Djokovic: "No me conformaré con nada que no sea volver al número 1 y ganar Grand Slams"

El serbio habló de cómo afronta mentalmente la temporada y se refirió a lo que le aportan Agassi y Stepanek en este nuevo camino.

El chacal quiere volver a cazar. Novak Djokovic se prepara para un mayúsculo reto que puede devolverle la ilusión por el tenis, como es demostrar que puede volver a ser el mejor tras un 2017 aciago para sus intereses. Su grave lesión en el codo es la punta de un iceberg que chocó con fuerza contra un barco que navegaba sin timón ni timonel, desprovisto de un rumbo fijo y de ímpetu para continuar su marcha.

Nada más bonito que reconstruir, reinventarse a sí mismo y demostrarse a sí mismo y a los suyos que su versión más pacífica, filosófica y fraternal no está reñida con ser uno de los mejores competidores de la historia. "Ahora siento que tengo la fuerza de voluntad necesaria para hacer algo grande. Te mentiría si te dijera que me voy a conformar con algo menos que ser número 1 del mundo y ganar títulos de Grand Slams porque necesito creer en algo y encontrar de nuevo ese compromiso. Quiero demostrarme a mí mismo y a mi familia que puedo hacerlo y para eso estoy trabajando", declara el serbio en una amplia entrevista con Sports360 en Dubai.

[getty:854658582]

Djokovic comenzará la temporada disputando el torneo de exhibición Mubadala World Tennis Championship, el primer paso de una andadura ilusionante pero que afronta con cautela. "Trato de equilibrar mis emociones y ganas con la lesión del codo, sabiendo que necesito mi tiempo y no perdiendo los nervios si no consigo mis anhelos este año", dice un Novak que mira el ejemplo de Roger Federer y Rafael Nadal para inspirarse.

"Lo que busco es disfrutar de lo que hago. Roger y Rafa lo han vuelto a hacer y demostraron de lo que son capaces. Yo he tenido días en los que me planteaba por qué estaba jugando ya que no tenía ganas, pero esos días son necesarios para comprender la importancia del tenis en mi vida", afirma con rotundidad un Novak al que le quedan muchos años en el circuito ATP, a tenor de su perspectiva de futuro.

[getty:531352240]

"Me veo compitiendo al máximo nivel hasta una edad más avanzada que la de Federer ahora. Los límites están en la mente, somos los creadores de nuestro propio destino y elegimos lo que realmente queremos. Yo ahora me siento feliz de jugar al tenis, tanto como cuando tenía cuatro años y creo que puedo seguir dominando. Estoy satisfecho con lo hecho hasta ahora pero sé que puedo hacer más", declara un Novak que parece haber encontrado la cuadratura del círculo.

Cuestionado por la situación con sus entrenadores, el balcánico se deshace en elogios hacia ambos. "Radek Stepanek me aporta puntos de vista muy interesantes de cómo mantener el cuerpo y mente en forma para ser longevos mientras que André Agassi me asombra por su capacidad de extraer información precisa de largas y complejas conversaciones. Me ayuda mucho en el tenis pero también en la visión de la vida en general. Estoy muy satisfecho con las semanas de entrenamiento que hemos tenido en Mónaco", comenta Novak, que presta especial atención también a lo que ha supuesto para él ser padre.

"Me ha dado una perspectiva de la vida, de mi propósito en este mundo, me ha enseñado a compartir conocimiento y amor y es lo que realmente te acerca a una felicidad duradera. Es lo mejor que me ha pasado, no puedo estar más agradecido". Así de poético, sensible pero a la vez ambicioso es el Novak Djokovic de 2018, un hombre que busca el equilibrio entre un tenista voraz y un hombre sensible y filosófico que debutará en Dubai ante el ganador del duelo entre Andrey Rublev y Roberto Bautista.

Comentarios recientes