Roger Federer: “Shanghai e Indian Wells son mis Masters 1000 favoritos”

El suizo hace un breve repaso de su carrera en los torneos de Masters 1000 y recuerda cuáles fueron los dos partidos más duros que disputó.

No debe ser fácil recordar todos los partidos de tu carrera profesional, mucho menos si en la cuenta sumas más de 1.000 como es el caso de Roger Federer. Solamente en torneos de Masters 1000, el suizo muestra un balance de 350 victorias y 99 derrotas, una barbaridad a la que nadie se ha podido asomar. Tras su última conquista en Shanghai, la ATP decidió conversar con el de Basilea para extraerle sus mejores recuerdos en este tipo de competición.

“Probablemente, Shanghai e Indian Wells sean mis torneos favoritos de Masters 1000”, analiza el número 2 mundial en una pequeña entrevista con el máximo organismo de jugadores profesionales. Dos torneos que conoce bien y que ha ganado en más de una ocasión. Pero si le preguntan por cuáles son las ciudades más especiales que engloban los Masters 1000, la respuesta se modifica ligeramente.

“De nuevo Shanghai y, por supuesto, Roma. De Shanghai me encanta el ambiente, la implicación de la grada y además es una ciudad que siempre me encanta ver y visitar. Respecto a Roma, bueno, creo que es algo obvio. Es una ciudad histórica, con unos edificios muy característicos, su gente, su café, sus helados, la pizza, la pasta en general… tiene cientos de cosas”, reconoce el hombre que jamás pudo ganar en la ciudad italiana… y no será por falta de intentos.

Si cambiamos de nuevo la pregunta y hablamos del Masters 1000 más cercano o familiar, Federer vuelve a cambiar su punto de mira hacia un nuevo destino. “Posiblemente Cincinnati, siempre me divierto mucho allí. Es un lugar muy tranquilo en el que es fácil concentrarse y donde la familia lo agradece. En ese mismo aspecto tengo que añadir Indian Wells, donde la naturaleza y los espacios ayudan mucho a respirar esa calma”, analiza.



Llamados así desde 2009, los Masters 1000 han pasado por distintas catalogaciones desde que entraran a formar parte del calendario ATP, una etapa que Roger recuerda a la perfección de cuando era niño. “Todavía recuerdos aquellas noches viendo los Super9 en televisión con Boris Becker, Michael Stitch y todos los chicos que competían en aquella época. De Marcelo Ríos también me acuerdo mucho, tuvo mucho éxito en este tipo de torneos. Luego más tarde fueron evolucionando hasta convertirse en los Masters 1000 de hoy en día”.

Pero la mejor pregunta es cuando el helvético extrae de su baúl los partidos más duros que ha disputado en este extenso catálogo de encuentros. Ambos se dieron hace más de una década y ambos fueron ante el mismo rival. “Uno de los más duros fue la final de Miami 2005 contra Rafa, 6-1 en el quinto set (2-6, 6-7, 7-6, 6-3, 6-1). Pero también fue muy duro perder la final de Roma un año después, de nuevo ante Rafa, 7-6 en el quinto para él (6-7, 7-6, 6-4, 2-6, 7-6)”, concluye.

Comentarios recientes