Kevin Anderson: “No ha sido un camino tan fácil”

El sudafricano, que jugará este domingo el partido más importante de su carrera, celebra su victoria ante Carreño y habla sobre el camino hasta la final.

A los 31 años le ha llegado el premio a Kevin Anderson después de toda una vida navegando en la segunda o tercera línea del circuito ATP. El de Johannesburgo derrotó a un Pablo Carreño que todavía no había perdido un set hasta llegar aquí y aseguró un lugar en el top15 siempre y cuando Del Potro no gane el torneo. Seis victorias consecutivas para un hombre que sufrió mucho con lesiones el curso pasado y que ahora se enfrenta a la gran oportunidad de su carrera en el US Open.

Estar en una final de un torneo de Grand Slam es un auténtico sueño hecho realidad. Poder estar aquí, rodearme de mi gente y encima llegar a la final, es increíble. Ahora solo quiero descansar y centrarme en el próximo partido, tendré que estar muy centrado”, afirmaba el sudafricano a Mats Wilander y Barbara Schett nada más finalizar su partido.

“Pablo me ha planteado un partido muy duro desde el principio, he notado cómo en el primer set me costaba mucho sacar adelante mis juegos al saque. Luego en el segundo set creo que he hecho un gran trabajo con ese break en el cuarto juego, aunque luego él me lo ha devuelto, hasta que al final en el duodécimo por fin ha caído de mi lado. Pienso que he ido de menos a más a lo largo del encuentro, cada vez sacando y restando mejor. Realmente estoy muy feliz por la manera en la que he jugado en ese segundo parcial”, confesaba Kevin, quien nunca antes había pasado de unos cuartos de final de Grand Slam y ahora luchará por la copa.

Me ha costado mucho llegar a sacar mi mejor tenis, pero para eso llevo tanto tiempo entrenando duro. Hay momentos o partidos en los que nunca llegas a sentir ese punto pero hoy, sin duda, sí lo he alcanzado. Me he divertido mucho sin dejar de luchar punto a punto a lo largo de todo el partido. Al final, por suerte, las cosas han salido bien”, subrayó el de 31 años, un hombre que ya tocó el top10 hace dos temporadas pero al que todavía le faltaba dar un golpe como éste.

No ha sido un camino tan fácil como parece”, destacó Anderson para aquellos que dicen su aventura ha sido sencilla. “Sufrí mucho en el duelos ante Paolo Lorenzi de tercera ronda, por ejemplo, aunque sí es cierto que esta parte baja del cuadro se liberó desde muy pronto de algunos grandes nombres del circuito. La realidad es que estoy jugando mi mejor tenis y que gracias a eso he podido avanzar todas estas rondas hasta llegar hasta aquí”.

Una sonrisa inundaba el rostro de este hombre al que ya solo le falta conocer quién será su rival el próximo domingo. “Sea quien sea utilizaré la misma táctica con uno u otro, la misma que llevo utilizando desde que comenzó el torneo. Desde luego que se trata de jugadores diferentes, los dos están haciendo un torneo excelente. Del Potro, por ejemplo, se encargó de batir a Federer. Seguro que será un partido maravilloso, pero eso será el domingo, ahora lo que quiero es marcharme al hotel para ver tranquilamente esa segunda semifinal”, concluyó.

Comentarios recientes