Rafael Nadal: “Me voy triste, pero la vida sigue"

El balear considera que “no se acaba el mundo” por haber perdido en octavos de final ante Lucas Pouille. "Esta derrota no me va a quitar el sueño”, tiró.

Nacho Mühlenberg | 5 Sep 2016 | 05.24
facebook twitter whatsapp Comentarios
En Puntodebreak encontrarás toda la actualidad y noticias de tenis, así como fotos de tenistas e información de los torneos ATP y WTA como los Grand Slam y Copa Davis.
En Puntodebreak encontrarás toda la actualidad y noticias de tenis, así como fotos de tenistas e información de los torneos ATP y WTA como los Grand Slam y Copa Davis.

Rafael Nadal llegó a la rueda de prensa visiblemente tocado por la dura y ajustada derrota ante el francés Lucas Pouille en el tiebreak del quinto set. A pesar de la eliminación inesperada en el Grand Slam neoyorquino, el tenista español avisó de que no buscará excusas para explicar el partido, y que se siente motivado, ilusionado y confiado por seguir compitiendo y logrando resultados.

"Esta derrota no me va a quitar el sueño, ni me voy con sensación de no llegar", explicó Nadal después de haber batallado durante más de cuatro horas en la pista central de Flushing Meadows y terminar cayendo por un resultado de 6-1, 2-6, 6-4, 3-6 y 7-6 (6). El partido, que se definió por detalles, pudo caer para cualquiera de los dos. "No he jugado mal, pero tampoco lo suficientemente bien para ganarle (…) Lo hice lo mejor que pude y uno no tiene obligación de hacer más si ya lo dio todo", reflexionó el nueve veces campeón de Roland Garros.

"He perdido, eso es lo importante. Este tipo de partidos (igualados) si los ganas te dan gran confianza, te sientes fuerte, (...) y si los pierdes parece que se acaba el mundo pero no es así. La vida sigue", siguió el zurdo. “Me molesta más irme de los torneos cuando uno siente que no está mal. Me sentía bien, me sentía preparado. Hoy he jugado con un rival que podía pasar (la derrota)”.

Nadal confesó que se fue tocado por la eliminación y destacó diferentes aspectos a mejorar en su tenis. “Me voy triste, no te voy a engañar. Creía que estaba preparado para llegar a rondas más importantes. El deporte es simple, se gana o se pierde. Hoy he perdido por varios motivos que tengo que mejorar. Vamos a trabajar para mejorarlos. No puedo sufrir tanto con el saque, tengo que sacar mejor. El drive tiene que ser más sólido (…), tiene que hacer daño a los rivales”, analizó.

Eso sí, Rafael quiso destacar que pese a llegar con nulos entrenamientos a los Juegos Olímpicos y agarrar sensaciones en Brasil, “mi nivel de juego ha sido alto después de venir de donde venía”, comentó.

Este US Open no hace más que motivar a Nadal, quien se ve "preparado para estar arriba" y lo deja "con mucha más confianza en la recuperación" que antes de competir en Nueva York.

Tras el análisis y la autocrítica, el balear no tuvo más que palabras de elogio para el francés Lucas Pouille: "Tiene potencial de estar en el top-5”.

Para cerrar, Nadal no quiere ni hablar de retiradas ni de apartarse del tenis, su verdadera pasión en esta vida. "No sé los años que me quedan; si uno, dos, tres o seis. Las cosas del futuro no se pueden predecir ni preparar. Tengo 30 años pero no me veo como para dejar de hacer lo que me gusta", explicó. "Creo que los años que me quedan los disfrutaré y los pelearé hasta que mi cabeza y mi físico me dejen hacerlo. Cuando llegue el día que se acabó, lo sabré, de eso estoy seguro”, cerró.