Dimitrov desvela el motivo de sus malas sensaciones y reflexiona sobre su futuro

El búlgaro habla de lo que le aporta Agassi y explica el motivo por el que ha decidido incorporar a Stepanek a su equipo de trabajo.

Diego Jiménez Rubio | 26 May 2019 | 17.12
facebook twitter whatsapp Comentarios
En Puntodebreak encontrarás toda la actualidad y noticias de tenis, así como fotos de tenistas e información de los torneos ATP y WTA como los Grand Slam y Copa Davis.
En Puntodebreak encontrarás toda la actualidad y noticias de tenis, así como fotos de tenistas e información de los torneos ATP y WTA como los Grand Slam y Copa Davis.

Los caminos de Grigor Dimitrov son insondables, impredecibles y difícilmente entendibles para la mayoría de los mortales. Uno de los jugadores más talentosos y con un tenis más preciosista de los últimos tiempos lleva tiempo alternando temporadas notables con crisis profundas. Cuando muchos le daban por perdido sorprendió con un 2017 esplendoroso, y a éste le han sucedido una temporada y media para olvidar. A punto de salir del top-50, teniendo que recurrir a fases previas para disputar torneos de máximo nivel y lejos de poder ser cabeza de serie, el de Haskovo busca soluciones a la desesperada y cada derrota es una puñalada que se hunde y desgarra su ya mermada confianza. En primera ronda de Roland Garros 2019 se libró de una remontada épica por parte de Janko Tipsarevic, que podría haber sido su puntilla moral definitiva. Está en segunda ronda, pero sus palabras en rueda de prensa atestiguan que no acaba de sentirse cómodo.

"Una victoria siempre es una victoria. La verdad es que no sé qué ha podido ocurrir para perder esa ventaja. Creía que él estaba mal porque no le vi desplazarse en varias bolas durante el tercer set y perdí totalmente la concentración. Es algo que me ha sucedido con frecuencia en los últimos tiempos, y por suerte hoy pude sacar el partido adelante", comentó el búlgaro aún con el miedo en el cuerpo. Cuestionado por su estado físico y mental, fue claro en sus palabras. "El hombro sigue sin estar bien y eso es algo que se mete en mi cabeza y no me deja competir con clarividencia mental. Pero debo superarlo. No quiero sentarme en un sofá esperando a sentirme plenamente recuperado. Busco competir y dar lo mejor de mí mismo. Hoy he demostrado que cuando estoy sin dolor puedo jugar muy bien, pero sigo perdiendo la concentración y sin tener la confianza necesaria", aseveró un hombre que ha incorporado a su equipo de trabajo recientemente a Radek Stepanek.

Embed from Getty Images

El checo formará dupla con André Agassi, que sigue mentorizando a Grigor desde una posición curiosa. "Tengo una gran relación con los dos, les admiro muchísimo, hemos compartido momentos importantes en el circuito y lo que más necesito ahora es optimismo y energía positiva. Los dos saben lo que es superar problemas y salir reforzados, y se entienden muy bien entre ellos dos así que es un lujo tener este equipo", dijo antes de ahondar en la personalidad del estadounidense. "No puedo describir con palabras lo fantástico que es. Tiene una gran inteligencia, es cariñoso y me permite aprender algo nuevo cada día. Estoy en una fase de mi carrera en la que me siento en madurez mental y poder compartir con él mis reflexiones me permite mejorar mucho", reivindicó el búlgaro.

"Ganar hoy es muy importante desde el punto de vista moral. Desde luego que habría tenido que cerrar antes el partido, pero sé que en un estado de falta de confianza como en el que estoy también podría haber perdido. Tengo que quedarme con mi buen juego de los dos primeros sets y tratar de aprender de lo sucedido luego". Sorprendieron muchos las palabras de Dimitrov sobre todas las experiencias que ha vivido y cómo percibe su futuro. "Esto es una etapa más en mi vida. Me siento afortunado por todo lo que me ha ocurrido, incluso los malos momentos, porque he estado rodeado de gente magnífica. Creo que cuando me retire escribiré un libro porque la gente no se hace a la idea lo que hay detrás de un tenista. Me gustaría desvelar todo lo que no se ve en la vida de un jugador de élite. Tengo ya mucho para escribir, pero estoy seguro de que queda mucho más", dijo.

Embed from Getty Images

Y es que Grigor Dimitrov es ambicioso y a pesar de estar en un mal momento y tener ya 28 años, se marca objetivo de una longevidad de récord. "Quiero jugar 10 años más, estoy convencido de que puedo hacerlo y, sobre todo, de que lo mejor de mi carrera está por llegar". Impresionantes declaraciones de un hombre afanado en reverdecer laureles y seguir creciendo. Su siguiente contrincante en Roland Garros 2019, en lo que promete ser un partido de gran intensidad donde el de Haskovo tendrá que estar muy preciso e intentar abstraerse de las eventuales molestias en un hombro.