Wawrinka vuelve a sonreír

Stan Wawrinka logró una victoria que en otra época hubiera sido un mero trámite pero que en este contexto ha supuesto un bálsamo. El suizo no se encontró del todo cómodo en su regreso a las pistas pero pudo imponerse por 6-3 6-4 2-6 7-6 (2) a un combativo Ricardas Berankis. Se le vio falto de ritmo y fondo de físico a un Stan algo timorato en los desplazamientos laterales pero que supo ponerse el mono de trabajo para cerrar el partido en una cuarta manga muy peligrosa para sus intereses. Su siguiente rival en el Open de Australia 2018 será Tennys Sandgren.

Comentarios recientes