper el saque de Schwartzman, pero todo fue un espejismo y el peque subió un poco la intensidad para volver a colocarse con break arriba y esta vez cerrar la primera manga por 6-3.

Con las espadas en todo lo alto, y dando cada jugador lo mejor de sí, se desató una lucha encarnizada en el segundo set. Thiem metió más primeros y aprovechó un despiste del argentino para tomar ventaja en la segunda manga. Una ventaja que ya no soltaría. Schwartzman no perdió a la cara al partido en ningún momento, y siguió jugando con la misma intensidad. Esto permitió que el tercer set fuera vibrante; un duelo de tú a tú en el que Thiem no conseguía desarbolar los esquemas de juego del argentino.

El pública de Viena animaba con fervor a su jugador, ayudándole en cada punto. El set iba a tener muchísima intensidad y fue ahí donde Thiem lo aprovechó para romper el servicio de Diego y conseguir nuevamente una remontada que le vale un nuevo título (3-6, 6-4 y 6-3). Se trata del quinto título de Dominic en este 2019, tras los conseguidos en Indian Wells, Barcelona, Kitzbühel y Beijing.

Comentarios recientes