Mouratoglou: “Serena cree que puede seguir ganando Grand Slams”

El técnico de la estadounidense habla sobre el regreso de su jugadora, además del futuro de Stefanos Tsitsipas y el momento de Marta Kostyuk.

Pese a la negativa de Serena Williams se participar en el Open de Australia 2018, todos sabemos que hay personalidades que siguen siendo noticia sea cual sea su estado actual. Esta vez no hablaremos de la estadounidense, no directamente. Patrick Mouratoglou, técnico de la ex número 1 del mundo estos últimos años, se sentó con el diario Marca para conversar acerca del regreso de su jugadora en el próximo torneo de Indian Wells, el certamen en que han puesto su punto de mira para volver a sentirse tenista. Además, el francés también analiza a otros talentos venideros como Stefanos Tsitsipas, presente en su Academia, o Marta Kostyuk, la gran revelación del cuadro femenino en Melbourne.

Pero antes de hablar de personajes secundarios, toca hablar del principal. La gran protagonista y responsable de que Mouratoglou sea hoy considerado como uno de los mejores técnicos del circuito. Alguien que lleva parado un año entero debido al embarazo de Serena Williams. “Espero que sea en Indian Wells. Ese es el plan”, responde cuando le preguntan sobre el regreso. “Como dijo a la prensa después de tener a la niña, tuvo diferentes problemas en el parto y el postparto. Le tuvieron que practicar una cesárea y eso le dejó sin abdominal, algo que no es bueno para una atleta. Perdió dos meses de recuperación física por las diferentes complicaciones y no estaba lista para jugar aquí. Va a hacer todo lo posible para estar en Indian Wells”, confesó Patrick.

Son 36 años de Serena, una mujer que ni siendo madre pierde el instinto ni las ganas de volver a la élite. “A mí no me sorprende porque ella siente que no ha acabado su carrera. Ella siente que puede seguir ganando Grand Slam. También quiere ser ella quien decida cuándo se retira y ese momento no ha llegado. Y hay algunos récords muy cerca de ser batidos y ella no se retirará sin batir esos récords”, asegura su entrenador alguien que la conoce mejor que nadie. “Muchas veces me ha dicho que echaba de menos el tenis. Y durante los Grand Slam, especialmente el pasado US Open, donde trabajé para el ESPN, me mandaba mensajes al móvil cada vez que me veía en la tele. Eso me decía que estaba atenta a lo que pasaba en el torneo y que miraba los partidos”, recuerda.



En la ausencia de Serena, otras mujeres aprovecharon para aumentar sus premios, como es el caso de Garbiñe Muguruza, alguien a quien Patrick ve preparada para seguir haciendo historia. “Después de Roland Garros hizo un cambio en positivo. El pasado verano, después de imponerse en Wimbledon, ganó en consistencia. Antes era muy irregular. Está más sólida en su tenis y sabe más lo que tiene que hacer. No veo ninguna razón para que no gane más Grand Slam porque tiene el juego para ello, tiene la ambición para ganar y creo que está trabajando duro. No ha tenido la consistencia para mantener el primer puesto pero eso no quiere decir que no la vaya a tener en el futuro”, reconoce Mouratoglou, aunque no será este Open de Australia del que salga vencedora.

Quien todavía tiene opciones es Marta Kostyuk, la chica de 15 años que se ha empeñado en hacer historia en Melbourne. “Tiene todo para ser una gran jugadora pero ya lo tenía el año pasado cuando ganó el júnior de Australia. Por eso espero que dejen jugar más a los jóvenes en el circuito profesional y que permitan que se cabreen más porque no todo el mundo tiene que ser como Nadal o Federer”, sorprende el galo. “Es bueno tenerles a ellos pero es bueno también tener a jugadores como McEnroe o Kyrgios. La mejor época de la historia del tenis es cuando jugaban Borg y McEnroe porque eran tan diferentes que la gente tenía que decantarse por uno de los dos. A uno lo quiero, al otro lo odio. Si eres un aficionado al tenis y miras un partido es importante sentir algo y que te transmita”, subraya con seguridad.

Evidente es que el relevo ha llegado antes al circuito WTA que al de ATP, algo de lo que el técnico todavía tiene dudas, al menos de la aparición de una gran reina. “Lo que ocurrió el año pasado nos enseñó que no hay nadie lista para tomar su relevo. Cinco números uno en una misma temporada indica que nadie está lista para dominar como debería hacerlo una verdadera número uno. Cuando Nadal es número uno lo es por mucho tiempo y lo mismo pasa con Federer y con Djokovic. Y lo mismo en chicas con Serena y Azarenka antes que ella. Quizás las que no están listas ahora lo van a estar en el futuro o será una de las jóvenes que suben quien sustituya a Serena en lo más alto. Kerber, Muguruza, Halep, Pliskova y Svitolina no tienen la consistencia para ser realmente las jefas del circuito”, persevera.

En hombres la cosa está aún peor, pero hay un tal Stefanos Tsitsipas rondando el top100 que entrena en la Academia de Mourtaoglou y al que el francés no le quita el ojo de encima. “Me siento muy orgulloso de él y de todo el grupo que tenemos. Además de Stefanos, tenemos a Alexei Popyrin, que ha jugado el cuadro principal en este Open de Australia y que el año pasado ganó el júnior de Roland Garros, y Cori Gauff, finalista del último US Open con 13 años. Tenemos a más jugadores pero estos tres en particular cuentan con mucho potencial y me encanta trabajar con gente que considero pueden ganar un Grand Slam algún día”, concluye.

Comentarios recientes