ATP 2016: Decepciones del año

Algunos jugadores han rendido claramente por debajo de su nivel en este 2016 y no han cumplido las expectativas creadas. ¿Quiénes son?

La temporada 2016 ya es historia e historia del 2016 es desde luego el desalentador nivel ofrecido por algunos de sus protagonistas que deberán ponerse las pilas en 2017 si quieren reverdecer viejos laureles. Algunos nombres ilustres y otros que no lo son tanto pero que estaban llamados a serlo esta temporada y que se han quedado en un simulacro. Vamos con las cinco principales decepciones del 2016 en el circuito masculino.

David Ferrer

El incombustible tenista alicantino ha perdido claramente fuelle en este 2016. Ha visto interrumpida una tremenda racha y es que acumulaba seis temporadas consecutivas dentro del club de los 10 mejores del mundo a final de año. No se quedaba fuera del top 10 desde 2009. Su posición 21º es de hecho la peor al cerrar un curso tenístico desde el año 2004, cuando terminó en el puesto 49º. Por tanto, durante 11 años, Ferrer ha estado siempre a final de temporada entre los 20 mejores tenistas del mundo.

Y eso que había comenzado el año con buenas sensaciones y demostrando que le quedaba gasolina para rato en una temporada en la que cumplía 34 años. Hizo unos cuartos de final en Australia que no se vieron respaldados posteriormente con resultados de similar calado. La gira de tierra fue muy discreta y peor aún fueron sus guarismos en hierba y pista dura durante el verano. Se estrelló en bastantes semifinales durante la temporada, hasta seis. Por primera vez desde 2009 se queda sin levantar un título el de Jávea, pero es que además, desde 2004 no se quedaba sin pisar la final de un torneo ATP. Llevaba 11 temporadas al hilo siendo al menos finalista. Asombroso. Los problemas físicos han tenido mucha culpa en el rendimiento de Ferrer que le han lastrado también desde un punto de vista mental. Veremos si logra rehacerse en 2017 a sus ya 34 años.

Martin Klizan

Digna de estudio es la temporada que se ha marcado el zurdo eslovaco. Un jugador que ha registrado hasta 13 derrotas en primera ronda en el 2016. Ni una sola victoria en Grand Slams, tan solo 3 partidos de Masters 1000 disputados… En resumen, una temporada desastrosa, dado el nivel que puede ofrecer este tenista, al que la cabeza no siempre le funciona correctamente. Ahora bien, y esto es lo increíble, a pesar de tan horrorosos números en un año con un período de inactividad incluido por una lesión, el eslovaco ha sido capaz de ganar no uno, sino dos ATP 500. Lo dicho, digno de estudio. Salió campeón en Rotterdam tras salvar 8 bolas de partido durante el torneo y asimismo se impuso en Hamburgo, con bastante contundencia. Genio y figura Martin Klizan, aunque todos esperamos que sea más consistente y no solo un jugador de dos semanas al año.

Aleksandr Dolgopolov

Realmente pobre el curso tenístico 2016 que realizado el heterodoxo jugador ucraniano. Un tenista que siempre es motivo de atención en una pista de tenis por su juego imprevisible y original, pero que ha brillado muy poco esta temporada. La primera parte del curso fue aceptable, con algún buen triunfo como el cosechado ante David Ferrer en Acapulco, donde hizo semis, su mejor resultado a la postre. Poco más se puede decir. El verano ha sido calamitoso con seis derrotas consecutivas desde que ganó en la primera ronda de Washington. Con dos retiradas seguidas terminó 2016, más pronto de lo esperado, en el US Open. Deberá recuperarse físicamente para 2017 si quiere volver a deleitarnos con su tenis.

Kevin Anderson

El sudafricano se ha pegado un patinazo impresionante en 2016. A finales de 2015 lograba colarse entre los 10 mejores del mundo, si bien por una semana. Empezaba 2016 como la 12ª mejor raqueta del circuito masculino y con esperanzas de regresar a ese grupo de privilegio y mantenerse durante el curso. Nada más lejos. Tuvo problemas físicos desde el arranque del año pero una vez recuperado no supo volver al nivel del año anterior en el que se llegó a plantar en los cuartos del US Open tras cargarse a Murray y casi hace lo propio con Djokovic en Wimbledon al que le tuvo con dos sets a cero arriba. Ni una sola semifinal ha pisado el altísimo jugador de Johannesburgo en 2016, quedándose en los cuartos de Niza, Nottingham, Toronto, Chengdu y Estocolmo. Ha caído hasta el puesto 67 del mundo.

Ernests Gulbis

Lamentablemente empieza a ser un habitual en esta sección el tenista letón. Pero no por ello deja de ser decepción lo suyo. Parece que fuera ayer cuando el de Riga irrumpiera en el top 10 tras su impresionante camino hacia las semifinales de Roland Garros dejando en la cuneta a Federer y a Berdych por el camino. Ese fue prácticamente el punto y final del gran Gulbis que solo apareció por sorpresa en el Masters 1000 de Canadá de 2015 donde a punto estuvo de ganar a Djokovic. El resto una decepción tras otra. Apenas ha vuelto a ganar partidos en 2016, salvándose tan solo su actuación en París, donde se plantó en octavos. Ha buscado cambios en su rocambolesca derecha con la ayuda de Larry Stefanki, pero solo pudo jugar un partido tras ello. Perdió con claridad en Toronto y dijo adiós al resto de la temporada por lesión. Mayor incógnita que su posible rendimiento en 2017 no existe. Saldrá desde el puesto 151 de la clasificación. Qué pena.

¿Aportaríais alguna decepción más? ¿Jiri Vesely, Richard Gasquet, Lukas Rosol? ¡Decídnos!

Comentarios recientes