¿Cómo superar la virginidad en tierra? El método Henman

¿Cómo jugar en tierra batida si nunca lo hiciste? Dan Evans tratará de emular el juego y el éxito de Tim Henman en arcilla cuando se mida a Francia en la Copa Davis.

El concepto 'especialista' en una superficie en el tenis actual está básicamente enterrado, obsoleto, no concuerda con la realidad de casi ningún jugador. Pero todavía existen curiosos casos de tenistas que se mantienen ajenos a ciertas superficies. No ya a la pista dura, universal para todos, pero sí en cuanto a esa vieja antagonía entre la hierba y la tierra. Es el caso del británico Dan Evans, que este próximo fin de semana se estrenará sobre polvo de ladrillo al máximo nivel. Nunca jugó a nivel ATP sobre esta superficie y tendrá que hacerlo ni más ni menos que en Copa Davis, al mejor de cinco sets y en suelo francés. Casi nada. Sin embargo, la primera raqueta británica en Rouen tiene un importante referente en el que reflejarse, el de Tim Henman, que con un juego diametralmente opuesto al de la tierra, pudo hacer semifinales en Roland Garros en 2004.

La baja de Andy Murray ha obligado a los campeones de 2015 ha recurrir a un tenista que ha comenzado 2017 en plena forma, llegando a cuarta ronda en Australia y final en Sídney. Evans ha brillado con un tenis alegre, variado, pleno de técnica, muy cerebral. Pero un tenis que hasta el momento solo se ha acoplado a las pistas rápidas. El de Birmingham no ha pisado la arcilla aún a sus 26 años en el circuito ATP. Puede sorprender pero el británico se ha movido hasta hace bien poco por el circuito Challenger, donde casi siempre hay opciones de jugar en pistas rápidas. En Gran Bretaña la tierra batida existe tan poco casi como en España la hierba. Todavía en pleno siglo XXI. Evans ha podido evitar el polvo de ladrillo hasta ahora, pero la llamada de su país para la Copa Davis le va a obligar a explorar nuevos horizontes.

Por suerte para Dan y su capitan Leon Smith, los británicos tienen un excelente referente de cómo se puede superar la aversión a la tierra, la inaptabilidad. Tim Henman es la solución. El de Oxford, reconocido por su académico tenis de saque y volea con el que llegó en innumerables ocasiones a los cuartos y también a las semis de Wimbledon, se atrevió a romper moldes y arribar a la penúltima ronda de Roland Garros 2004. Es verdad que no fue la edición más 'estándar' del torneo parisino, pero lo hecho por Henman allí fue algo admirable, teniendo en cuenta sus características.

[getty:664906870]

"Hemos visionado algunas partes de aquello", ha asegurado el capitán británico Leon Smith, como recoge Daily Mail. "Sabemos que Dan puede verse reflejado en la manera con la que jugaba Tim. Además le tiene mucho aprecio. Tim aportó una perspectiva realmente buena en cuanto a la actitud y la estrategia que se han de tener cuando desarrollas esa clase de juego", ha comentado.

¿Cómo jugar en tierra batida por primera vez? ¿Agresivo? ¿Con más paciencia? Evans responde: "El equipo de entrenadores me han ayudado a seguir jugando a mi manera, la que juego en pista dura. Tengo que mantener el estilo agresivo y no caer en la trampa de ser demasiado defensivo", ha dicho Evans, que perderá su virginidad en tierra batida el viernes ante Jéremy Chardy. Veremos qué tal sale esa primera vez para el británico.

Comentarios recientes