Las chicas, la diana fácil de las críticas en España

Nuestras mejores tenistas no acudirán a la eliminatoria ante Francia y llueven las críticas hacia ellas, pero nadie se atreve a hacer lo mismo con los chicos.

La semana pasada en Belgrado con la Copa Davis ya hubo lío después de que nuestras mejores raquetas masculinas decidieran no acudir a la eliminatoria de cuartos de final ante Serbia. Conchita tuvo que hacer malabares y conformar un equipo lo más competitivo posible después de todas las renuncias que recibió. Sin tiempo a poder digerir la clara derrota que sufrimos y después de la petición de nuestra seleccionadora pidiendo un poco más de compromiso por parte de los jugadores, se presenta el equipo que nos intentará salvar ante Francia en Fed Cup y las tres mejores de nuestro país no están entre las convocadas.

Por supuesto, esto ha servido para que mucha gente, incluidos muchos periodistas, critiquen a las chicas ausentes, Muguruza, Suárez y Arruabarrena. Es una eliminatoria clave ya que si se pierde, España caería del Grupo Mundial el año que viene, con lo que eso supone. Imagino que eso habrá despertado la indignación de muchos y los palos hacia esas tres jugadoras no han dejado de sucederse en las últimas horas. Yo, casualmente, no vi las mismas críticas a los chicos que se bajaron de la Davis la semana pasada. Es probable que quizá sea más fácil criticar a las más débiles, en este caso, las chicas.

En este artículo no voy a criticar a ningún tenista por ausentarse de estas competiciones y por una sencilla razón: les entiendo y yo haría lo mismo. La Copa Davis y la Fed Cup es un formato que no ha evolucionado con el paso de los años. El circuito está súper cargado con constantes cambios de superficie y lo que eso supone para las articulaciones. No hay que asustarse en reconocer que a día de hoy, en pleno 2017, la Davis y la Copa Federación son dos competiciones devaluadas respecto a hace 30 años. Nadie las quiere jugar porque apenas se da dinero en comparación con los torneos oficiales y además, no da absolutamente ningún punto para el Ranking de cada circuito.

[getty:458693560]

Es normal, pues, que los mejores tenistas decidan pensar en lo que a ellos les afecta de verdad, que es su carrera individual. A cualquiera de ellos, lo que les importa es estar en las mejores condiciones para poder ascender en el Ranking y tener mejores cuadros y poder llegar a más rondas finales para sumar más puntos y optar a más títulos. Creo que de criticar a alguien, se debería criticar al modelo tan arcaico como mal organizado para que las cosas cambien y que no tengan que producirse bajas que arrastren polémicas tanto dentro de los equipos como por parte de los aficionados y la prensa.

Una forma de solucionar esto es que se sienten todos de una vez y fijen una serie de reglas que faciliten la presencia de los grandes. Descartando que se juegue una vez al año, tipo Mundial por grupos, porque esto supondría la bancarrota de decenas de Federaciones, la principal medida que deben hacer es que las eliminatorias se jueguen bajo la misma superficie que el circuito tiene en ese momento. Por ejemplo, en cuartos, debería ser obligatorio poner tierra batida. Así nadie puede decir que le rompe la preparación para la gira que está por venir. También, deberían dar puntos por pasar de ronda. Pero puntos de verdad, no lo que daban hace un par de años. Por ejemplo, si se pase a cuartos, 100 puntos a cada uno del equipo. Por pasar a semis, 200 y si se gana la final, 400. Eso animaría la presencia de muchos tenistas Top y aliviaría un poco a los seleccionadores, que se encuentran en una situación más que complicada.

[getty:459456130]

Mientras los modelos de Copa Davis y Fed Cup sigan sin cambiar, estas ausencias seguirán dándose y muchos aprovecharán para seguir criticando a los tenistas por borrarse de jugar por su país. No digo que no deban hacerlo, pero creo que deberían primero ponerse en la situación de cada uno de ellos para entender esa decisión ya que algunos de ellos no se encuentran al 100% y arrastran problemas físicos y luego, también, deberían tener la valentía de reprocharle algo a todos por igual y no fijarse únicamente en las chicas porque simplemente es la diana más fácil.

No veo justo que digan que no se le puede decir nada a los chicos de la Davis porque son quienes son y han ganado lo que han ganado, y en cambio, muchos otros ataquen a las chicas sin piedad. Ya sabemos que cuesta mucho el jugar una competición que trae más quebraderos de cabeza que alegrías, pero usemos mejor esa energía para trabajar juntos en un posible cambio de modelo y no en pegarle palos a los más débiles sin saber todo lo que hay detrás.

Comentarios recientes