El tenis, donde perder también puede ser sinónimo de ganar

Repasamos qué tenistas de la Era Open lograron ganar un torneo ATP o WTA habiendo accedido al cuadro como lucky losers, tras haber perdido en la previa.

Jose Morón | 1 Aug 2017 | 21.11
facebook twitter whatsapp Comentarios
En Puntodebreak encontrarás toda la actualidad y noticias de tenis, así como fotos de tenistas e información de los torneos ATP y WTA como los Grand Slam y Copa Davis.
En Puntodebreak encontrarás toda la actualidad y noticias de tenis, así como fotos de tenistas e información de los torneos ATP y WTA como los Grand Slam y Copa Davis.

El tenis es uno de esos deportes en los que los perdedores pueden tener una nueva oportunidad de jugar para acabar ganando el título. En la fase previa de cada evento existe la figura del lucky loser. Aquellos perdedores con mayor ranking en la última ronda de la fase de clasificación pueden acceder al cuadro final siempre que haya una baja en la primera ronda del torneo. Han sido pocos los casos en la historia cuando un lucky loser acabó ganando el torneo pero han sido varios los que lo lograron. Repasamos aquellos jugadores y jugadoras que terminaron levantando el trofeo de campeón tras haber perdido en la fase previa.

El último en lograrlo ha sido Leo Mayer. El argentino consiguió el fin de semana pasado en Hamburgo algo reseñable y es que pasó de perder contra el 923º del mundo a ganar el torneo. "Vine sin coach, acá. Que mi hijo viniera me dio fuerzas", comentó el correntino. Casualmente, la semana anterior, el joven tenista ruso Andrey Rublev hizo lo propio en Umag donde ganó en la final a Lorenzi tras perder en la fase previa ante el 174º del mundo, Attila Balazs en dos sets. "Esto es increíble. No tengo palabras para explicar cómo me siento", confesó Rublev.

[getty:821297364]

Aunque esto sucediera en dos semanas consecutivas, hubo que esperar mucho para volver a ver algo así en el circuito. Antes de Rublev, el último lucky loser en llevarse un torneo oficial fue Rajeev Ram en Newport 2009. Más atrás aparece el ucraniano Sergiy Stakhovsky con su triunfo en Zagreb 2008 como otro triunfo más o menos reciente en los últimos años de un perdedor de fase previa.

Mucho más lejos en el tiempo aparece Christian Miniussi con su victoria en Sao Paulo 1991 o la de Pato Clavet en Hilversum 1990. Los dos últimos lucky losers ganadores son Bill Scanlon en 1978 en el torneo de Maui y Heinz Gundthardt en Springfiled 1978. La única mujer capaz de ganar un torneo WTA habiendo accedido al cuadro como LL fue Andrea Jaeger en el año 1980 en el torneo de Las Vegas.

[getty:106614173]

Hubo varios tenistas que se quedaron a un paso de dar la machada y, siendo lucky losers, perdieron en la final. Hablamos de Andreas Haider-Maurer que perdió en la final de Viena 2010 ante Jurgen Melzer o de Marcel Granollers, al que David Ferrer frenó en la final de Valencia ese mismo año. En chicas, existe un caso muy curioso y es que Melinda Czink perdió ante Ana Ivanovic en la fase previa de Canberra 2005 y llegó a la final de ese torneo donde, de nuevo, volvió a perder ante Ivanovic. CoCo Vandeweghe es otra lucky loser que se quedó a un paso del título. Fue en 2012 en Stanford, cuando perdió ante Serena en la final.

Los lucky losers en Grand Slams

En los Grand Slams nunca se ha dado el caso de que un LL terminara levantando el título. Ni siquiera lograron acceder a una ronda final pero es muy conocido el caso de Dick Norman. El belga completó un torneo de Wimbledon 1995 de ensueño y es que tras perder en la fase previa, accede al cuadro final como lucky loser y se carga en primera ronda a Pat Cash, en segunda ronda a Stefan Edberg y en tercera a Todd Woodbridge. Boris Becker fue demasiado ya para él en octavos de final.

[getty:525769324]

Otro lucky loser que también llegó a cuarta ronda en un major fue David Goffin. En Roland Garros 2012, el belga se presentó ante el mundo del tenis con un impresionante recorrido como LL llegando hasta octavos donde Roger Federer puso fin a su historia en el torneo a pesar de que llegó a ganarle incluso el primer set al suizo. Otros dos tenistas que también llegaron hasta cuarta ronda en un Grand Slam como LL fueron Stephane Robert en el Open de Australia 2014, John McCurdy en Wimbledon 1983 y Stanislav Birner en Roland Garros 1978.

En chicas, la única capaz de llegar hasta la cuarta ronda de un grande tras perder en la fase previa fue la argentina María José Gaidano, que como 137ª del mundo en el US Open del año 1993 llegó hasta los octavos del torneo neoyorquino, cuatro rondas más de lo que ella esperaba, antes de que Zvereva la apeara del cuadro.